La historia no contada del General Baduel

Raúl Isaías Baduel, es General en Jefe del Ejército de la República de Venezuela, en situación de retiro, Ex Ministro de la Defensa y Ex Comandante General del Ejército,  privado injusta e ilegalmente de su libertad por razones políticascdesde hace más de 4 años en la “Cárcel Militar de Ramo Verde”.

Raúl Isaías Baduel, General en Jefe del Ejército de la República de Venezuela en situación de retiro, Ex Ministro de la Defensa y Ex Comandante General del Ejército, está privado injusta e ilegalmente de su libertad por razones políticas desde hace más de 4 años en la “Cárcel Militar de Ramo Verde”.


Antecedentes necesarios relativos al caso del general Raúl Isaías Baduel, preso político del régimen del presidente Hugo Chávez


Defensa del General Raúl Isaías Baduel
* / Soberania.org

Raúl Isaías Baduel, es General en Jefe del Ejército de la República de Venezuela, en situación de retiro, con una exitosa carrera militar, culminada como Ex Ministro de la Defensa y Ex Comandante General del Ejército de Venezuela, restringido en sus libertades ciudadanas desde octubre de 2.008 y privado injusta e ilegalmente de su libertad por razones políticas, desde hace más de 4 años (2.009) en el Centro Nacional de Procesados Militares (CENAPROMIL) mejor conocido como “Cárcel Militar de Ramo Verde” en la población de Los Teques, en las afueras de Caracas, todo ello, como consecuencia de haber manifestado pública y sistemáticamente, aun antes de su entrega del Ministerio de la Defensa, su férrea posición de rechazo, en primer lugar, a las políticas del gobierno del Presidente Hugo Chávez, tendentes a la violación permanente y galopante de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela vigente, tendentes a la implantación en el País de un Régimen Comunista y Autoritario a la usanza cubana; y en segundo lugar, al desconocimiento de la voluntad popular posteriormente manifestada en el referéndum para la Reforma Constitucional que le dijo “NO” al Gobierno del Presidente Hugo Chávez, quien en vida, independientemente de esa manifestación del Soberano, procedió mediante una Ley Habilitante otorgada por la Asamblea Nacional afecta al Gobierno, a promulgar leyes inconstitucionales y desarrollar políticas tendentes a la abolición del Sistema Democrático y la sustitución de este, con la implantación de un Régimen Totalitario Comunista, mediante el desmontaje de la institucionalidad en todos sus órdenes, especialmente en las Fuerzas Armadas.

Nuevos Golpes de Estado en violación de la Constitución

Cabe destacar que luego del fallecimiento del Presidente Hugo Chávez el Régimen Chavista, ahora bajo el mando de sus adláteres, encabezados por Nicolás Maduro, presiden en la actualidad un ilegítimo Gobierno, producto de una serie de ilegales decisiones e interpretaciones torcidas y acomodaticias de la Constitución por parte del Tribunal Supremo en Sala Constitucional, que en connivencia con el resto de los Poderes Públicos Constituídos en su conjunto han cohonestado nuevamente, un Fraudulento Proceso Electoral, cuestión que se traduce, en nuevos y continuados “Golpes de Estado Constitucionales”, tendentes al desconocimiento de la verdadera voluntad del Pueblo Venezolano expresada en las urnas el reciente 14 de Abril del 2013;  continuándose así de esta manera día a día, con el fin del Sistema Democrático en Venezuela.

El Gobierno Chavista se apoya para ello, en los “mismos Poderes Públicos” e Instituciones que desde su llegada al poder hace 14 años, Hugo Chávez controló a su voluntad, conculcando y desconociendo la mayoría de los Derechos Constitucionales y Humanos de los Venezolanos, avanzando de manera progresiva en la total destrucción de la Institucionalidad en Venezuela en todos los ámbitos y estructuras de la Nación, así como en la politización y desmantelamiento de las Fuerzas Armadas, como institución garante de la Soberanía Territorial y la Paz dentro de la República supeditada al poder civil y no plegadas a parcialidad política alguna, lo cual como es lógico concluir, ha generado el caldo de cultivo ideal para un Régimen Dictatorial u Autoritario, cuyo único interés es el mantenerse “a cualquier costo” en el Poder, dejando a un lado las esperanzas y necesidades del Pueblo Venezolano, para así continuar con el desfalco y despilfarro de la riqueza de la República, en favor de intereses personales y de Países afines ideológicamente, atentando contra la soberanía nacional, como el caso vergonzoso de Cuba, todo lo cual ha generado la crisis económica, social y política que padece en la actualidad Venezuela.

El General Baduel, fue compañero de armas del fallecido Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la Academia Militar de Venezuela, llegando posteriormente en virtud de su amistad, a ser uno de sus más cercanos colaboradores dentro del Gabinete Ministerial, siendo su Secretario Privado, al inicio de su mandato.

El Distanciamiento

La entrañable amistad, que los unió, poco a poco se fue acabando cuando surgieron entre ellos desavenencias en torno al rumbo del País y a la intención del Presidente Hugo Chávez y su Gobierno de transformar a Venezuela en un apéndice de Cuba Comunista, y al ejercicio de una Política Internacional, conflictiva e inconveniente que todos los días aísla más a Venezuela en el ámbito internacional. Cabe destacar que el Gral. Baduel luego de conocer a Fidel Castro, de la mano de Hugo Chávez, fue vetado por el Régimen Cubano, y catalogado como hombre “no confiable” por su carácter institucional y leal a la Constitución y a los intereses supremos de la Republica. Razón está que lleva a Baduel a considerarse un preso de Fidel Castro también.

