Tanto luchar para caer en brazos del Estado venezolano

Es realmente vergonzante, denigrante y grotesco asociar el nombre de Motilón y tantos otros,  a la caricatura de un gobierno como el actual.

Es realmente vergonzante, denigrante y grotesco asociar el nombre de Motilón y tantos otros, a la caricatura de un gobierno como el actual.


Ustedes tienen la osadía y el descaro de invocar la memoria de los caídos y asociarla a estos delincuentes políticos que se autodenominan “revolucionarios “


Pablo Hernández Parra
/ Soberania.org

Pablo_Hernandez_Parra_1A través de varios amigos y viejos camaradas  he recibido la invitación a participar en varios actos en torno a una supuesta reivindicación de la memoria de nuestros camaradas, compañeros y amigos. Hoy he recibido una invitación firmada por José Bonilla para un acto en homenaje a Jesús Márquez Finol “Motilón”. Les confieso, solo me invade una mezcla de tristeza y arrechera, cuando veo a viejos luchadores arriar las banderas de sus combates, sepultar sus sueños y prestarse al miserable juego y a la perversa campaña mediática de servir de máscara y comparsa de un gobierno de militares y políticos forajidos que nada tienen que ver con las luchas sinceras y los sueños de nuestros hermanos que cayeron en el pasado.

Este gobierno hoy levantan las banderas de la memoria de los caídos, con el solo fin de cubrir su pasado cómplice y continuador de los asesinos no solo de Motilón y de muchos otros cientos de camaradas, sino de los campesinos del Amparo, de Yumare, del Caracazo. Se pretende con estos actos darle una barniz de “izquierda” al gobierno  militar de turno que, como ninguno en la historia del país, ha servido con mas fidelidad y tesón a las compañías petroleras, entregándoles en PROPIEDAD una buena parte de los yacimientos petroleros y mineros del país al capital financiero internacional, con el cual han hipotecado a los venezolanos con una deuda eterna  en el preciso momento que se recibieron los más grandes ingresos petroleros.

No existe país en el mundo donde el capital anglo-sajón, chino, brasileño, ruso e incluso gobiernos extranjeros como el cubano, Iraní, chino o bieloruso tengan el control y la influencia no solo en nuestros recursos fundamentales, sino del mismo gobierno, como sucede con este gobierno de forajidos que hasta los humildes pemones que sometieron a una partida de su ejército, calificaron a su general estrella  de “representante y defensor de los intereses de la extrema derecha militar racista reaccionaria burgués”.

De dónde se deduce, en qué se basan, cuáles son los hechos, dónde están las ideas o los programas, que les permitan declarar que: “Con este homenaje iniciamos una serie de eventos que tienen que ver con la reivindicación de los héroes de los trabajadores en la lucha por el socialismo, que no podemos permitir que pasen al olvido,… para que no haya olvido de quienes fueron constructores directos de la revolución”. 

Cómo es posible que se asocie el nombre y la memoria de Motilón y de cientos de caídos en el pasado con esta gigantesca estafa histórica, con este descomunal engaño llamado “revolución bolivariana o socialismo del siglo XXI”, nombre y máscara que usan estos militares y lumpen político cuando se llenan la boca con la palabra revolución, para robar a nombre de ella. Qué tiene que ver este vulgar gobierno bonapartista y populista  dirigido por militares encabezados por un caudillo, basado en un fósil histórico como es el Capitalismo de Estado, “con una transición al socialismo”  o tan siquiera como con el inicio de una” revolución”.

Es realmente vergonzante, denigrante y grotesco asociar el nombre de Motilón, de Américo, Noel, Pancho Alegría, Fernando Vera,  Livia, Nicolás Hurtado o Argimiro y tantos otros,  a la caricatura de un gobierno como el actual, donde ni siquiera necesitan de la presencia del caudillo y como en cualquiera monarquía, mandan los delfines y herederos del trono, que son los únicos que hablan y reciben órdenes directas del supremo líder en su lecho de enfermo. A ese grado ha descendido el ejercicio de poder en Venezuela, a ese nivel se ha degradado la política y Uds., que enfrentaron a estos militares, a este Estado, a este ejército y sus policías, tienen la osadía y el descaro de invocar la memoria de los caídos y asociarla a estos delincuentes políticos, que se autodenominan “revolucionarios “.

Se cumple con exactitud aquellas palabras de Lenin en el preciso momento que los obreros rusos intentaban iniciar la revolución socialista, que luego resultó simplemente desfigurada y traicionada. Decía el revolucionario ruso:

“Ocurre hoy con la doctrina de Marx lo que ha solido ocurrir en la historia repetidas veces con las doctrinas de los pensadores revolucionarios y de los jefes de las clases oprimidas en su lucha por la liberación. En vida de los grandes revolucionarios, las clases opresoras les someten a constantes persecuciones, acogen sus doctrinas con la rabia más salvaje, con el odio más furioso, con la campaña más desenfrenada de mentiras y calumnias. Después de su muerte, se intenta convertirlos en iconos inofensivos, canonizarlos, por decirlo así, rodear sus nombres de una cierta aureola de gloria para ‘consolar’ y engañar a las clases oprimidas, castrando el contenido de su doctrina revolucionaria, mellando su filo revolucionario, envileciéndola.

