De Fidel para Chávez: El Decálogo Rojo de la miseria

 "Chávez …te digo que la docilidad y la lealtad en nuestras sociedades son preferibles a la capacidad, al conocimiento, a la idoneidad y a la sabiduría”.

“Chávez …te digo que la docilidad y la lealtad en nuestras sociedades son preferibles a la capacidad, al conocimiento, a la idoneidad y a la sabiduría”. Fidel Castro.


 
De Fidel para Chávez: El Decálogo Rojo de la miseria para someter a un Pueblo Libertador y Libre

 

Emiro Brito Valerio / Soberania.org

 

“Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su Patria,
no es el árbitro de las Leyes ni del Gobierno, es el defensor de la Libertad”.
Simón Bolívar

 

Este escrito no fue elaborado única y exclusivamente hoy… hoy fue cuando me decidí a concluirlo (20 de abril del 2014).

Tampoco el título que lo anuncia (El Decálogo…) es una especie de Código que haya sido escrito en alguna parte por alguien o que esté impreso como una especie de Catecismo a seguir para obtener los fines que en él se anuncian. Estas letras pueden justamente ser el producto de mis observancias en las muy difíciles lides de un cargo absolutamente difícil que me tocó ejercer (Secretario Privado y Director del Despacho del Pdte. Chávez), casi inmediatamente después de los desagradables sucesos de Abril del 2002 y en el cual, tal vez la mano de Dios me puso para que yo fuera un testigo de excepción de las cosas que allí se vivían y para el cual, en privado e íntimamente me digo a mí mismo, en parodia respetuosa, reverente y muy distante a algo dicho por nuestro Padre Libertador: “A mí me tocó en ese cargo de Secretario Privado, la tarea del relámpago, rasgar por un instante la oscuridad, para luego salir en un interminable peregrinar para cargos en el extranjero”.

Tal vez mi ejecutoria vigilante, exigente, severa, pero profundamente humana, moralista, justa y proba, no se adecuaba a los desmanes, los extravíos del Poder, las intrigas, las injusticias, la promiscuidad, los negocios y la corruptela que hoy, Dios y el Tiempo se están encargando de desnudar y para los cuales yo era una infranqueable alcabala y de lo cual hoy me siento absolutamente orgulloso.

Agradezco mucho a mi hermano y amigo, el Presidente Chávez, porque tanto en persona como oficialmente, siempre me respetó y buscó siempre sus mejores excusas para conmigo; en unos tiempos de Poder cuando a casi nadie respetaba y cuando la excusa no era pensable en él.

Es más, creo que él se avergonzaba o lo fingía, de las cosas que yo me estaba enterando y observando, y era muy notorio lo mal que se sentía cuando le informaba de las irregularidades de gente muy cercana a él y de otros mañosos que “maniobraban y se mataban” a las puertas de mi despacho para poder acercársele. Yo creo que el Presidente Chávez, muy a despecho mío y sin que yo me lo propusiera, porque a pesar de la gran amistad y confianza que había entre nosotros, cultivadas a través desde tantos años, siempre lo traté con mucha educación, respeto y afecto y desde que llegué a su despacho mi fórmula de tratamiento, incluso en privado, siempre fue la de: “Sr. Presidente”; yo creo que él, en lo más íntimo, sentía injustificadamente que el año de graduación que yo le llevaba, aunado a mi serio y correcto comportamiento diario de siempre, pesaban para él como una tonelada y muchas veces en mi presencia se inhibía de sus “tremenduras”.

Pues bien, aquellos mismos “maletineros y tumbapuertas” que amanecían a la entrada de mi despacho, son los que hoy mal exhiben los símbolos del Poder y del Gobierno de Venezuela y atesoran en Corporaciones Anónimas con extranjeros o en Combos de Testaferros, la Cornucopia de la fortuna, de la abundancia y de la riqueza que la terminaron de voltear y se la robaron al Escudo Nacional.

De tal manera que este Decálogo es producto de aquellas reuniones sectoriales y bilaterales en La Orchila, con Fidel y sus ministros, con Chávez y sus ministros, con Fidel y con Chávez en privado, solamente con sus secretarios.

