“Si me matan, los indígenas se van a alzar en la Sierra de Perijá”

En declaraciones a una entrevista, en mayo de 2012, señaló que era blanco del acoso, la persecución, de muerte de familiares y de amenazas por defender los derechos de la comunidad en su territorio ancestral.

En declaraciones a una entrevista, en mayo de 2012, señaló que era blanco del acoso, la persecución, de muerte de familiares y de amenazas por defender los derechos de la comunidad en su territorio ancestral.


El cacique se convirtió en Latinoamérica en una de las figuras más emblemáticas del combate y la resistencia indígena


La Verdad

“Me acusan de malandro, de guerrillero, cuatrero, solo porque lucho por mis territorios (…) me atacan desde el Ministerio de Pueblos Indígenas porque soy el único yucpa que quedó luchando fuertemente por su territorio y yo no me dejo llevar de nadie”, dijo Sabino Romero en una entrevista otorgada a Indira Carpio y a Ernesto J. Navarro para su programa La Brújula del Sur en mayo de 2012, la cual fue publicada después por Aporrea.org en su portal.

Según la comunicadora social, Romero se convirtió en Latinoamérica en una de las figuras más emblemáticas del combate y la resistencia indígena. En sus declaraciones a Carpio señaló que era blanco del acoso, la persecución, de muerte de familiares y de amenazas por defender los derechos de la comunidad en su territorio ancestral. “Si me matan, los indígenas se van a alzar en la Sierra de Perijá”.

Las exigencias del cacique no variaron. Aseguró que eran las mismas desde hace más de 30 años. “Queremos que resuelvan urgentemente la demarcación de nuestra tierra, que nos den la propiedad colectiva para los territorios yucpas. Que paguen las bienhechurías, si es que el Gobierno decide pagar”.

El cacique aseguró durante toda la conversación que a él lo persiguen porque era muy fuerte. “Los otros caciques fuertes ya han muerto. No soy fuerte para pelear a fuerza de plomo, “Si me matan, los indígenas se van a alzar en la Sierra de Perijá” sino a fuerza de palabra”. “Si me matan, los indígenas se van a alzar en la Sierra de Perijá”.

La promesa 

El presidente Hugo Chávez en agosto de 2008 instó a los funcionarios del Gobierno, a la Fuerza Armada a demarcar las tierras y proteger a la comunidad yucpa. “Espero que yo no tenga que irme para allá. Espero que el ministro del Interior y las autoridades a las que he remitido solucionen el problema”. Hasta la fecha la problemática no está resuelta. Romero insinuó en que el Gobierno había asignado “250 millones para pagar las bienhechurías de las haciendas”, pero ese dinero nunca llegó a la Sierra de Perijá. “El presidente Chávez no tiene la culpa, pero yo creo que se roban el dinero de los yucpas”.

Leave a Comment


cuatro − 1 =