La Defensa de la Constitución y las Leyes

La Institucionalidad y el apego a los valores democráticos del General Baduel, quedaron demostrados cuando en el mes de Abril de 2.002, encabezó la Operación Militar “Rescate de la Dignidad Nacional” cuyo objetivo primordial era el restablecimiento del Orden Democrático y del Hilo Constitucional en Venezuela. Luego de esta Operación Militar, el Presidente Hugo Chávez retornó al Poder, conjuntamente con todos los Poderes Públicos y demás Instituciones de la Nación que habían sido “eliminados mediante Decreto Inconstitucional”, luego del Golpe de Estado.

La Historia “NO” contada

Tal y como ha afirmado, el General Raúl Baduel, dentro de los objetivos previstos en la Orden de Operaciones Militares, de la Operación Militar “Rescate de la Dignidad Nacional” llevada a cabo durante los sucesos del mes de Abril de 2.002, él estableció como lo más importante a ejecutarse en ese momento entre otros puntos lo siguiente:

1) Activación de un Tribunal Penal Militar que investigara los hechos que acontecían y que estableciera las responsabilidades “a todo nivel” por lo ocurrido en el País los días 11 y 12 de abril 2002. (Cabe destacar que el plan inicial de la Operación Militar contemplaba, que el Presidente de la República, luego de ubicado en la Base Naval de La Orchila, por la Comisión activada, debía ser trasladado a la Brigada del Ejército de la ciudad de Maracay en el Estado Aragua, para entrevistarse con el Gral. Baduel y con el Órgano Jurisdiccional Militar activado. No obstante ello, una vez a bordo de una de las aeronaves, a preguntas del Presidente Chávez, los oficiales militares a cargo de la Operación en los helicópteros informaron al Presidente Chávez las ordenes iniciales de llevarlo a Maracay. El Presidente Chávez, asumió el control de la situación y en su condición de Comandante en Jefe, cambió la ruta dando nuevas órdenes de dirigirse a Miraflores…)

2) Evitar derramamiento de sangre entre Hermanos de Armas y Venezolanos haciendo llamados a la Cordura;

3) El ingreso a Venezuela de los Observadores Internacionales (cuestión prohibida hasta entonces por el régimen);

4) La Realización del referéndum que prevé la Constitución “para medir la verdadera voluntad del Pueblo de Venezuela…”. (Subrayado por el suscrito).

El Gral. Baduel, ha dicho que no actúo para “rescatar al Presidente Chávez y devolverlo al Poder”, sino para restituir la Vigencia de la Constitución, y en tal virtud, también fueron restituidas en sus cargos todas las Autoridades Disueltas (Asamblea Nacional, Diputados Oficialistas y de Oposición; Gobernadores y Alcaldes Oficialistas y de Oposición; Fiscal General; Procurador General, Contralor General, Defensor del Pueblo, etc). Autoridades éstas que habían sido ilegal, e inconstitucionalmente depuestas por el Decreto Ilegal emitido por el Gobierno de Facto de Pedro Carmona.

El Detonante

Posteriormente, consciente de lo que pretendía el Gobierno del Presidente Hugo Chávez, al abandonar el Ministerio de la Defensa el General Baduel alzó públicamente su voz de alerta al País, (discurso de entrega del Ministerio) en julio del año 2007 y expresó su rechazo a la visión del Presidente de implantar en Venezuela un Gobierno Comunista, que suprimiría el régimen de libertades y sumiría a Venezuela en el atraso y la dependencia. Tras la alocución, el Presidente Chávez al abrazar al General Baduel para despedirse, le susurró en el oído una suerte de amenaza.

Baduel, comenzó a recorrer todo el País y el Exterior, para despertar la conciencia Democrática en todos los rincones de Venezuela, para que así los Venezolanos y el Mundo, se enteraran de las “verdaderas intenciones” del régimen del Presidente Chávez, de cambiar, no rasgos de la Constitución como cándidamente se planteaba inicialmente, sino “el peligro inminente de la implantación subrepticia de un régimen Comunista y el cambio abrupto de la forma Republicana de Gobierno”, y para que ello, “NO” se materializara en el referendo para la reforma de la constitución de diciembre de 2.007, denunció igualmente tal situación, como un “Fraude  Constituyente.”

La oposición a la propuesta gubernamental obtuvo la victoria, en diciembre de 2007, pero, a partir de ese momento por órdenes del Presidente de la República (quien además de ser el Comandante en Jefe de la Fuerza Armada, es según el ordenamiento jurídico penal militar “el principal funcionario de la Justicia Penal Militar según el Código Orgánico de Justicia Militar) se desató la persecución del General Baduel, y de sus allegados y familiares, abogados, llegando a escucharse por testigos que el Presidente dijo en privado: “…Ante la imposibilidad de fusilarlo, lo quiero preso…”, tal situación se materializo formalmente, cuando en un mitin político el Presidente Chávez, insto al Fiscal General Militar de entonces General Ernesto Cedeño, y refiriéndose a Baduel le dijo “..Ya tu sabes lo que tienes que hacer…”, amén de los coros propiciados por él en otros mítines que decían “Baduel te sale paredón…”.

Gestión transparente y apegada a la Legalidad

Tras su salida del Ministerio de la Defensa, el General Baduel, obtuvo los “Finiquitos de su Gestión y los Fenecimientos de Cuenta” instrumentos de carácter administrativo, emitidos por la Contraloría General de la República, por intermedio de la Contraloría General de las Fuerzas Armadas (apéndice en las Fuerzas Armadas). Con los mismos quedaba claro que la gestión del General Baduel y su equipo, desde el punto de vista administrativo al frente del Ministerio de la Defensa y de la Comandancia General del Ejército, habían sido impecables, y por tal razón le extendieron los finiquitos en cuestión, los cuales al transcurrir el lapso de Ley correspondiente sin que fueran objetados o rechazados, automáticamente quedaban “definitivamente firmes”. En otras palabras: operaba algo similar a la cosa juzgada  jurisdiccional pero en el ámbito administrativo.