También puedo decir que este Decálogo Infernal es producto de muchas noches de insomnio para poder escribir con reposo, recordar cada evento al detalle, ordenar notas y minutas, recuperar diarios, rescatar agendas… para poder ir armando este Decálogo que no fue conversado ni dicho en una sola noche, ni en una sola reunión… armar este rompecabezas llevó su tiempo, para poder finalmente hoy, hablar la verdad.

Todo comenzó desde mi primera reunión como Secretario Privado con los cubanos en La Orchila, esto ocurrió después del 11 de abril, era una Reunión de Chávez y Fidel con sus respectivos gabinetes (Alto Mando Militar venezolano incluido).

Al parecer, unos meses antes se había realizado una Reunión Preparatoria a ésta, donde el Secretario Privado de Chávez era su hermano Adán y donde se establecieron una serie de metas y documentos para ser elaborados por los ministros de ambos gobiernos, los cuales serían revisados, evaluados y firmados por los ministros y ambos presidentes, para convertirlos en convenios en esta próxima reunión.

Esa reunión, para la discusión, revisión y firma de dichos convenios, se realizó un día sábado y desde el lunes de esa semana me dediqué a prepararla, por lo cual le requerí a Adán la Minuta de la Reunión anterior (que no me había entregado), para hacerle un seguimiento a los ministros involucrados en dichos convenios, y así mantener informado al Sr. Presidente sobre “cómo iba la cosa para el sábado”, porque a cada rato el Presidente me decía: ”Guía, ponte encima de los Ministros con los documentos que tienen que llevar, no quiero que ninguno vaya a fallar”.

A esta reunión asistió también el Alto Mando Militar (sólo el venezolano) –Jorge Luis García Carneiro, Raúl Isaías Baduel, Orlando Maniglia, Roger Cordero Lara, Luis Alfredo Torcat Sanabria y Jesús Ramón Villegas Solarte– esta Reunión del Alto Mando con los Presidentes, se realizó aparte y en horario distinto a la de los ministros.

Cuando llegaron los ministros venezolanos a La Orchila, les dí la bienvenida y amablemente les requerí la presentación de los respectivos documentos de la reunión, solamente para informarle al Pdte. Chávez que “por nuestro lado estábamos listos”. Luego, pasamos todos a la sala de reunión, ya estaban allí los presidentes y los ministros cubanos ya estaban ubicados en la mesa. Después de los saludos y de la presentación de los ministros venezolanos a Fidel por parte del Pdte. Chávez, todos nos sentamos a la mesa, de un lado los cubanos y frente a ellos los venezolanos, Fidel y Chávez, sentados uno al lado del otro, en uno de los extremos de la mesa, y los dos secretarios cada uno sentado detrás de ambos presidentes.

El Pdte. Chávez fue quien abrió la reunión, saludó y prácticamente dijo que él y Fidel se retiraban a una sala contigua para conversar otros asuntos y para que los ministros intercambiaran impresiones, revisaran y corrigieran los documentos y que ellos (los presidentes) se reincorporarían a la mesa en horas de la tarde para la aprobación y firma de los convenios. Los secretarios también nos retiramos con los presidentes. No habían pasado ni 15 minutos cuando se me acerca el Ministro de Salud de Venezuela, el Dr. Roger Capella, para decirme que los ministros cubanos no habían hecho ni traído absolutamente nada para la reunión. Le dije que regresara a la mesa de reunión, que yo le informaría al Pdte. Chávez y ya veríamos lo que se iba a hacer al respecto. Regresé a la salita donde los presidentes conversaban y le entregué al Presidente Chávez un papelito informándole lo que estaba ocurriendo con la Delegación Cubana.

Chávez se estaba tomando un café y Fidel un vino. Chávez leyó el papelito, colocó la taza en una mesita y le dijo a Fidel:

-¡Mira Fidel, el Guía me está informando que tus ministros no hicieron ni trajeron nada de lo que estaba previsto!

Fidel le respondió:

-¡Yo sé Chávez!… y de eso quería hablarte… Mira Chávez –prosiguió Fidel pausadamente–, yo no quise posponer este encuentro porque quería hablarte de algunas cosas que son muy necesarias e importantes para ti. Chávez, lo que pasa es que tus ministros son una especie de ‘pequeños presidenticos’ que se mandan solos, porque tú no has tocado ni las estructuras ni los procedimientos que te dejó la Democracia Burguesa; por eso, tus ministros firman documentos, firman contratos, manejan presupuestos, toman decisiones, hacen convenios y los ministros míos no pueden hacer nada de eso y por eso no trajeron nada… porque yo no he tenido tiempo de redactar, elaborar y aprobar cada borrador de trabajo de cada ministro”. ¡Mira lo que te acaba de pasar…! (se refería inequívocamente a los sucesos de abril), …te digo que la docilidad y la lealtad en nuestras sociedades son preferibles a la capacidad, al conocimiento, a la idoneidad y a la sabiduría. La capacidad, el conocimiento y la sabiduría hacen indóciles y desleales a los hombres, porque terminan siendo leales sólo a lo que ellos saben, conocen y creen”.

