¿Misión Soldado?

Se beneficia a la llamada Milicia Nacional Bolivariana, que por la vía de la Ley no puede entrar a formar parte de la seguridad social de la  FAN a menos que se reforme la Constitución.

Se beneficia a la llamada Milicia Nacional Bolivariana, que por la vía de la Ley no puede entrar a formar parte de la seguridad social de la FAN a menos que se reforme la Constitución.


¿Por qué inventar la Misión Soldado y no aprobar una Ley de Seguridad Social para la Fuerza Armada Nacional como ordena la Constitución?


Rocío San Miguel
/ Tal Cual

¿Por qué inventar la Misión Soldado y no aprobar una Ley de Seguridad Social para la Fuerza Armada Nacional como ordena la Constitución? Simple:

1) Con esta fórmula, queda a la discreción de los superiores, en el caso de los militares activos, la mayoría de los beneficios a otorgarse.

2) En el caso de los militares retirados quedan excluidos con esta fórmula de los recursos del Estado, que le corresponden por una vida de servicio a la patria.

3) Se beneficia a la llamada Milicia Nacional Bolivariana, que por la vía de la Ley no puede entrar a formar parte de la seguridad social de la Fuerza Armada Nacional (FAN) a menos que se reforme la Constitución.

El Sistema actual de Seguridad Social de la FAN se encuentra anclado en una Ley de la IV República. En esta conquista no participó la llamada Revolución Bolivariana. En efecto, Oficiales, Oficiales Técnicos profesionales y Tropa Profesional de la FAN, así como sus familiares inmediatos, reciben algunos beneficios sociales garantizados por la Constitución, gracias a una Ley de 1995 que debe reformarse y adecuarse con urgencia de acuerdo a un criterio de progresividad social.

Una reforma que legalice el goce de derechos conquistados a lo largo de estos últimos 60 por los militares, derechos que lamentablemente no se extienden uniformemente a todos a lo largo del escalafón de grados y clases de la estructura institucional. Una injusticia que se comete porque todavía pervive la corrupción y el “pupilazgo”, vicios que son herencia de la IV República, perfeccionados en la V, a lo que se une con fuerza el elemento de la “partidización”, que exige a un efectivo militar la condición de autoproclamarse “socialista” para el acceso a los créditos o prestamos por ejemplo.

En Venezuela el 70% o más de la familia militar carece de vivienda propia, siendo la vivienda en guarnición un bien escaso que casi puede ser catalogado de milagro para la mayoría de los efectivos. A pesar de ello, según datos de la Memoria y Cuenta del Ministerio de la Defensa en 2012, solo 57 créditos hipotecarios fueron otorgados por el Instituto de Previsión Social de la FAN (IPSFA) para la adquisición, construcción o remodelación de viviendas por un monto global de Bs. 16.687.755,05. Una cifra similar ha caracterizado los años precedentes.

Con estos números está claro que el factor humano de la FAN y su seguridad social no es ni ha sido una prioridad para la Revolución. Tampoco lo ha sido para los mandos que han dirigido la institución. Esta semana Maduro ha presentado por segunda vez la Misión Negro Primero. Nada nuevo bajo el sol. Es un simple aumento del que a esta hora se desconoce su incidencia, y promete la activación de tres fondos que ya existen con otros nombres y nos son universales para todo el personal, esquivando en definitiva la aprobación de una reforma a la Ley que eche las bases de la seguridad social para familia militar venezolana.

Leave a Comment


8 + = nueve