Sin embargo, y pese a ello, de manera “SORPRENDENTE” el Ministro de la Defensa que sucedió al Gral. Baduel, (Gral. Gustavo Reyes Rangel Briceño) a inicios del 2.008, un mes después de la derrota del Gobierno en el Referéndum Constitucional de diciembre de 2.007, por instrucciones del Presidente Chávez ordenó la apertura de un ilegal proceso penal en la Jurisdicción Militar, por supuestas irregularidades en la Gestión de Baduel. Y de manera ilegal y violando todas las normas legales aplicables, no solo “desconocieron la existencia” de los finiquitos y los fenecimientos de cuenta, sino que además, sin una investigación previa que lo avalara, “SIN EXPEDIENTE”, detuvieron ilegítima y violentamente en su casa de habitación a uno de los miembros de la Gestión de Baduel, a quien agredieron en compañía de su esposa e hijas, tanto física, como psicológicamente, “inventando para ello un supuesto informe de inteligencia” en el que el ex habilitado (tesorero) de la gestión del General Baduel como Ministro de la Defensa, Teniente Coronel Hernán Medina Marval, supuestamente en el mes de octubre del 2007, lo habían visto salir de la sede del Ministerio con dos Bolsas Negras repletas de dinero en efectivo…  cabe decir que, además de lo absurdo de tal versión, ya para esa época el mencionado militar tenía “meses” de retiro, y nunca más había visitado la sede del Ministerio. Así comenzó la farsa.

Los Finiquitos dejaron de tener valor “para” Baduel cuando se pronunció contra el Gobierno

Como corolario a esto podemos comentar que los mencionados finiquitos y fenecimientos de cuenta de carácter administrativo se generan anuales, y en virtud de ello comprenden 2 semestres, en este caso, amparaban los años 2.006 y 2.007, ya que el General Baduel estuvo como Ministro de la Defensa un año, de julio a diciembre 2.006 y de enero a julio 2.007, por tal razón los finiquitos fueron colectivos, es decir contemplaban los últimos 6 meses de la Gestión del Almirante Maniglia (de enero a julio de 2.006) antecesor de Baduel en el Ministerio, y los últimos 6 meses (de julio a diciembre de 2.007) del sucesor del general Baduel, el Gral. Gustavo Reyes Rangel Briceño quien meses después siguiendo órdenes de Hugo Chávez ordenó insólitamente su persecución penal militar a sabiendas que era inocente. Desde ese momento se intensificaron las persecuciones, seguimientos, amenazas, amedrentamientos y hasta atentados en contra la vida del General Baduel, su familia, allegados y abogados por parte de los cuerpos de inteligencia del régimen Chavista.


Raul_Isaias_Baduel_1
La Detención

En virtud de ese amañado proceso, eL General Raúl Isaías Baduel fue restringido en sus libertades personales desde octubre de 2.008 con la imposición arbitraria e ilegal de medidas cautelares, luego de ser violentamente “secuestrado” en la ciudad de Maracay y trasladado a Caracas por funcionarios de inteligencia fuertemente armados (en 2 oportunidades), quienes no solo atropellaron físicamente al General Baduel, sino que arremetieron igualmente contra su familia (esposa e hijos menores) allí presentes, inclusive, en el segundo de estos operativos sin motivo que lo justificase, apuntaron cobardemente a la cabeza de su esposa para que él no opusiera resistencia, cuando fueron interceptados en las cercanías de su casa, siendo llevado nuevamente a Caracas e incomunicado en la Dirección de Inteligencia Militar (DIM),  hasta que finalmente a solicitud de la Fiscalía Militar, fue presentado ante los Tribunales Militares en “pijama” (no lo dejaron cambiarse) y privado injustamente de libertad el 3 de Abril de 2.009 por mismo el Juez Militar Primero de Control Mariano Mosquera Ugarte, que meses atrás octubre 2.008 le había acordado medidas cautelares (que nunca fueron incumplidas) recluyéndolo en la Cárcel Militar “Centro de Reclusión de Procesados Militares” CENAPROMIL.

El juicio se inició presuntamente al Comandante Medina Marval, pero todo apuntaba, a que el verdadero objetivo era el General Baduel y que todo era un “MONTAJE”

Se procedió de seguidas violando el debido proceso, el derecho al Juez Natural, así como todas las normas y modalidades de procedimiento que establece la Jurisdicción Penal Militar para estos casos, así como el Código Orgánico Procesal Penal, Leyes Especiales, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los Tratados y Pactos Internacionales.

En primer lugar, tratándose de un “presunto caso contra de Lesión Patrimonial a la Nación” por el “supuesto delito” de “sustracción de dinero y efectos de la Fuerzas Armadas”, debió conocer un Tribunal Penal Ordinario competente (natural) para ello (bajo la premisa de que el patrimonio de la República es único e indivisible). En segundo lugar, se violaron también las modalidades del Proceso Penal Militar previsto Código Orgánico de Justicia Militar prevén que “solo” La Corte Marcial de la República debe conocer en única instancia de las causas que se sigan a oficiales con el grado de Generales o Almirantes. (Artículo 593, ordinal 4° del COJM). Asimismo, se establece en dicho Código en el artículo 28° que, el principal funcionario de la Justicia Penal Militar, es el Presidente de la República en su condición de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas; igualmente, que el único funcionario del Ministerio Publico Militar facultado para llevar a cabo esos procesos contra generales o almirantes es el Fiscal General ante la Corte Marcial, comúnmente conocido como Fiscal General Militar. Es evidente entonces, que violándose la Ley, para humillar al General Baduel y sentar un precedente enviando “un mensaje” de terrorismo judicial al resto de los miembros de las Fuerzas Armadas y al País para evitar la disidencia, al General Baduel siendo INOCENTE y con pruebas falsas, lo procesó un Tribunal Militar de Control a cargo de un oficial subalterno, “un mayor”, y  por el Ministerio Público Militar “un teniente”, utilizándose el ámbito de la Justicia Penal Militar, para ello, porque ofrecía las condiciones idóneas para este abuso de poder. La obediencia, subordinación y la disciplina.