Para mis adentros, me dije a mí mismo: “¿Dios mio, qué está diciendo este hombre..?” …Luego me dí cuenta de que Fidel lo que estaba era refiriendo una receta de Maquiavelo sobre cómo mantener el Poder, utilizando y disfrazando “cualquier medio” con enrevesados argumentos muy propios de la semántica comunista.

Siguió Fidel:

-“Chávez, cuando yo termine los documentos, yo te aviso para que organicemos otro encuentro y firmemos lo que haya que firmar, hasta podemos hacerlo en La Habana (lo que efectivamente se hizo allí al mes siguiente). Hugo, tú tienes en Venezuela un grupo muy numeroso e importante de jóvenes de los sectores más populares, que forman parte del Frente Francisco de Miranda, que han venido a Cuba a realizar el Curso de Adoctrinamiento Socialista en la Escuela de Cuadros del Partido “Ñico López”, debes enrolarlos de inmediato como fichas de tu Partido e inscribirlos en las Misiones para que tengan como sustentarse; aquí tengo una carpeta que te voy a entregar con los nombres de todos ellos y su exacta ubicación a lo largo de toda Venezuela, indicando incluso los que tienen mejores condiciones de Liderazgo en Barrios que para ti deben ser estratégicos. ¡De allí es de donde tú debes sacar a tus Ministros! No importa que sean jóvenes, inexpertos e impreparados; pero tú vas a tener la oportunidad de hacerlos y formarlos a tu manera y a lo que requieran tú y la Revolución y ellos van a ser dóciles y leales… y el que no te rinda o tenga dudas en hacer lo que se le ordene… sencillamente… ¡Fuera!… y lo reemplazas por otro, para eso tú eres el Presidente y para eso fundamos ese Fente… ¿recuerdas…? Con eso, tú tomas las riendas de los Ministerios y nada puede moverse, ni ocurrir que tú no lo hagas o lo decidas”.

Ahora, esto lo agrego yo hoy: ¡¡Así se fueron alimentando el Ego y las ansias de Poder de Hugo Chávez!!

Es bueno decir que esos Cursos de Adoctrinamiento de tres (03) semanas de duración, son los mismos que hicieron en su momento Nicolás Maduro Moros (el Gato Nicky o el Dr. Merengue, para mí), y el “negrito” Aristóbulo, con la novedad de que Aristóbulo pasó más tiempo en Cuba y cuando regresó se apareció aquí con un título de Maestro y hoy ya no es aquel negrito de La Guaira que jugaba “carritos” descalzo y sin camisa, con un trozo de palo de escoba y un rin de bicicleta sin rayos, sino que se convirtió en el Profesor “Aristocratóbulo”, con yate y demás, así no lo tenga a su nombre.

Otro milagro de la Cornucopia del Escudo… leyó bien, querido amigo… de la Cornucopia del Escudo…… o de… “la Pedevesa” (como dicen los cubanos) …que ahora es de TODOS.

