Aún con petróleo a $98 el gasto superó el ingreso de divisas

A pesar de los altos ingresos petroleros la economía venezolana se encamina hacia un período de menor crecimiento.

A pesar de los altos ingresos petroleros la economía venezolana se encamina hacia un período de menor crecimiento.


El país cerró el cuarto trimestre de 2012 con déficit en la cuenta corriente


Víctor Salmerón
/ El Universal

Históricamente altos precios del petróleo significan elevados ingresos de divisas que permiten cubrir holgadamente los pagos en dólares que tiene que hacer el país por conceptos como importaciones, viajes y transporte de mercancías, entre otros, pero el desajuste en el que cayó la economía es de tal magnitud que en el cuarto trimestre de 2012 hubo déficit. A pesar de que el precio del petróleo se cotizó en el elevado promedio de 98 dólares el barril y el país recibió por exportaciones 24 mil 626 millones de dólares, los gastos, principalmente por importaciones, fueron de tal magnitud que la cuenta corriente de la balanza de pagos cerró el cuarto trimestre del año pasado con un déficit de 598 millones de dólares.

El Banco Central explica que la principal causa del déficit es el incremento de 33,9% en las importaciones al contrastar el cuarto trimestre de 2012 con el mismo período de 2011. Las importaciones se ubicaron en 17 mil 841 millones de dólares y al restar esta cantidad del ingreso de divisas tan solo quedaron disponibles 6 mil 785 millones de dólares para cancelar el resto de los compromisos en divisas, monto que resultó pequeño. “El déficit de 598 millones de dólares en cuenta corriente obedece a una reducción de 29% en el saldo del comercio de bienes”, señala el Banco Central en su último informe.

Para cubrir el déficit el país tuvo que recurrir al endeudamiento o disminuir el saldo de las reservas internacionales y si bien no se trata de un monto desmesurado es la primera vez que Venezuela sufre un desequilibrio de este tipo en medio de un ciclo de altos precios del petróleo. José Guerra, ex gerente de investigaciones económicas del Banco Central, precisa que “hasta ahora Venezuela solo había tenido déficit de cuenta corriente cuando ocurre un descenso de los precios del petróleo como en 2001 y 2008-2009 cuando la crisis internacional golpeó la cotización de la cesta petrolera del país, este déficit con el petróleo prácticamente en 100 dólares es inédito”.

Agrega que “esto se explica porque en medio de la campaña electoral el Gobierno gastó mucho más de lo que podía. El aumento del gasto elevó la demanda y como no hay suficiente oferta no queda otra salida que aumentar las importaciones hasta niveles récord”. El aumento desmesurado en el gasto y el déficit de cuenta corriente condujo a la devaluación de la moneda en febrero de este año. El incremento en el gasto no podía cubrirse con el ingreso petrolero y la recaudación del Seniat, mientras que el aumento de la deuda comenzó a emitir señales de alarma, por lo tanto, la devaluación se convirtió en la salida mágica para obtener más bolívares por cada petrodólar y así disminuir el desequilibrio en las cuentas que había alcanzado la magnitud récord de 18% del PIB.

Además, en teoría, la devaluación ayuda a frenar el ritmo de las importaciones porque el dólar se hace más caro, pero todo indica que este no será el caso. Las autoridades devaluaron deslizando el tipo de cambio oficial desde 4,30 bolívares por dólar hasta 6,30 pero a este precio el billete verde sigue estando muy barato. “Al devaluar frenas el ritmo de las importaciones si realizas el ajuste completo, como este no ha sido el caso, el Gobierno recurre a la restricción en la entrega de divisas, es a través de este mecanismo como van a disminuir las importaciones”, dice José Guerra.

Otro factor a tomar en cuenta es que la devaluación no corrigió del todo el desajuste entre ingresos y gastos que tienen las cuentas públicas, por lo tanto, el Gobierno tendrá que aumentar los impuestos o recortar los desembolsos. En este entorno, todo apunta a que este año la economía venezolana, que creció 5,5% en 2012, se desacelerará y entrará en un ciclo de menor avance.

La fragilidad 

• En total durante 2012 las importaciones suman 59 mil 339 millones de dólares, el monto más elevado desde 1997 de acuerdo con las estadísticas del Banco Central.

• A la par que las importaciones se han disparado las exportaciones no petroleras han descendido y se ubican 32% por debajo del monto alcanzado en 1997.

• Al mismo tiempo la deuda ha crecido hasta 70% del PIB.

• El resultado es que el país se ha hecho más dependiente de la renta petrolera.

• El equilibrio necesita un barril sobre 100 dólares.

Leave a Comment


1 × seis =