Finalmente, y de manera subrepticia, pese a la vigilancia de la Defensa, apareció en el expediente presentada acusación (a destiempo luego de cerrado el Alguacilazgo a las 10 PM) contra del Comandante Medina Marval, por los delitos de Sustracción de Fondos de las Fuerzas Armadas, Abuso de Poder, y Actos contra el Decoro Militar, pero con elementos de prueba “forjados”, “inventados”, alegando entre otras que se habrían adquirido bienes muebles e inmuebles con dinero de la Fuerza Armada, siendo el principal y falso testigo “un funcionario de la Inteligencia del Ejército” a nombre de quien (y de su entorno), curiosamente estaban “todos los inmuebles y las empresas dueñas de los mismos”.

Al Gral. Baduel no pudieron comprobarle ningún delito por cuanto todos los cargos eran falsos, ni pudieron atribuirle, ni propiedad de bienes inmuebles, ni de ninguna otra naturaleza, sin embargo, para justificar el descabellado proceso, “fue desconocida dolosamente” para ello, por parte de la Fiscalía Militar y de los Tribunales Militares, “la existencia de los finiquitos y los fenecimientos de cuenta que tenían todo su valor probatorio, estaban definitivamente firmes” y que en tal virtud dejaban claro que ese proceso no tenía razón de ser, ya que “NO SE HABIA COMETIDO DELITO ALGUNO, la misma suerte corrieron los argumentos irrefutables de la defensa relativos a la nulidad absoluta del proceso por las graves violaciones del debido proceso, del derecho a la defensa, de los derechos humanos y a la Ley.

División Ilegal de la continencia de la Causa

La depravación judicial militar llegó al extremo de “dividir la continencia de la causa”, a pesar de ser un mismo caso, en el que ya se mencionaba al General Baduel para poder tener tiempo de fabricar nuevos elementos. Así las cosas, congelaron el expediente inicial donde estaba detenido el Comandante Medina Marval (ya pasado a etapa de juicio oral) hasta completar el del General Baduel para acumularlos los dos al final. La Fiscalía Militar presentó acusación contra el Comandante Medina, pero no se pronunció contra el General Baduel lo cual era su deber procesal según el Código Orgánico Procesal Penal porque este ya aparecía mencionado como imputado.

Lo que sí hizo la Fiscalía Militar, en franca violación de la Ley, fue que, de manera absolutamente ilegal, abrió “otra pieza del expediente” y llamó a declarar a los testigos propuestos por la defensa para el Juicio del Comandante Medina Marval (con los que se destruían los elementos forjados de la Fiscalía Militar en contra de Medina y consecuencialmente contra Baduel), en el mismo caso pero en una supuesta averiguación paralela llevada en contra del General Baduel, todo ello, por cuanto estaban conscientes de que el resultado aun con manipulación del proceso, no les sería favorable, cabe destacar que la declaración de tales testigos echaban por tierra la acusación e implicaban el cierre del caso a favor de Medina y Baduel, razón por la cual esos testigos fueron constreñidos a declarar ante la Fiscalía Militar, para que una vez llamados en un eventual juicio “NO PUDIERAN SALIRSE DE LO QUE MENCIONARON ANTE LA FISCALIA MILITAR, YA QUE HABRIA QUEDADO POR ESCRITO EN ESA ILEGAL DECLARACION LA VERSION QUE LES CONVENIA PARA EL JUICIO Y NO LA ORIGINAL” todo bajo la velada amenaza de un eventual juicio militar contra ellos si no lo hacían. Como por ejemplo el patético testimonio del Contralor General de las Fuerzas Armadas cuya posición curiosamente cambió totalmente, ya que siendo el funcionario que revisó la gestión del General Baduel, y al no haber encontrado “NADA IRREGULAR” suscribió los finiquitos y otorgó los fenecimientos de cuenta, luego declaró (bajo presión y amenazas) increíblemente “lo contrario” y dijo que esos documentos “no eran concluyentes”… tratando de apoyar la pretensión de la Fiscalía.

A pesar de nuestros oportunos, y múltiples recursos judiciales y Amparos Constitucionales ante todos los Tribunales Militares que conocieron del caso en las diferentes fases, el de Alzada Militar y ante el Tribunal Supremo de Justicia en Salas Constitucional y Penal, el viciado juicio continuó, para después ser “ACUMULADO” evidenciando que nuestras denuncias al respecto de la “ilegal división de la continencia de la causa” eran ciertas.