Por cierto, en esas oleadas de adoctrinados en Cuba hay de todo… como dirían los propios socialistas… ”un lumpen proletario de la más baja ralea”, de los cuales muchos están hoy enrolados con celular, moto y pistola en los “fulanos colectivos” y se desdoblan en mototaxistas o viceversa, o en barredores y limpiadores de cunetas con franelitas rojas en las autopistas (igualito que en La Habana), con la correspondiente asignación monetaria quincenal que les da PDVSA a través de las distintas Misiones, aparte de su cobro diario como taxistas o barredores. Esas son las dos (02) más importantes nuevas profesiones que hay que anotar como “el logro más importante de Chávez y de la Revolución para elevar la calidad de vida y la dignidad de los venezolanos” …¡qué lástima! …que ni la FAO ni el PNUD puedan reflejar con verdad y con honestidad esta trágica realidad venezolana… porque Chávez, por instrucciones de Fidel, los infiltró y los penetró y los puso a decir y a publicar los números que él (Chávez) les entregaba, y que hoy la banda de malacates que nos desgobiernan exhiben como tremendos logros de la Revolución. Toda esa tramoya viene de los tiempos de Chávez y de cuando inventó el cuento grotesco y cruel de la “Perrarina”… que aquí los pobres llegaron a comer Perrarina. Y, cuando logró venderle sus números y sus estadísticas a esos Organismos Internacionales (asesorado y dirigido por Fidel) empezó a mostrarlos en público y casi “muerto ‘e la risa” le decía a Venezuela y al Mundo que Aristóteles decía que: “Dios hablaba por las Matemáticas”. Después uno se dio cuenta de que en el caso de Venezuela no era Dios el que hablaba por la Matemáticas eran él y Fidel, los que manoseaban y trampeaban los números.

Pero con Dios no se juega y menos de esa manera; así es que de aquel infame cuento de la Perrarina para utilizarlo como arma política… en estos días estaba reunido con unos médicos y entre ellos habían unos pediatras y me han contado que a las emergencias de nuestros precarios hospitales están llegando bebés de meses de nacidos, de las barriadas populares, con severos cuadros de intoxicación porque las madres, a falta de leche y de dinero, les están dando teteros de aguacate o de cambur, con el agravante que esas frutas las consiguen regaladas de los fruteros ambulantes de la calle que también son gente pobre y lo que pueden regalarles son las frutas podridas… recordé el cuento cruel de la Perrarina y aterricé en la más cruel realidad de los teteros con frutas podridas… Dios castiga no sólo a las personas sino también a los Gobiernos.

Por cierto, en estos días se ha formado un “atajaperros” internacionalmente entre el Gobierno de la Presidenta de la Argentina y el Fondo Monetario Internacional, porque el Fondo ha denunciado que el crecimiento del PIB del último año anunciado por el Gobierno Argentino para ese país no es cierto, porque manipularon las cifras y nada de eso se corresponde con la realidad que viven los argentinos. Parece que la Señora (Madame Lagarde ) que pusieron al frente de ese Organismo vino a poner orden en la “rochelita“ que tenía su antecesor, y la Presidenta de Argentina entregó al Fondo los números que le dio el mismo Dios que hablaba por las Matemáticas de Chávez y de Fidel. De tal manera que la Presidenta Cristina se encontró de frente con otra dama que casualmente también se llama Cristina y, como decimos nosotros aquí, “no hay peor cuña que la del mismo palo”. Sin embargo, parece que si hay algo de cierto en que el DIOS VERDADERO si habla de alguna manera por las Matemáticas… por eso hay que respetarlo, amarlo (AMAR A DIOS POR SOBRE TODAS LAS COSAS) y sobretodo no jugar con él (NO TOMARÁS EL NOMBRE DE JEHOVÁ, TU DIOS, EN VANO); porque al Pdte. Chávez en particular, un hombre joven y poderoso, con un futuro por delante, para asombro de los que lo conocíamos y “bienqueríamos”, DIOS le mandó unos números inexorables y terribles… los que decretaban de manera irrevocable el fin de su ciclo vital… ¡¡…Dios nos libre!!

Vuelvo a la Reunión en La Orchila, porque fue a partir de esas “consejas” de Fidel cuando empezó a aparecer en el Gabinete Ministerial venezolano toda una caterva impreparada de muchachos con cargos de ministros. Unos “cargacatres” intelectuales y académicos y “cargapapeles” como son los ministros de Fidel, con el actual agravante que Chávez los medio controlaba y orientaba y ahora Maduro, que está casi a su mismo nivel, ¿ qué puede hacer por ellos y con ellos…?

Por la noche, después que los ministros y el Alto Mando se fueron, para Venezuela y para Cuba, los otros colosales temas de Fidel fueron el “Che” y el petróleo venezolano.