En semejante ‘arreglo’ del marxismo se dan la mano actualmente la burguesía y los oportunistas dentro del movimiento obrero. Olvidan, relegan a un segundo plano, tergiversan el aspecto revolucionario de esta doctrina, su espíritu revolucionario. Hacen pasar a primer plano, ensalzan lo que es o parece ser aceptable para la burguesía. Todos los socialchovinistas son hoy -¡bromas aparte!- ‘marxistas’. Y cada vez con mayor frecuencia los sabios burgueses alemanes, que ayer todavía eran especialistas en pulverizar el marxismo, hablan hoy ¡de un Marx ‘nacional-alemán’ que, según ellos, educó estas asociaciones obreras tan magníficamente organizadas para llevar a cabo la guerra de rapiña!” (Lenin, El Estado y la Revolución)

Estas palabras parecieran estar escritas para describir la situación de hoy en Venezuela, donde una izquierda y unos “revolucionarios” se han prestado para el mayor envilecimiento, degeneración y manipulación  que han sufrido  nuestras ideas, principios y programa comunista. Hoy Marx y el marxismo, son bolivarianos, nacionalistas, adoradores de Cristo, defensores de la muerte. Bolívar un líder de la oligarquía esclavista de los Mantuanos es presentado como socialista y sobre todo demócrata. El socialismo científico y la defensa intransigente de la ciencia se han sustituido por las oraciones, ritos religiosos y paganos para implorarle a un dios que salve a un enfermo.

La enésima devaluación que sufre el bolívar, es hoy una medida para “ayudar y mejorar el nivel de vida del pueblo”. Supuestamente  se ha reducido la pobreza en Venezuela, pero ha aumentado la criminalidad entre los pobres y 180.000 homicidios en trece años nos habla por sí solo de esta “consecuencia o daño colateral” por superar la pobreza. Les expreso que para mí, como para muchos de nosotros,  a nuestra edad,  no nos vendemos por un bozal de arepa, no nos arrodillamos ante la bota de un militar, no estamos sometidos al “crucial” dilema de elegir entre  Maduro o  Diosdado, ante la inevitable desaparición del caudillo. Vivimos de nuestro trabajo y no de un puesto público, o  de una beca o de  una pensión que le cobramos al Estado venezolano por “luchar contra él”.

En fin, ratificamos  en nombre de nuestros hermanos caídos que las causas que nos llevaron a la lucha armada por el socialismo, por una nueva sociedad,  hoy más que nunca siguen vigentes en Venezuela y en el mundo, y por lo tanto para nosotros LA LUCHA CONTINUA, CONTRA TODOS LOS ESTADOS Y SUS GOBIERNOS, CIVILES O MILITARES, DE “IZQUIERDAS O DE DERECHA, DIRIGIDO POR CHAVEZ O CAPRILES. No olviden, ni  engañen a propios y extraños haciendo creer que  este es un  gobierno “revolucionario y socialista” cuando Uds. saben muy bien que es la  expresión política del Estado venezolano, representante de los intereses de las clases dominantes del país, las mismas que lo controlan desde la llegada de los europeos hace más de 500 años: los propietarios de los medios de producción fundamentales.

¿SE LES OLVIDO  LA LUCHA DE CLASES? 

¿SE LES OLVIDO QUE EL IMPERIALISMO ES UN SISTEMA GLOBAL DE DOMINACION POLITICA Y ECONOMICA, CON SUS REPRESENTANTES Y TESTAFERROS NACIONALES?

¿SE LES OLVIDO EL PAPEL DE LOS MONOPOLIOS PETROLEROS?

¿SE LES OLVIDO QUE QUIEN PONE EL DINERO, PONE LAS CONDICIONES?

¿SE LES OLVIDO QUE LOS PATRONOS CONTROLAN LA PROPIEDAD, PERO TAMBIEN EL ESTADO?

Pero sobre todo no olviden que:

“Los hombres han sido siempre, en política, víctimas necias del engaño ajeno y propio, y lo seguirán siendo mientras no aprendan a descubrir detrás de todas las frases, declaraciones y promesas morales, religiosas, políticas y sociales, los intereses de una u otra clase.” (V. I. Lenin, Tres fuentes y tres partes integrantes del marxismo)

Artículos anteriores de Pablo Hernández ParraE-mailnicolparra5718@yahoo.com.ve

Leave a Comment


− 1 = tres