Rebeldía Constitucional Procesal y el Caso Afiuni

El juicio oral se desarrolló a pesar de nuestras intervenciones, señalamientos excepciones y recursos relativos a su ilegalidad y nulidad absoluta por violaciones al debido proceso y derecho a la defensa, con “testigos declarando de espaldas al público y a las partes” sentados casi al frente del podio de los Jueces Militares, a quienes ese Tribunal Militar de Juicio colegiado (3 integrantes) instruía muy especialmente antes de comenzar sus declaraciones de que “solo podían ver al frente”, a ellos, no a las partes. No obstante ello, y a pesar de todos los obstáculos la defensa logró ir desmontando paso a paso la temeraria acusación de la Fiscalía Militar hasta que el General Baduel, se declaró en “REBELDIA PROCESAL CONSTITUCIONAL” ante declaraciones de la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia Dra. Luisa Estela Morales, secundadas por la Fiscal General, Dra. Luisa Ortega Díaz, en las que se decía que “en una Revolución la División e Independencia de Poderes era una entelequia… que no debía existir en un gobierno revolucionario…”, adicionalmente a ello ante la detención ese día, de una Jueza Penal (MARIA LOURDES AFIUNI) por dictar una decisión judicial que no fue del agrado del Presidente de la República, quien prácticamente la condenó públicamente en cadena nacional de radio y televisión, siendo cumplida la orden como en su caso, en tal virtud Baduel decidió, “EXCUSAR a sus defensores privados” de seguir representándolo en esa farsa de juicio, siéndole “impuesto” (en contra de su voluntad) luego un defensor público y obligado inclusive a la fuerza, y bajo amenaza de presentarle cargos adicionales por “ataque al centinela” si se rehusaba a ir al Tribunal Militar de Juicio. Finalmente, la defensa pública militar, en connivencia con el Tribunal Militar de Juicio y la Fiscalía Militar, decidieron en una audiencia “prescindir de parte de los testigos de la defensa, pasar a conclusiones directamente” y de manera Express, a que el Tribunal diera el fallo. Así condenaron al General Baduel a 7 años y once meses de prisión, aplicándole como única pena accesoria la “INHABILITACION POLITICA” cuestión ésta que emerge como el “verdadero móvil” del proceso y la sentencia.

Finalmente y ante el desenlace de este atropello, el General Baduel, ratificó el nombramiento de sus defensores privados Omar Mora Tosta y Rafael Tosta Ríos, para el ejercicio de su defensa, de los recursos y apelaciones correspondientes, así como su representación ante Instancias Internacionales.

Negado el Derecho de Acceso a una Doble Instancia Judicial

El derecho a desarrollar y debatir en audiencia, el mencionado recurso de apelación a la ilegal Sentencia Condenatoria, que fue interpuesto en tiempo hábil, le fue negado al General Baduel, por parte de la Corte Marcial de la Republica, único Tribunal Penal Militar de Alzada (previo al Tribunal Supremo), por cuanto impidieron veladamente el ingreso de los defensores Omar Mora Tosta y Rafael Tosta Ríos (quienes fueron detenidos a la entrada del Edificio de los Tribunales Militares, alegando el soldado de la puerta “que por órdenes superiores no podían ingresar, hasta que le avisaran de arriba…”), a pesar de estar presentes desde antes de la hora prevista, y de que, aun con retraso habían visto arribar también a la sede de los Tribunales Militares a los procesados previo traslado en caravana de custodia desde la Cárcel Militar de Ramo Verde.

Luego de la hora les permitieron ingresar a la sala de lectura de expedientes donde el Secretario y Alguaciles de la Corte Marcial, les informaron de manera descarada “que ante la inasistencia de los procesados y de su defensa, el recurso de apelación se consideraba desistido y por ello la sentencia se ratificaba”. Cabe destacar que fue redactada una diligencia para denunciar estos atropellos y mientras era consignada por los abogados defensores en el área del alguacilazgo, al Gral. Baduel y al Comandante Medina, los trataron de hacer entrar “solos” sin sus defensores privados y bajo la fuerza física, dentro de la Sala de Audiencias para que firmaran un acta y convalidaran la ilegalidad cometida por la Corte Marcial a lo cual se resistieron enérgicamente. Ello quedo insólitamente plasmado en un Acta que a su vez fue levantada por parte de la propia Corte Marcial.

El Coronel Ex Fiscal General Militar y Ex Magistrado del TSJ Eladio Aponte Aponte

Ante tal atropello se ejerció finalmente el Recurso de Casación correspondiente, ante la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela que igualmente procedió de manera “INMEDIATA” a ratificar la Sentencia de la Corte Marcial, desestimando de manera dolosa y premeditada “por (presuntamente) infundado el mencionado Recurso” declarando seguidamente definitivamente firme la Sentencia Condenatoria, con Ponencia que “se reservó para sí” el Coronel y Magistrado ELADIO APONTE APONTE, (Ex Fiscal General Militar) por instrucciones del Presidente Hugo Chávez.

Es de hacer notar, que el Coronel y Ex Magistrado ELADIO APONTE APONTE, luego de Desertar del Régimen Chavista y huir del País por averiguaciones diversas que se le seguían en Venezuela y el Extranjero, confesó públicamente el haber manipulado por órdenes del Presidente los casos de los Presos Políticos, incluyendo obviamente el del Gral. Baduel, negándoles el acceso a la Justicia, a sabiendas que eran inocentes.  Cuestión esta que solicitamos ante Instancias Internacionales sea valorada, en las denuncias como un elemento de prueba a favor de nuestra pretensión, ya que fue un hecho público, notorio y comunicacional, que demuestra la naturaleza de “MONTAJE” del caso y la inocencia del General Raúl Isaías Baduel.

Situación actual del General Raúl Isaías Baduel

Luego de no encontrar Justicia en Venezuela, y agotadas todas y cada una de sus instancias judiciales, el caso del Gral. Baduel fue presentado formalmente ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, donde está siendo sustanciado, ante la gravedad de los atropellos y violaciones de los derechos humanos y del debido proceso que se han cometido y que lamentablemente continúan cometiéndose con absoluta impunidad en el caso de RAUL ISAIAS BADUEL.

Nuevas Violaciones de Derechos Humanos y al Debido Proceso

Cabe destacar que durante su ilegítima e ilegal detención, el General Baduel, su familia, entorno y abogados han sido objeto de un sin fin de maltratos y atropellos a sus derechos humanos y a la Ley, tanto venezolana como lo previstos en Pactos y Tratados Internacionales.