Habla Fidel:

-“Chávez, te voy a decir que el ‘Che’ fue un gran benefactor para la Revolución cubana… el ‘Che’ era un gran poseído en lo que creía… por eso nos ayudó mucho a limpiar la casa… estableció unos juicios públicos… mandó a fusilar a mucha gente y por eso las Clases Media y Alta se escaparon de Cuba, dejando todo atrás. Pero el ‘Che’, después de que nos ayudó tanto, se convirtió en un problema dentro del Gobierno; el ‘Che’ nos presionaba para que exigiéramos a los rusos posiciones cada vez más duras, enérgicas y frontales contra los gringos y él mismo se valía de su condición de Ministro para hacerlo abierta y públicamente cada vez que podía… y eso… por aquellos días era sumamente riesgoso y peligroso. Ahora, Chávez, estamos en otra era, no tenemos a ningún otro ‘Che’ y ya el mundo como anda no va a aceptar otro ‘Che’… pero tú tienes tu propio ‘Che’: ¡El Petróleo!

Tienes que utilizar la fuerza del petróleo para neutralizar y hacer inexistente a la OEA. Piensa en el Caribe, muchas de esas islitas antillanas son más pequeñas algunas o igual de grandes que Margarita, pero son Estados que mejorarían su calidad de vida sólo con 20.000 barriles de petróleo diarios o quizás un poco menos, y eso para Venezuela no es nada, pero serían ‘votos garantizados para Venezuela y tu Gobierno’ en cualquier Foro Internacional. Esos países o ‘Estaditos Caribeños’ quedaron abandonados a su suerte, vendiendo unas ‘frutillas y bananitos’ que nadie les compra. Tú podrías, a título de donaciones, hacer una cadena de aeropuertos muy modestos en cada isla y crear una línea aérea venezolana que, por un precio bastante bajo, haga un recorrido por todas ellas, por lo menos una vez por semana; eso movilizaría a esas poblaciones entre ellas y toda la Opinión Pública Internacional de los países pobres y pequeños, incluso la de las poblaciones pobres de los países ricos giraría siempre a tu favor.

Puedes crear tu propia televisora para contrapesar a CNN y a otras transnacionales de la comunicación (así nació Telesur) y hacer tus propios Foros Internacionales Políticos y Económicos (así nacieron ALBA, UNASUR, PETROCARIBE y la CELAC, y se estimularon en el Pdte. Chávez unas desaforadas intenciones para hacer que Venezuela ingresara al MERCOSUR)”.

Dentro de estos criterios, hubo muchos otros encuentros a donde el Pdte. Chávez iba con mucha emoción y premura a escuchar y a asimilar a su Oráculo Fidel. En esos encuentros, fueron muchos los episodios que hoy marcan la vida de Venezuela… que nos marcan la vida a todos los venezolanos de a pie. De todos esos encuentros, y de todos los asuntos que en ellos se trataron y en los que yo estuve presente, busqué un cernidor para extraer de todos ellos este mortífero Decálogo que, en escritos posteriores, iré explicando en todos sus puntos, uno por uno.

1.- Cero independencia del Banco Central de Venezuela y sacarlo de cualquier conexión con cualquier institución financiera internacional.

2.- Cero independencia de Pdvsa y total control sobre ella.

3.- Cero autonomía de universidades.

4.- Guerra a la empresa privada.

5.- Guerra a los colegios de profesionales y eliminación de las contrataciones colectivas.

6.- Estricto control de divisas para crear una nueva burguesía que apoye irrestrictamente los planes de la revolución.

7.- Fomentar la igualdad de clases (guerra de clases digo yo: venezolanos contra venezolanos) y estricto control migratorio a través de cédulas y pasaportes.

8.- Total hegemonía comunicacional y censura a la prensa liberal.

9.- Fortalecimiento del partido y formación de nuevos sindicatos que apoyen al gobierno.

10.- Represión y control, prisión y exilio para los opositores, los disidentes y los inconformes.

Aclaro aquí que para el momento en que fueron apareciendo cada punto de este Decálogo ya los poderes públicos habían sido copados todos por el Gobierno.

Una vez, habiendo logrado identificar y enunciar esto que he dado en llamar El Decálogo Rojo, y que, independientemente del número que yo les haya dado a cada uno de sus postulados (porque el numeral que yo les puse obedece simplemente al orden de aparición en mi memoria, en mis minutas, en mis diarios y en mis agendas), este horrible y terrible Decálogo no es otra cosa que el esqueleto comunista o la quilla náutica (diseñados por Fidel), para que estos imbéciles mandaderos de aquí traten de montar sobre él ese adefesio inconstitucional, contrario a la naturaleza humana, social y libertaria de los venezolanos y que han dado en llamar el Plan de la Patria.

