Nuevo libro de Enrique Contreras: La ideología disfrazada de utopía

La palabra UTOPÍA sigue representando la bandera de la subversión, la bandera por la emancipación de los pueblos.

La palabra UTOPÍA sigue representando la bandera de la subversión, la bandera por la emancipación de los pueblos.


Pronto en kioscos y librerías


Enrique Contreras
/ Soberania.org

Enrique_Contreras_Ramirez_1A lo largo de los tiempos históricos, la humanidad siempre ha soñado con un mundo que desaparezca la pobreza y la miseria, la desgracia de la injusticia social, la represión del que domina en esas relaciones de poderes perversas, el hambre y la violencia –entre otros aspectos.

Sócrates, Platón, Aristóteles –entre otros- desde tiempos atrás escribieron, dialogaron y discutieron acerca de cómo crear la sociedad linda, pulcra y agraciada. Éste siempre ha sido el pensamiento predominante de todos los tiempos históricos. La construcción filosófica y hasta mítica, por un modelo social justo y en igualdad de condiciones para todos sus integrantes ha sido la aspiración que siempre se ha manifestado en todas las culturas del ayer y del hoy y con especial interés, cuando se observan épocas difíciles y críticas.

La propia historia nos describe y sobre todo en la Edad Media, de cuentos y leyendas nacidas del seno del propio pueblo, aspirando vivir en un modelo social y económico perfecto, cuentos y leyendas que surgían del imaginario popular donde añoraban un lugar, un espacio, un sitio carente de sufrimiento y desde luego, poder disfrutar de los placeres que se hallaban por doquier. Es así, como poco a poco, la imaginación popular le va dando cuerpo a eso que Tomás Moro va llamar UTOPÍA (1516), su obra se centra y se refiere a imaginarse un espacio muy hermoso donde todos los ciudadanos eran felices ubicado en ningún lugar.

Enrique_Contreras_Ramirez_Libro_2

En fin, dentro de éste caleidoscopio de sueños y esperanzas en aras de reivindicar a la humanidad, la palabra UTOPÍA siempre ha sido la muestra de la cotidianidad histórica, que busca plantearse las diferentes alternativas a los problemas sociales, económicos y políticos de las sociedades que forman parte de nuestro mundo.

De allí, que la UTOPÍA sea inmensamente subversiva para las relaciones de poder que siempre impone la clase que domina, esa UTOPÍA es parte de la identidad originaria de los pueblos, de esa condición natural que lleva la humanidad consigo: el amor, el sentimiento por la justicia social, la fraternidad, la solidaridad, la convivencialidad, la búsqueda del bien colectivo, el respeto a la condición humana, es ir permanentemente al encuentro de la perfectibilidad social en el marco de esa dialéctica de inventar nuevos caminos para la felicidad de la humanidad.

La palabra UTOPÍA sigue representando la bandera de la subversión, la bandera por la emancipación de los pueblos, sigue buscando el horizonte originario de la patria latinoamericana, sigue indagando caminos para la libertad y hoy más que nunca se torna peligrosa cuando los modelos civilizatorios conocidos hasta ahora, se derrumban, llámese capitalismo de Estado o capitalismo privado, pues sus ideologías disfrazadas de utopías, se les termina desmoronando sus máscaras ante la lucha permanente de los pueblos.

Leave a Comment

Complete la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.