Raul_Isaias_Baduel_3

Atentados a Familia y Abogados Defensores

Durante todo este tiempo, la familia y allegados del General Baduel, han sido objeto de acosos, amenazas, persecuciones y constantes seguimientos por parte de funcionarios adscritos a Organismos Policiales de Inteligencia Civil y Militar (DIM y SEBIN). Asimismo, han sido objeto de diversos vejámenes parte de los Funcionarios Militares (Directores de turno y subalternos encargados de la Custodia del General Baduel en el “CENAPROMIL” CARCEL MILITAR DE RAMO VERDE, y Judicialmente continúan los abusos y arbitrariedades por parte del Personal del Circuito Judicial Penal Militar, Jueces y Subalternos como se explicará más adelante.

En el caso de sus Abogados, éstos han sido objeto de diversos atentados, amenazas contra su integridad física y bienes (seguimientos, hostigamientos, arrollamientos, choques, disparos, secuestros de familiares, hurtos en su residencia, como el ocurrido en diciembre de 2012 en la residencia del Dr. Omar Mora Tosta).

Los más recientes atentados ocurrieron al Dr. Omar Mora Tosta, a quien, en momentos en que arribaba a su residencia, el 24 de octubre 2.012 a las 10 de la noche, fue interceptado en su vehículo por dos camionetas negras, una Grand Cherokee y una Captiva, de la cual descendieron sujetos fuertemente armados, con gorras negras, chalecos antibalas, botas negras, fusiles AR15, pistolas y “sin mascaras” pretendían llevárselo (no se sabe a dónde, ni para qué), pero, le dispararon cuando este trató de evadirse a los mismos, salvando milagrosamente su vida, luego de impactar la camioneta contra un árbol en su huida, al serle cerrado el paso e interceptado de nuevo por los sujetos, todo lo cual llamó la atención de los vecinos quienes comenzaron a gritar en su ayuda. Cabe destacar, que ante “el clamor de los vecinos testigos” los sujetos al verse descubiertos gritaron: “Retirada!! ” y caminando disciplinadamente se montaron en los 2 vehículos y huyeron. A pesar del choque contra el árbol, y los impactos de bala que atravesaron el vehículo, el Dr. Omar Mora Tosta, solo sufrió lesiones y golpes de mediana gravedad y la pérdida total de su vehículo.

Hecho parecido que se repitió a finales del mes de enero en la vía a la Cárcel del Ramo Verde cuando el abogado nuevamente en otro de sus automoviles (vía a visitar al Gral. Baduel) fue perseguido por un vehículo BMW Blanco con dos sujetos, que intentaban nuevamente agredirlo con armas, y quienes “grababan lo que estaban haciendo con una filmadora”, logrando salvar su vida nuevamente al toparse con un punto de control de la Policía Vial.

Retaliaciones al Gral. Baduel durante su ilegal detención

El General Baduel, luego de su detención, de manera valiente, ha seguido denunciando al País y al Mundo las Violaciones a la Constitución y a los Derechos Humanos por parte del Régimen Chavista, y cada vez que se ha pronunciado públicamente, a través de videos, reportajes, comunicados o cartas públicas, haciendo un llamado de alerta al País y a la Comunidad Internacional acerca de los perversos planes que el régimen de Cuba, el Presidente Chávez y ahora sus Sucesores han venido y continúan llevando a cabo, “ha sido objeto” de maltratos físicos y psicológicos, por sus carceleros, como aislamientos y prohibición de visitas, igualmente, cuando se ha negado a que sus hijas fueran objeto de requisas “desnudas” al entrar o al salir del penal sin justificación, ha sido objeto de torturas psicológicas y físicas, como aislamientos o confinamientos (sin salir por lapsos hasta de 45 días) allanamientos y destrozos de sus pertenencias, y profanación de sus imágenes religiosas (católicas) en su celda las cuales han sido destruidas en varias oportunidades, sin que mediare para ello ninguna otra razón que tratar de doblegar su voluntad y firmeza. Inclusive al día de hoy le fue impuesta otra pena de aislamiento por parte de la Dirección del Penal, utilizando para ello “la excusa” de que habían encontrado una memoria de celular en el área de entrada al penal y al revisarla había fotos del General con sus hijas y otros documentos. Siendo la verdad, que de manera ilegal fue hurtada por funcionarios de inteligencia de Ramo Verde la memoria en cuestión, de uno de los teléfonos de la Hija del General, que quedan guardados en un locker en el área de ingreso al Penal en momentos de la visita, y el contenido no tiene “nada ilegal”, solo fotos familiares y copias de los manuscritos publicados en diferentes medios de comunicación por el Gral. Baduel,  siendo ello una muestra de los atropellos y vejámenes que constantemente le son proferidos a la familia y allegados.

Medidas Alternativas al Cumplimiento de la Pena. Libertad Condicional o Vigilada Deliberadamente Negadas a pesar de tener el tiempo y requisitos

Raúl Isaías Baduel, su familia y allegados, como narramos son constantemente acosados por funcionarios Militares y de la Inteligencia Militar en el Penal de Ramo Verde. Estos funcionarios inclusive, han tratado de violar la correspondencia privada, y han tratado de limitar la comunicación con su defensa, ya que en oportunidades luego de una intensa requisa a su abogado, han tenido que conversar en presencia de varios funcionarios militares y de inteligencia apostados a cada lado.

