PDVSA dirige al país hacia una peligrosa coyuntura

Según el plan inicial, para lograr la meta de 4 MMB/D para 2019, la FPO debería estar produciendo hoy día entre 2.1-2.3 MMB/D, sin embargo produce alrededor de 1.28 MM/D, presentando un desfase de cerca de 1 MMB/D.

Según el plan inicial, para lograr la meta de 4 MMB/D para 2019, la FPO debería estar produciendo hoy día entre 2.1-2.3 MMB/D.

 

Las declaraciones del ministro presidente de PDVSA abren desde ahora la “caja de Pandora” para Venezuela y asoman un escenario delicado para el país

 

Einstein Millán Arcia / Soberania.org

einstein_millan_arcia_1

Durante 2016 el presidente de PDVSA se ha cuidado de no mencionar explícitamente la cifra de producción de la Faja del Orinoco (FPO), limitándose a hablar de supuestos incrementos, más no de cifra total. La razón es simple, la producción de la FPO se está desmoronado, al igual que todos las otras segregaciones de la producción petrolera venezolana.

Según declaraciones de prensa[1], para febrero de 2015 la FPO producía 1.308.000 B/D, pronosticando un nivel de 1.400.000 B/D para el cierre del mismo año. Sin embargo, según reporte oficial de PDVSA, la producción al cierre de 2015 no superaba 1.308.000 B/D y para el cierre de agosto 2016 la producción se ubicaría alrededor de 1.280.000 B/D; una reducción neta de 28.000 B/D. A partir de 2010, la actividad operacional desplegada en la FPO no ha podido tan siquiera contrarrestar la declinación de la producción, menos aun para su crecimiento. Las causas de tal declinación son varias:

  • Incremento del 400% en los tiempos de perforación.
  • Disminución en la eficiencia de perforación.
  • Problemas concurrentes de “arenamiento” en los pozos.
  • Irrupción prematura en la producción de agua.
  • Caída de la producción inicial por pozo.
  • Problemas de congestionamiento, servicios y logística.

El 22 de septiembre del corriente PDVSA anuncia la perforación de 480 pozos en la FPO, con miras a incrementar en 250 MB/D su producción en un plazo de 30 meses; es decir, rayando ya el 2019. El bajo rendimiento mostrado en la producción alcanzada en función de la meta prevista que ha tenido el desarrollo de la FPO, aunado a la continua sequía financiera por la que atraviesa PDVSA, nos lleva a pensar que aquel anuncio que hizo Eulogio del Pino, con bombos, platillos, ofertando una producción de 4.000.000 B/D para 2019, no será concretada y muy probablemente su oferta se verá reducida a un famélico volumen de 1.500.000 a 1.600.000 MMB/D en el mejor de los casos.

 

pdvsa_faja_petrolifera_del_orinoco_produccion_2003-2019_1

 

De ser cierta esta hipótesis, las declaraciones del ministro presidente de PDVSA abren desde ahora la “caja de Pandora” para Venezuela y asoman un escenario delicado para el país, de no tomarse acciones correctivas inmediatas.

Según el plan inicial, para lograr la meta de 4 MMB/D para 2019, la FPO debería estar produciendo hoy día entre 2.1-2.3 MMB/D, sin embargo produce alrededor de 1.28 MM/D, presentando un desfase de cerca de 1 MMB/D. De acuerdo al nuevo escenario que plantea PDVSA, la producción de la FPO para 2019 se ubicaría en cifras cercanas a 1.55 MMB/D en el mejor de los casos, ya que sería inocuo pensar que en medio de una sequía financiera y ante una mengua gerencial sin precedentes, PDVSA pudiera hacer lo que no pudo hacer durante la época de la vacas gordas.

Dado que la actividad operacional sería en esencia concentrada principalmente en la FPO, es poco probable que la progresión de la producción de crudos de mayor valor, logre revertir la pronunciada caída observada hasta el momento y más bien indica que la misma seguiría su ruta descendente y siendo optimistas hacia el entorno de los 850 MB/D, tomando conservadoramente una declinación histórica cercana al 5% anual proyectada @ 2019, con inicio en 2013.

Lo anterior nos lleva a concluir en consecuencia que para 2019 PDVSA estaría en esencia manteniendo producción, con un volumen de alrededor de 2.4 MMB/D, pero con un agregado de crudos pesados que excedería el 65% de su caudal total.

En ausencia de mejoradores y menos aun de producción propia, PDVSA se vería en la necesidad creciente de adquirir cada vez mayor volumen de crudos para mezcla en el mercado ocasional, siendo seriamente castigada por los cada vez mayores diferenciales de precios en función de la decreciente calidad del crudo que se proyecta estaría produciendo.

La carga que impondría la existencia de estos diferenciales y su potencial variación en el tiempo, plantea desde ya la presencia de una delicada coyuntura para el país, debido a la conjunción de un menor ingreso por disminución del volumen de producción, aunado a una menor calidad de crudo y sumado al creciente y dispendioso gasto operacional que se avizora venir. Ello sin contar el inmenso costo de adecuación de la infraestructura y procesos aguas abajo que sería necesario, a menos que decidan enviar los crudos criollos a ultramar para su posterior tratamiento; ejemplo: Curazao-China.

Este escenario decretaría el capitulo final de nuestra historia petrolera. Sería más que nefasto, apocalíptico para la subsistencia política y social de un país mono dependiente y explícitamente importador como el nuestro.

 

……………………………………..

Referencia:

[1] http://www.lacomunidadpetrolera.com/2015/02/pdvsa-alcanza-record-de-produccion-en-la-faja-del-orinoco.html

Einstein Millán Arcia | Experto Internacional en Petróleo y Gas Upstream / Estudios de Especialización a nivel de doctorado en flujo de fluido en medios porosos – The University of Oklahoma, 1991 / Master of Science Petroleum Engineering – The University of Oklahoma, 1990 / Ingeniero de Petróleo (UDO – 1979). Ha publicado artículos y/o ha sido citado como experto en materia de petróleo y gas en: Soberania.org, Aporrea.org, Plattsblog, Oilpro.com, Las Armas de Coronel, Energy Economist y Los Angeles Times.
Artículos recientes de Einstein Millán Arcia
E-mail: emillan7@hotmail.com
• Twitter
: @EinsteinMillan

Leave a Comment

Complete la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.