Falsedades históricas como discurso

Los venezolanos nos preguntamos de cuál honorabilidad habla este gorila multisoleado, cuando en las filas de la institución que comanda pululan corruptos, narcotraficantes, y torturadores.

Los venezolanos nos preguntamos de cuál honorabilidad habla este gorila multisoleado, cuando en las filas de la institución que comanda pululan corruptos, narcotraficantes, y torturadores.

 
El origen de la Fuerza Armada Nacional no es de impronta libertaria, sino represora

 

José Rafael López Padrino / Soberania.org

Jose_Rafael_Lopez_Padrino_2

La manipulación y la falsificación de la historia no es algo nuevo, constituye una práctica vieja y deleznable que ha sido utilizada por los regímenes autoritarios como herramienta de dominación. Las trágicas experiencias del nazismo alemán y del fascismo italiano del siglo pasado así lo demostraron. Mediante complicadas estrategias de propaganda, esas filosofías manipuladas cometieron crímenes aberrantes.

Los milicos bolivarianos consecuentes con el ADN totalitario de sus progenitores ideológicos del siglo XX han institucionalizado el engaño y la adulteración de la historia en su empeño desesperado porque la misma diga lo que les conviene. La pretensión de reescribir la historia Patria con falacias históricas y barbaridades ideológicas fue iniciada por el insepulto comandante eterno y continuada por esta caterva de hijos bastardos y uniformados de la “robolución”.

Recientemente el multisoleado de Padrino López en su obstinación por ocultar la verdad histórica afirmó en medio de evasiones, silencios, y desinformaciones: “la fuerza armada nacional bolivariana es una organización eminentemente popular, forjada al fragor de las luchas libertarias valientemente lideradas por los próceres de la gesta emancipadora”. Este es un claro ejemplo de esa historia retorcida propia de los proyectos totalitarios. La Fuerza Armada Nacional (FAN) no fue forjada al calor de ningún prócer de la independencia, sino mediante decreto del General Cipriano Castro (5/07/1903). Años más tarde se inició la formación académica de su oficialidad bajo la dictadura del General Juan Vicente Gómez con la puesta en funcionamiento de la Escuela Militar (5/07/1910). Con ello se buscaba centralizar en el Estado el monopolio de la fuerza y eliminar la creciente presencia de las montoneras de caudillos regionales en el ámbito nacional. Al margen de las mentiras históricas del narcogeneralato (“portadores del glorioso uniforme heredado de los libertadores y libertadoras”), la fundación de la FAN se realizó durante los regímenes dictatoriales y reaccionarios de Castro y de Gómez. Su origen no es de impronta libertaria, sino represora.

El chafarote de Padrino López en su práctica goebbleliana insiste en un falaz origen épico y patriota de la FAN a fin de justificar su respaldo a las políticas opresoras y medidas totalitarias de su comandante en jefe, el iletrado de Maduro. Manipula vergonzosamente el pasado a fin de justificar la humillación, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales, la sistemática represión y militarización de la sociedad y la acción de grupos armados ilegales ofiicialistas. Este exalumno de la Escuela de las Américas, devenido en “revolucionario y socialista” frente a las criticas formuladas a la institución que comanda, amenaza a parlamentarios y periodistas con aplicar el Código de Justicia Militar: “Incurrirá en la pena de tres a ocho años de prisión el que en alguna forma injurie, ofenda o menosprecie a las fuerzas armadas nacionales o algunas de sus unidades” y remata afirmando: “la institución se reserva el derecho a ejercer las acciones penales que correspondan en el marco del estado de derecho, a fin de preservar su honorabilidad”. Los venezolanos nos preguntamos de cuál honorabilidad habla este gorila multisoleado, cuando en las filas de la institución que comanda pululan corruptos, narcotraficantes, y torturadores.

Padrino López y su logia fachobolivariana no toleran la disidencia, no entienden el juego democrático. Invocan a un supuesto pasado libertario para imponer la doctrina del enemigo interno, entiéndase disidencia política, a la cual satanizan y descalifican (antipatriotas). Concepto maniqueo que implica el descubrimiento, inmovilización y eliminación del “agresor interno” mediante el poder de las armas. Es el sustento moral y legal que justifica la eliminación del contrario (fuerzas malignas) en cumplimiento del sagrado deber de defender a la Patria.

A 71 años de la aniquilación del nazi-fascismo, se reeditan las viejas prácticas goebbelianas de la mentira y la falsificación de la historia desde el poder a manos de la logia fachobolivariana. Padrino López y sus hordas uniformadas, invocando un pasado perversamente retorcido, pretenden justificar sus posiciones fanáticas y extremas que los ha conllevado a la comisión de hechos abominables violatorios de los más elementales derechos humanos.

José Rafael López Padrino | M.D. Ph.D. / Professor Molecular Biosciences – School of Veterinary Medicine, U.C. Davis, CA.
Artículos recientes de José Rafael López Padrino
Artículos anteriores (2005-2012) de José Rafael López Padrino
E-mailjrlopez@ucdavis.edu
Twitter: @jrlopezpadrino
 

Leave a Comment

Complete la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.