La escasez en Venezuela es similar a la de un país en guerra

Problemas en la distribución y los controles de precios explican el faltante en los anaqueles.

Problemas en la distribución y los controles de precios explican el faltante en los anaqueles.


Roberto Rigobón, profesor del MIT, dijo que la disponibilidad de bienes de la cesta básica en Caracas es de 17%


Dulce María Rodríguez
/ El Nacional

Después de evaluar 182 países, Venezuela se situó en términos de escasez en la misma posición de un país en guerra o de los que han padecido una catástrofe natural, según un estudio realizado para las Naciones Unidas, citó Roberto Rigobón, profesor del MIT, Massachusetts Institute of Technology. En el foro Perspectivas 2013, organizado por el IESA, Instituto de Estudios Superiores de Administración, el docente señaló que en Caracas sólo se encuentra 17% de los productos de la cesta básica de alimentos. Agregó que las causas de la escasez aluden a problemas en la distribución y a los controles de precios que impone el Gobierno para reducir las ganancias de las empresas, pero el Ejecutivo tendría que considerar también que tiene una incidencia en el bienestar de la población.

Rigobón aseguró que fuera de las fronteras se percibe que los fantasmas de la prosperidad populista están afectando la economía venezolana. “Cuando los populistas mueren en el poder se crea una sensación de prosperidad que hace que el país sea ingobernable”. Afirmó que parte de la inestabilidad que padece el país es porque no hay disciplina fiscal ni monetaria. Con respecto a la economía mundial dijo que se proyecta una alta recuperación este año.

Subsidio costoso

Pedro Luis Rodriguez, profesor del IESA y otro de los ponentes, recordó que el último aumento en el precio de la gasolina fue en el segundo gobierno de Rafael Caldera, en 1996, y que el subsidio al combustible fue de 16 millardos de dólares en 2012, lo que supone 550 dólares por venezolano al año. “Gastamos más en el subsidio a la gasolina que en salud o educación”. A Pdvsa le cuesta 15 centavos producir 1 litro de gasolina y lo vende a 1,5 centavos por litro. Precisó que se debería aumentar en 900% el precio de venta para que la empresa cubra apenas los costos de producción. Indicó que anualmente se pierden 5,8 millardos de dólares, y destacó que cualquier incremento en el precio ayudaría significativamente a Pdvsa a mejorar su flujo de caja.

Faltan medidas

El economista José Manuel Puente se refirió al ajuste cambiario y su impacto en los diferentes sectores productivos. Explicó que la devaluación pudo haber generado tres o cuatro puntos del PIB, pero es insuficiente para incentivar la producción nacional y reducir la brecha fiscal. “La devaluación era inevitable. Ahora hacen falta medidas complementarias”, dijo Puente, y agregó: A finales de año podríamos ver nuevas medidas económicas”. Señaló que el BCV presentó cifras que muestran que la economía creció 5,6% y que el sector financiero ha sido el más favorecido con un crecimiento de 33,5%, seguido de 16,6% en la construcción, impulsado por la Misión Vivienda, 9,1% comercio y 1,8% en manufactura.

El también profesor recordó que en el país prevalece la economía de importación y poco se produce. “Es mejor negocio ser comercializador que productor de algo”, afirmó. Apuntó que las importaciones en 2012 fueron las más altas de la historia, 59,3 millardos de dólares, un nivel insostenible. Espera que este año se reduzca entre 10% y 15%. Mientras 96% de las exportaciones totales del país en 2012 fueron petroleras. El sector comunicaciones, en particular las telecomunicaciones, repuntaron 11,5% en los últimos 13 años, afirmó.

Puente mencionó que los sectores comercio, automotor, salud y alimentos se verán severamente afectados por la devaluación y la desaparición del Sitme. “Con el aumento del valor del dólar a 6,3 bolívares el Gobierno se debate entre reajustar los precios de los productos congelados, con lo cual aumentaría la inflación, o mantener el mismo precio, aunque estos impliquen escasez o desaparición de los rubros regulados”, expuso. El economista destacó que los venezolanos tienen que entender que la disciplina económica es fundamental para generar bienestar.

Añadió que el BCV ha transferido recursos al Fonden y se ha quedado sin mecanismos para actuar. El académico advirtió que sin una política fiscal expansiva y un mecanismo alternativo a Sitme para que fluyan las divisas, la economía tendrá recesión y alta inflación. Señaló que los especialistas proyectan que la economía venezolana podría crecer entre 0% y 2%, la inflación entre 28% y 30% y el Gobierno mantener una política fiscal expansiva ante un posible evento electoral.

Plan Siembra no alcanzó las metas 

Pedro Luis Rodríguez, experto en petróleo, recordó que el Plan Siembra 2005-2012 no logró la meta de aumento de producción, refinación y exportación que se planteó el Gobierno. De los 3,22 millones de barriles que se producían en 2005, la capacidad de refinación disminuyó 45% y las exportaciones descendieron 7,5% con respecto a ese año, en particular después de la explosión en la refinería de Amuay. Destacó que el índice de producción de los países petroleros ha aumentado, de manera excepcional en el caso de Brasil, pero no ocurre así en Venezuela que se redujo 8%.

Rodríguez explicó que el Plan Siembra 2013 proyecta aumentar en 95% la producción, refinación y exportación, lo que supone un incremento de 400.000 barriles diarios. Para alcanzar las metas se requiere una inversión de 20 millardos de dólares en 6 años, pero Pdvsa no cuenta con los recursos. Destacó que es indispensable la participación de empresas privadas para impulsar el desarrollo. Para este año Rodríguez prevé una mayor coerción en el sector petrolero, más pragmatismo en la toma de decisiones y más flexibilidad para establecer alianzas con socios privados. Considera además que se postergarán las inversiones cuantiosas.

Leave a Comment


8 × = setenta dos