Chávez, cuando era Hugo Chávez simplemente, me pidió que lo acompañara a una entrevista privada que habíamos solicitado para él con el Dr. Aturo Uslar Pietri (Hugo quería que el Dr. Uslar hiciera un pronunciamiento público apoyando su llamado a no votar y a convocar una Constituyente). Cuando llegamos a la residencia del Dr. Uslar, habían otras personas ya haciendo antesala en un pequeño saloncito; recuerdo la presencia del Dr. Antonio Ledezma a quien saludamos fugazmente y había un grupo numeroso de periodistas que le iban a hacer al Dr. Uslar, una entrevista por no sé qué evento; dicha entrevista sería después de las audiencias. Allí estábamos cuando se abrió una puerta y un asistente del Dr. Uslar salió y dijo: “El Comandante Chávez que pase de primero y las otras personas por favor esperen un poquito que ya el Doctor los va a atender”. Después de los saludos, el Dr. Uslar le preguntó a Chávez a qué se debía el honor de aquella audiencia; Chávez, le hizo el planteamiento de su llamado a no votar y de convocar una Constituyente y de lo conveniente que sería un pronunciamiento público favorable por parte del Doctor Uslar. Yo creo que aquella audiencia no llegó a los 15 minutos, a lo largo de los cuales el Dr. Uslar Pietri nos dió una Lección Magistral de Política y de Historia. Al final de la entrevista, antes de despedirnos, nos regaló a cada uno un ejemplar de su obra “Las Lanzas Coloradas”, debidamente autografiados por él.

Recuerdo que entre las cosas que el Dr. Uslar nos dijo o le dijo a Chávez fueron:

“Mire Comandante, a este país le ha costado mucho sujetar y calmar a los demonios de las bajas pasiones, de las ambiciones desmedidas y de la violencia por el Poder, soltarlos y resucitarlos sería sumamente peligroso, incluso para quien lo haga. Que no hemos llegado a un Estado ideal y perfecto es verdad, pero hemos dado un paso importante en ese camino, porque es posible aún hablar entre nosotros y ponernos de acuerdo para arreglar las cosas que no se han arreglado y dilucidar nuestras diferencias como una sociedad civilizada, en vez de propiciar las condiciones para volver a matarnos como bárbaros. Lo lamento mucho, pero yo no puedo acompañarlo en sus planteamientos Comandante, …no …no ¡¡…definitivamente no cuente Ud. conmigo para eso !!”

De allí salimos y Hugo venía muy molesto y contrariado por la respuesta del Dr. Uslar, omito sus comentarios por obscenos. Pero eso no terminó allí, al parecer, en el momento que nosotros nos marchamos, el Dr. Uslar Pietri, deslizó una expresión lapidaria sobre Chávez, que fue capturada por algún intrépido periodista de los que allí estaban y al otro día salió publicada en un diario de circulación nacional como reseña de aquel encuentro: “Este hombre (Chávez), está poseído por una ignorancia demencial y delirante que puede llevarnos a la ruina a todos”.

Esa fue la frase que desencadenó en Chávez la ira, la repulsión y la animadversión contra todo lo que oliera al Dr. Uslar Pietri; por eso, la discreción y el injusto e inmerecido silencio oficial del Gobierno cuando murió este sabio e ilustre venezolano, que mereció ser honrado y reconocido por un País y un Estado que fueron su pasión y su vida; pero así es la mezquindad y la mediocridad que exhiben los comunistas cuando están en el Poder, y para cuando murió el Dr. Uslar (26/02/2001) ya Chávez estaba “borracho, enamorado y encandilado” por Fidel. Por eso, al mejor estilo de Fidel con el “Che”, después de muerto el Dr. Uslar, cuando a Chávez  le convenía hablaba en público de lo mucho que lo apreciaba y de los temas que conversaba con él cuando se encontraban… lo cual no ocurrió nunca después del primer encuentro aquél, y el Dr. Uslar siguió siendo hasta su muerte uno de los más acérrimos críticos de las políticas del Gobierno de Chávez. ¡¡Lamentablemente, el Dr. Uslar Pietri, tenía razón!!