El más reciente de los Directores del Penal de Ramo Verde, Coronel Carlos Yánez Figueredo (hoy General), para evitar deliberadamente el acceso de Baduel a los Beneficios Procesales o Medidas Alternativas del Cumplimiento de la Pena (libertad condicional o vigilada), que prevé el Código Orgánico Procesal Penal, (al igual que su antecesor) ha levantado actas ilegales de incidentes “falsos” para justificar el CATALOGAR AL GRAL. BADUEL COMO PRESO DE MAXIMA SEGURIDAD Y MALA CONDUCTA, para que de esta manera no tenga acceso a tales prerrogativas procesales. Llegando a compararlo con los PRANES DE LAS CARCELES (LIDERES MAFIOSOS DE LAS CARCELES EN VENEZUELA).

No obstante ello, aun así, ya al Gral. Baduel, le han correspondido “por el tiempo de pena cumplido”, ya casi 5 años, medidas alternativas que nunca le han sido otorgadas. Desde hace más de un año le correspondía optar por tales medidas alternativas, situación que la defensa ha venido denunciado procesalmente, sin respuesta alguna. Recientemente la defensa tuvo que solicitar formalmente por escrito al Juez de Ejecución, que se inhibiera del conocimiento de la Causa, por cuanto, en primer lugar ya tenía un año con el expediente “sin hacer nada” sin dar acceso a la defensa al mismo y además, en virtud, de que ese Juez no podía conocer del expediente por cuanto, fue “el Secretario del Tribunal de Primera Instancia de Control Penal Militar” que llevó el caso en fase de investigación y ello está expresamente prohibido por la Ley. El Juez en cuestión es el antes Maestro Técnico SEÑORELLYS, ahora ascendido a Teniente Coronel (Comandante) Señorellys. 

Tras la presión fue cambiado el Juez de Ejecución (SIN PRONUNCIAMIENTO ALGUNO DE NUESTRO ESCRITO), pero, el sucesor en dicho cargo del Teniente Coronel, JOSE DE LA CADENA TOLEDO mantiene igualmente la inactividad procesal dolosa y continúa la política de evitar el acceso de la defensa al expediente, y consecuencialmente de Baduel a su libertad. Cabe destacar que este Juez Militar en la actualidad, mantiene inexplicablemente “reserva del expediente”, impidiendo el acceso a los abogados, mediante retrasos y excusas injustificados, e inclusive en dar trámite a nuestras solicitudes, o imponiendo condiciones descabelladas para obtener copias del mismo o del Libro Diario (bitácora del Tribunal).

Recientemente le fue formalmente solicitada la Libertad condicional y demás beneficios procesales, que en calidad de Medidas Alternativas al Cumplimiento de la Pena, le son aplicables al General Baduel, toda vez que ha sobrepasado el lapso para hacerse acreedor de las mismas, todo lo cual inclusive fue reconocido por el computo del propio Tribunal de Ejecución, (que forma parte de los anexos) amen, que los retardos judiciales dolosos no le pueden ser imputables a su persona.Insólita e ilegalmente el Tribunal Negó extemporáneamente la solicitud y en 4 líneas sin fundamentar (no tiene cómo) nuevamente cercena el debido proceso y el derecho a la defensa, al prolongar de manera premeditada e injustificable la privación ilegítima de libertad del General Baduel.

Este hecho al igual que todo lo que acontece ha sido denunciado públicamente por la defensa y familiares, amén del respectivo escrito formal ante el Tribunal de Ejecución, para dejar constancia de los atropellos, y así evidenciar las reiterativas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos que se han suscitado.

La dignidad no se negocia

Independientemente de todos estos riesgos para su persona, familia y entorno, el General Raúl Isaías Baduel continúa denunciando desde su celda los atropellos y violaciones a los derechos humanos de los perseguidos y presos políticos, abogando por aquellos que están presentado graves trastornos de salud, en virtud de sus ilegales privaciones de libertad, así como la comisión de diversos delitos por parte del actual régimen, en detrimento de la Institucionalidad Republicana, así como el despilfarro mediante diversas formas de corrupción de la renta petrolera en perjuicio del Pueblo Venezolano, pero en favor de Países extranjeros en especial de Cuba.

Antes de morir y en varias oportunidades el Presidente Chávez, aparte de ordenar su persecución inclemente, trató de abordar al General Baduel a través de emisarios, para que doblegara su actitud de critica permanente al Gobierno Chavista y  por el contrario, apoyara los planes y políticas del Régimen para consolidar la Revolución, dada su imagen de líder dentro del ámbito Militar y en buena parte de la población venezolana, ya que sus alertas al País y al Mundo eran incómodos, porque erosionaban los cimientos del Régimen Chavista cuyo caída de popularidad se aceleraba debido al evidente fracaso de todas las políticas públicas y a la corrupción, que han generado la actual crisis en Venezuela.

Se le insinuaba al General Baduel que de esta manera obtendría prebendas y la libertad mediante un “Indulto Presidencial” a lo cual, siempre se negó públicamente el General, en primer lugar, porque jamás traicionaría sus principios, y en segundo lugar, por cuanto nunca cometió delito alguno, y aceptar el indulto, suponía el ser “perdonado” por un hecho ilícito que nunca cometió. Evidencia de ello, ocurrió en el mes de noviembre, cuando el Presidente Hugo Chávez, antes de irse a Cuba, envío a la Ministra de Asuntos Penitenciarios Iris Varela, a una “visita de rutina” a la Cárcel Militar de Ramo Verde, lo cual fue la excusa para acercarse al General Raúl Isaías Baduel y hacerle nuevamente la propuesta del Primer Mandatario.

