Sabbagh: “Paros laborales quebraron a Ferrominera”

Las pérdidas diarias son de 18 millones de dólares.

Las pérdidas diarias son de 18 millones de dólares.


De continuar la protesta, la planta de pellas de Sidor se parará el martes y dejará de suministrarle materia prima a las briqueteras


Clavel A. Rangel Jiménez
/ El Nacional

Las briqueteras Orinoco Iron, Venprecar y Comsigua paralizaron operaciones por el corte del suministro de mineral de hierro que desde el lunes mantienen los trabajadores de Ferrominera Orinoco. El presidente de la procesadora de mineral, Radwan Sabbagh, señaló que de continuar el conflicto la planta de pellas de Sidor, que surte a toda la industria ferrosiderúrgica, el martes tendrá que detener también su fábrica. Aunque calificó de “muy justo” el reclamo de los trabajadores, criticó la radicalización de la exigencia con la paralización de los despachos. “Esto trae consecuencias muy graves”, advirtió en compañía de los presidentes de Comsigua, Orinoco Iron y gerentes de la industria. La contingencia se hace más grave por la paralización de la planta de pellas de Ferrominera.

Hace un mes una falla en un transformador obligó a sacar de servicio la producción y, en consecuencia, Sidor ha tenido que cargar con el suministro de la materia prima para toda la industria. Sabbagh indicó que la estocada ha sido la paralización del despacho que va al mercado internacional, alrededor de 30% de la producción, con lo que se han mantenido operativos en los últimos meses. “El hecho de haber perdido los embarques de esta semana, significa para los trabajadores de Ferrominera la no cancelación de la nómina por falta de dinero. Lo que quiero decir es que este paro ha quebrado a la empresa, lo digo muy responsablemente, este junto con otros paros más”, dijo a la vez que precisó que las pérdidas diarias son de 18 millones de dólares.

Diálogo abierto 

Aunque 70% del mineral, según Radwan Sabbagh, va al mercado nacional, la capacidad de pago de la industria estatal es muy baja. Sólo Sidor debe 1,48 millardos de bolívares. En ese panorama, el presidente de Ferrominera aseguró haberse comprometido a amortizar parte de los pasivos laborales, los cuales -calcula- rondan 1,7 millardos de bolívares, 68% de las cuentas por cobrar de la estatal en el mercado nacional.

Señaló que el 16 de febrero acordó con el sindicato pagar una fracción de los pasivos conforme las briqueteras cancelaran. Con parte de los aportes, dijo, logró pagar el beneficio de la caja de ahorro y a algunos proveedores que surten el abasto que brinda el servicio de alimentación al personal. Sin embargo, la protesta se extendió a toda la planta con exigencias como el pago de un bono de 40.000 bolívares por el retraso en la discusión del contrato, prestaciones sociales, caja de ahorro y pago de los domingos como feriados.

Sobre estos puntos, la posición de los trabajadores del área de ferrocarril, hasta ahora, es inamovible. Exigen que mientras no tengan la totalidad del monto adeudado en sus cuentas, no levantarán la huelga. Sabbagh sostuvo que está dispuesto al diálogo y dejó entrever que detrás de la protesta hay otros intereses que ya fueron reportados al ministro de Industrias, Ricardo Menéndez, y al presidente de la CVG, Rafael Gil Barrios. Por ahora, evalúan activar la cláusula “fuerza mayor” prevista en los contratos de venta de mineral. La medida blinda a la empresa de posibles demandas de los clientes por el incumplimiento en la entrega del producto.

Leave a Comment


siete + 6 =