Ahora, hoy, con esta banda de esbirros, mediocres, “arribistas” e improvisados que nos desgobiernan, se nos quiere obligar por todos los medios posibles a que sigamos montados en este barco “de la ignorancia demencial y delirante” como le gusta a Fidel, para que seamos dóciles y leales a una “vaina” (el Comunismo) que no nos pertenece y que nunca triunfó en nuestra Tierra, porque somos hijos de la Libertad.

No quiero terminar este escrito sin referirme a la noble y heroica resistencia que están dando los estudiantes en nuestras calles. A mediados del mes de julio del año 1974, llegué recién graduado de Sub-Teniente, al Batallón de Infantería Sucre N° 51 con sede en Maturín. Allí conocí y me aprendí tres (3) lemas o “eslóganes” que quedaron grabados para siempre en mi corazón y marcaron mi vida profesional, ciudadana y humana hasta el día de hoy:

• El primero, el lema del Batallón: “Disciplina, Trabajo, Nobleza”, que nos lo dábamos todos los días en la formación de Lista y Parte de la mañana, cuando el Primer Comandante nos saludaba.

• El segundo, la inscripción del Escudo de Armas de la Familia del Gran Mariscal Sucre, el cual era la insignia del Batallón y todos lo portábamos como un parcho de tela cosido al brazo derecho, y que rezaba en letras: “Contentez vous de Sucre” (Siéntase orgulloso de ser un Sucre).

• El tercero, era uno que estaba inscrito en una cinta a los pies del Escudo de Armas de la Ciudad de Maturín (que es el mismo del Estado Monagas), que forma parte de su Heráldica y que reza: “Resistió con valor”. Este me interesó más, porque me obligó a averiguar de qué se trataba. Es que Maturín fue atacada y asediada por las tropas realistas, incluyendo las de José Tomás Boves, cinco veces y nunca pudo ser ni vencida ni sometida y donde se puso de manifiesto el valor y la fiereza de la mujer venezolana, con Juana La Avanzadora a la cabeza.

Esto lo traigo a colación por la lucha que han dado y que están dando nuestros estudiantes, nuestras Universidades (con la muy Ilustrísima UCV a la cabeza) con todo sus Cuerpos de Profesores y Académicos. Han sido las Universidades, sus Profesores, pero sobretodo los Estudiantes, el inexpugnable bastión que en defensa de la Autonomía Universitaria, ha impedido que el Decálogo Rojo, haya podido avanzar ni un ápice en su aplicación en esa área, a pesar del incesante asedio, del acoso permanente y de las repetidas cargas del Gobierno durante todos estos años. En todos los demás puntos del terrible Decálogo, el Gobierno ha logrado avanzar algo en algunos y otros ya le pertenecen, pero tarde o temprano vamos a recuperarlos para Venezuela nuevamente; tal vez, también sea justo reconocer, la resistencia de algunos Sindicatos, con los de Guayana a la cabeza. También es muy digno de encomio y admiración la labor  de la muy Honorable Rectora, la Sra. Dra. Cecilia García Arocha (a quien no tengo el honor de conocer), porque se le ha plantado a este Gobierno felón, abusador y malandro como una verdadera “Juana La Avanzadora”, para defender la dignidad, el honor y la autonomía de nuestra querida matrona del saber, la Universidad Central de Venezuela.

¡¡No Señor!!   …Aquí no va a pasar como decía el Maestro Billo que había pasado en Cuba… “ que el Son se fue de Cuba porque le rompieron su guitarra y le callaron sus pregones”.

¡¡No, Señor Fidel!!… ¡¡No, Señor Maduro!!… ¡¡No, Señor Cabello!!!!… de aquí de Venezuela no se va a marchar La Libertad jamás… ¡¡porque aquí fue donde nació!!

Cuando toda esta noche oscura y esta borrachera roja terminen, tendremos los venezolanos que mandar a hacer sobre el Campus de la Ciudad Universitaria de la Universidad Central de Venezuela, un gigantesco Arco Iris, que resalte en su policromía el amarillo, el azul y el rojo y que tenga escrito con letras de Oro: “LA CASA QUE RESISTIÓ CON VALOR Y VENCIÓ LAS SOMBRAS”.

¡¡Estamos en tiempos de Resurrección…!!

 

Emiro Brito Valerio (Ex Secretario Privado y Ex Director del Despacho del Pdte. Chávez)
Comandante
El Cadete Guía
Domingo de Resurrección, 20 de abril del 2014

Leave a Comment

Complete la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.