www.soberania.info
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


¿A quién engaña José Albornoz?
Miguel Salazar / Semanario Las Verdades de Miguel No. 6 (Venezuela) - 07/05/04

Mi comentario de la semana

Un diagnóstico del entorno presidencial. Yo conspirador desestabilizador. Según el secretario general de PPT yo conspiro, desestabilizo. ¿Por qué? ¡Ah, porque he dicho lo que todos callan! Al monaguillo Albornoz le causa suspicacia que hable de sus andanzas en Pdvsa, porque dizque no lo debo hacer por inoportuno puesto que estamos precisamente a un paso de los reparos. Si por Albornoz es, entonces el mejor tiempo de hacer triquiñuelas es en estos días de reparos; porque obliga a un silencio solidario, no vaya a ser que se cree una matriz de opinión contraria al Gobierno. Un silencio "vaticano" pues. Aquí la alcahuetería alcanza un nivel insospechado. Si uno hace una recopilación de declaraciones de secretarios generales todos, sin excepción, son cortados con la misma tijera. No cambian el disco; si me critican la democracia está en peligro. Dudo que Albornoz sea el arquetipo de este proceso de cambio, y lo dudo porque su capacidad de respuesta es deficiente. Además, el jefe de PPT me luce vacilante. Pero si en algo luce indefenso y carente de argumentos es cuando se refiere a su actuación en la industria petrolera, sector donde se le considera un señor feudal. Pero José Albornoz no es tan pendejo como busca aparentar, por lo menos es eficiente a la hora de moverse en los medios de comunicación. Por cierto, en vista de sus relaciones "mediáticas" lo propongo para ocupar otro espacio para PPT como lo sería el Ministerio de Información. Me pregunto quién será el asesor de medios del monaguillo, ese que procura mostrarlo como un capuchino confesando pemones. ¿A quién engaña José Albornoz? Cuando menciona el proceso sus palabras suenan huecas, pero no por casualidad, sino porque en realidad (los hechos lo indican), él y sus prosélitos tienen una ambición diferente, por eso se cuadra con el grupo "las termitas come billetes" de Ismael García, porque, parafraseando a Federico Engels, todo leproso busca un leproso en su desgracia. "Cheito" quiere que yo le demuestre mis señalamientos y habla de poner a mi disposición el estado de sus cuentas bancarias, ¡que iluso! Además yo no he comentado de los negocios de Albornoz. En este país ahora he sido declarado enemigo público número uno de los cuatreros que buscan hacerse del poder. Las amenazas llueven... allá ellos. Hasta sentado en el banquillo de un tribunal me tienen y el verdugo con el hacha dispuesta para decapitarme. Con todo el peligro que corro, les confieso que a Chávez lo considero; puede que a mí me frieguen sus enemigos, que son los míos, pero cada día comprendo más su soledad porque nunca en nuestra historia republicana un hombre estuvo tan a merced de los renegados e intrigantes. Ahora, si yo estuviera en su pellejo comenzaría por replantearme la relación con la gente de Albornoz. Comenzaría por desconfiar de todos sus recomendados. No hace falta ser un profundo observador para comprender que hay una diferencia abismal entre el proyecto bolivariano y la ambición de este grupúsculo obrerista vestido como mantuano.

En lo que a mí respecta, sepan que vamos a seguir mostrando la cara desconocida de quienes hacen el papel de zánganos en el Gobierno. Me cuestionan que no me ocupe de la oposición, pero no voy a perder mi pólvora en zamuro. El sector realmente peligroso para la estabilidad democrática no esta entre quienes fueron desplazados del poder, sino precisamente entre quienes, desde su propio epicentro, pactan con los no interesados en la permanencia de Chávez en el Gobierno. El señor Albornoz lo sabe. Cuando hablo de amenaza para la estabilidad democrática es porque nos quieren vender, digamos que la oferta es inminente, un adefesio que presentan como chavismo sin Chávez; vale decir, ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario. Lo que promueven es una "aleccionadora" dictadura que sirva de escarmiento para quienes alguna vez soñaron con incorporar a los desplazados a un proceso de desarrollo. Eso lo sabe Albornoz, pero con la gravedad de compartir los criterios de los promotores de la dominación. Por eso ellos han venido haciéndose los "musiúes" cuando asisten sin más, unas veces como espectadores, otras como soterrados protagonistas al derrumbe de las instituciones. Por eso Albornoz permanece en silencio ante la impunidad, porque él forma parte inequívoca de la comparsa. ¿O es acaso falso que la organización del segundo paro petrolero contó con le anuencia de PPT, o es que Alí Rodríguez pertenece a otro planeta? Busquen la prensa de esos días y repasarán la conducta prepotente de Rodríguez, asomando condiciones para aceptar la presidencia de Pdvsa, porque en ese momento los medios de comunicación comprometidos con el golpismo lo inflaron como el salvador de la patria. Vamos, revisemos los periódicos de los días posteriores al golpe y sin más van a poder entender por qué se extiende la traición a nuestros días. Que responda Ismael García por sus bellaquerías, ¿o es que acaso el asunto ese que llaman Ayacucho no costó dinero para que al final, este señor con su cara lavada, diga que exigir cuentas claras es una bolsería de escribidor? No vale, ya está bueno que sigan como si nunca hubieran quebrado un plato. Yo prefiero mover el Gobierno, sacudirlo para salir del más oscuro oportunismo, a riesgo incluso de ser sepultado bajo los cimientos de un Gobierno derrotado, que permitir su precaria existencia mantenida en el sumo de los negociados de los politiqueros y embusteros. No, mi hermano, prefiero como el veguero, andar solo que mal acompañado. ¿O es mentira que es nuestra embajada de Washington, el embajador Alvarez trabaja sin sonrojo alguno por un transición con Rodríguez a la cabeza? ¿Es mentira acaso que nuestro servicio exterior ha estado de manera permanente al mando de los golpistas sin que Albornoz diga esta boca e mía? Ayer nomás estuve en Panamá y nadie sabe cómo se llama nuestro embajador en el istmo porque ni en su casa lo conocen.