La Respuesta del General Baduel fue: “LA DIGNIDAD NO SE NEGOCIA!!”, posición que se hizo pública través de su abogado el Dr. Omar Mora Tosta, quien en conferencia de medios de comunicación fijó la posición del General Baduel en torno a lo ocurrido y en favor de la promulgación de una Ley de Amnistía que aglutinara a “todos” los presos y perseguidos políticos, sobre todo a aquellos que se encuentran en delicado estado de salud, como los funcionarios de la Policía Metropolitana, los comisarios, Forero, Vivas, Simonovis, la Jueza Afiuni, José Sánchez “Mazuco”, los estudiantes universitarios entre otros.

Nuevo Golpe de Estado Constitucional

Como lo hizo en otras oportunidades, el General Raúl Isaías Baduel, recientemente denunció públicamente mediante carta enviada a los Medios Internacionales (CNN ESPAÑOL), la comisión de un Nuevo Golpe de Estado Constitucional, el día 10 de enero de 2013, cuando ante la decisión ilegal de la Sala Constitucional que violó flagrantemente la Constitución, en cuanto a la sucesión y término del periodo presidencial, e hizo un llamado al Pueblo de Venezuela y a la Comunidad Internacional acerca de los peligros que esto significaba para la Democracia en Venezuela, catalogando tal situación como UN NUEVO GOLPE DE ESTADO CONSTITUCIONAL, e invocando valientemente la aplicación por parte de los ciudadanos investidos o no de autoridad del artículo 333 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, para el restablecimiento de su vigencia.

En virtud de estos señalamientos públicos, han arreciado en contra del General Baduel, familia y allegados, e inclusive sus abogados, nuevas persecuciones como retaliación a su posición de denuncia pública permanente respecto a todos esos acontecimientos de la actualidad venezolana que día a día ponen en peligro la Democracia y la estabilidad de la Nación, por parte del Régimen Chavista.

El “Nuevo  y reciente montaje”: “el agente de inteligencia gringo, los estudiantes y el General Rivero

Nuevamente el Gobierno Chavista, ahora bajo el mando de Nicolás Maduro, ha pretendido “inventar” nuevos casos de “CONSPIRACION INTERNACIONAL” contra el Gobierno, magnicidios y otros disparates, para perseguir impunemente a la disidencia y poder someter el descontento popular generado por la crisis económica, la inseguridad, la corrupción  y  el fraude Constitucional-Electoral, que fue denunciado por la Oposición Venezolana comenzando por el ex candidato Presidencial Henrique Capriles Radonski.

En una reciente rueda de prensa el Ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gral. Miguel Rodríguez Torres, dio la noticia de la captura de un “PRESUNTO ESPIA NORTEAMERICANO” y develó un “supuesto Plan Conspirativo y Desestabilizador” presentando unos videos fuera de contexto con los que justificaban “el montaje”, arremetiendo también en dicha rueda de prensa contra el General Baduel y su familia, específicamente en contra de una hija, al señalarles como participantes del mencionado grupo conspirativo. Básicamente se señaló en un gráfico que los Generales Retirados Antonio Rivero (miembro activo del partido político de Leopoldo López “Voluntad Popular” y el Ex Ministro de la Defensa Raúl Isaías Baduel, estarían asesorando a los estudiantes del País, para la insurgencia en contra del Gobierno, siendo una hija del General “miembro activo de esos movimientos estudiantiles”. Como consecuencia de esta rueda de prensa, el General Antonio Rivero, fue detenido en la Sede del SEBIN.

Para nadie en Venezuela es un secreto, el afecto y simpatía que sienten los Estudiantes Universitarios por el General Raúl Isaías Baduel, ello se profundizo cuando el General se fue de baja y recorrió las Universidades del País dando conferencias y explicando a los estudiantes y al País los peligros y alcances de la supuesta reforma constitucional planteada por el Presidente Chávez, así como de los planes de transformar a Venezuela en un apéndice de la Cuba Comunista y de mantenerse para siempre en el Poder.

Cabe destacar que la rueda de prensa en cuestión ocurrió, luego de la detención del cineasta Norteamericano (presunto espía), y al día siguiente de un allanamiento, llevado a cabo la noche anterior en una vivienda en el Sector del Cerro Verde en Caracas, propiedad de la madrina de una de las hijas del General Andreina Baduel, sitio donde se encontraba ésta compartiendo en compañía de amigos “estudiantes”, y de la familia de su madrina, cuando el sitio fue tomado por más de 20 funcionarios fuertemente armados del SERVICIO BOLIVARIANO DE INTELIGENCIA SEBIN, quienes cerraron la calle y dentro del inmueble luego de revisar la casa y no encontrar nada, despojaron de manera ilegal (valiéndose de una orden de allanamiento irregular) a todos los presentes de sus teléfonos celulares personales. Finalmente, ante la llegada del Abogado de la Familia Baduel Dr. Omar Mora Tosta, levantaron un acta y se retiraron del lugar sin llevarse detenidos a los presentes, como era su inicial objetivo.


Hugo_Chavez_y_Raul_Isaias_Baduel_1


Ello es una muestra del peligro inminente, y del acoso permanente que en la actualidad se cierne sobre el General Baduel, familia, allegados y abogados, ante la impune Violación, sistemática y premeditada de los Derechos Humanos en Venezuela y de la evidente política de persecución en contra de la Disidencia. Finalmente, el Gral. Rivero le fue otorgada una medida sustitutiva de privación judicial de libertad o medida cautelar, y al presunto espía se lo entregaron a su Gobierno, ante las presiones Diplomáticas generadas por tal exabrupto, y ante la evidente “falta de pruebas”, sin embargo el caso prosigue como una amenaza permanente en contra de los mencionados en la investigación.

*El Dr. Omar Mora Tosta y el Dr. Rafael Tosta Ríos son los abogados defensores del General Raúl Isaías Baduel y su familia. El presente documento ha sido gentilmente cedido por ellos a Soberania.org para su amplia, pública y libre difusión.

Leave a Comment


2 + = diez