Mientras tanto, Chávez es un tirano para el pueblo panameño gracias al silencio de ese diplomático invisible. Ese es sólo un ejemplo, porque repasar las otras sedes diplomáticas es para ponerse a llorar. ¿Es mentira acaso que los diputados de la alianza favorable al Gobierno, están más ocupados de hacer turismo que reclamar soberanía y respeto para nuestro país? No me diga el señor Albornoz que no lo sabe. Es más, no sólo lo conoce a la perfección, sino que lo alienta. Pura pacotilla. A mi de Ismael García no me extraña que me asocie cualquier calificativo porque sé quién es el personaje, sé que viene de lo más sórdido del trabajo municipal de Aragua. Si ha estado comprometido con el Gobierno es porque juega a tener un poco más de tiempo para culminar sus "acciones" de caridad constitucional. ¿Para quién es un secreto que Súmate es la columna vertebral de una matriz de opinión que degrada a nuestro pueblo? A los negociantes de la burocracia gubernamental poco les importa el destino que corra este Gobierno porque apuestan a su derrocamiento. Ahora, Hugo Chávez tiene que comprender su propia realidad, debe aprender de su soledad, que es la soledad del pueblo preferido, de nuestros desplazados y postergados. El Presidente tiene que hablar porque él mejor que nadie sabe lo que acontece a su alrededor. Por más decepcíonado que esté le está negado históricamente, por mandato popular, correr el mismo destino de Bolívar, dejando a su pueblo a la deriva. No. Para Chávez no hay autodestierro. El Presidente no puede dejar a su gente como los romanos hacían con los gladiadores. O Chávez estremece el establishment con una depuración absoluta de su Ejecutivo, o se convierte en otro olvidado de la historia. No hay espacio para los Albornoz ni para los García. La esperanza no debe morir ¿Acaso no sabe Albornoz de los 32 diputados que el 11A se vendieron al mejor postor? O los menciona él, o publico yo esa lista. ¿No sabe acaso del triángulo perverso que conforman los mediáticos apoyados en la farsa extremista de Datanálisis? Ah, bolserías, dirá Ismael García! Nosotros vamos a insistir, informaremos de toda la componenda que se prepara para hacernos reducir al mínimo como país. Yo no he escuchado a Albornoz dar un análisis serio acerca del Plan Colombia. Yo no he escuchado a García denunciar a los personeros estadounidenses que de manera irresponsable buscan comprometer al Gobierno con el narcotráfico. ¿O es que estos dos grandescarajos (perdonen la expresión), García y Albornoz, no leen de la prensa sino lo que les interesa? Que esta reflexión sea extensiva a todos los otros funcionarios de este Gobierno que han mantenido un concubinato con la impunidad. Pido a Dios que en este momento supremo, por lo luminoso y trágico a la vez, nos dé luces.


Talanquera*

Quién quita y cambiaron de idea. Lo cierto es que han pasado más de dos años del 11A y no queda sino darles el derecho a la duda. La siguiente lista de diputados fue preparada en la Asamblea Nacional para llevársela a Pedro Carmona, con el objeto de darle fe que en esa instancia contaría con el quorum necesario para legitimarlo como jefe de Estado, pero Daniel Romero lo convenció de que escuchara la catajarria de decretos que terminaron con su sueño.

La lista (todos pertenecen al llamado Bloque del Cambio): Amalia Sáez, Ángel Graterol, Ángel Landaeta, Ricardo Gutiérrez, Ángel Rodríguez, Asdrúbal Salazar, José Urdaneta, Calixto Ortega, Roque Espinoza, Adela Flores, Ramón Vivas, Alfonso Becerra, Elvis Amoroso, Eva Chacón, Francisco Solórzano, Ismael Burgos, Jacinto Martínez, Jesús Santiago, José Khan Fernández, José Sanguino, Juan Mendoza, Julio García, Julio Moreno, Luis Acuña, Luis D'Angelo, Luis Franceschi, Luis Velázquez, Marelis Pérez, María Santana, Miguel Rojas, Orlando Rivero, Ramón Acosta, Denis Gómez, Ismael García, Pedro Jiménez, Pedro Bastidas, Roberto Quintero, Rodolfo Gutiérrez, Saúl Ortega, Simón Escalona, Tulio Jiménez, Victoria Mata, Virgilio Chávez, William García, Félix Leonett, Héctor Vargas, Manuel Carmona, Carlos Colina, Néstor León Heredia, Oscar Pérez, Balmiro Omaña y Pedro Solano.

Me imagino que los promotores de la idea contaron con la aprobación de los postulados; aunque, no por ello podemos estimar que algunos no hayan sido consultados. Pero la fuente es absolutamente confiable.

* Las Verdades de Miguel No. 7 - 14 al 20 de Mayo 2004.


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada