www.soberania.info
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Una patria de soberanía limitada
Néstor Alexander* / Soberania.info - 14/06/04

Se comienza desde el fin: el Referéndum. Esta vaina, que monopoliza el discurso de casi todos es inaguantable. En todos los canales de televisión tanto los del capital como el "del pueblo" repiten ad nauseam programas de opinión e información sobre el tema.

Es, sin embargo el último capitulo de un largo guión. El Golpe de Abril, negociación, golpe petrolero, negociación, recolecta de firmas, fraude, negociación, nuevo fraude, negociación... ¿Hasta cuándo?

Se proclama entonces el referéndum revocatorio bajo la mirada divertida de los "observadores internacionales" cuyo "equilibrio" parece tan perfecto que resulta invisible. OEA, Centro Carter, dos instituciones gringas cuyo intento último es de homogeneizar el continente sirviéndolo en salsa de democracia formal condimentada por grupos de poder "local" estrechamente ligados a la política y las necesidades de las transnacionales gringas.

"Soberanía limitada" describe esta contingencia, en Venezuela hoy. El pueblo venezolano es cada día humillado por esta "tutela" externa, que tiene voz alta en el destino del país.

El Presidente se había lanzado en el más fuerte discurso anti-imperialista que jamás se había escuchado - fuera de Cuba - por parte de un Jefe de Estado del continente. Esto fue el 29 de febrero.

Sin embargo, PDVSA seguía y sigue en su incansable labor de suscribir acuerdos de entrega de las reservas a empresas transnacionales. Se siguen negociando acuerdos que no son anunciados, ni menos discutidos con el pueblo.

Nadie en Venezuela parece conocer con certeza el contenido del
"Plan de Negocios" de la empresa para los próximos cinco años, ni nadie parece haber visto cuentas consolidadas de PDVSA en los últimos dos años.

En mayo, PDVSA hace una presentación formal del
"Plan de Negocios" frente a ... los inversionistas y banqueros de Wall Street, New York. Ellos sí merecen la atención de PDVSA - la que AHORA es del pueblo - y pueden recibir información que NO se divulga en Venezuela.

Los EEUU que, como nunca, están recibiendo un servicio de suministro seguro de petróleo de Venezuela, deciden seguir con su campaña de amenazas y ataques contra Chávez. Se presentan, cerca de Caracas, grupos de
paramilitares colombianos, los mismos que desde hace tiempo actúan impunes en asesinatos de dirigentes campesinos en la frontera con Colombia.

Esta presión constante funciona, paralizando la atención sobre el peligro de invasión por el vecino colombiano y el norteamericano. Con esto se obtienen dos resultados. El primero es ocultar el nivel de invasión del país, ya consolidada, por parte de los intereses yankees. Segundo, se mantiene el pueblo bien ocupadito desgastando su energía en todo el discurso y proceso referendario. El supuesto peligro de un enfrentamiento militar directo genera la aceptación masiva de este proceso que no debería tener sentido para el pueblo, y logra paralizar la acción positiva y propositiva tanto del pueblo como de sus "representantes". Al mismo tiempo, por las mismas motivaciones y como parte integrante de este proceso referendario, se entregan poderes "de veto" a la instituciones externas de tutela y se hacen continuas concesiones a la oposición; por ejemplo, el reparo.

Cuando se comienza a negociar nunca se sabe en donde se va a parar. Y aquí se ha negociado bastante.

Suponiendo que la oposición no haya recogido las firmas o suponiendo que las haya recogido con fraude y trampas como fue ampliamente demostrado, ¿se puede saber por qué las "anticipaciones" del CNE son tomadas como Biblia y, sin otro particular, "se va al Referéndum"?!!!

Hubo negociación. ¿Por qué Chávez la acepta? Su discurso público está perdiendo esmalte, brillo, ni siquiera lo recupera frente a la "sorpresa" del resultado aparente del conteo, el Jueves 3 de junio. Se dirige al pueblo de Venezuela con un discurso débil, incierto, celebrando el "valor democrático" de este referéndum...

Dicen que es porque la situación todavía no está lista para un enfrentamiento duro entre las partes para el control de la calle, del territorio. Ahora, si éste es el motivo para apoyar la solución "referéndum", tenemos que ser concientes que dentro de dos meses NECESITAREMOS estar listos porque allí no habrá más prórroga. ¿Si la oposición pierde, acaso se va a ir a la casa tranquila? Hasta ahora, cada vez que fueron derrotados ellos subieron el nivel de la arrogancia, así ganando espacio y apoyo importante. NO de parte del pueblo, pero sí de los que toman las decisiones en su lugar...

Podemos concluir que ésta no será ciertamente la ocasión en que la oposición se repliegue pacíficamente. ¿Si gana la oposición, serán los movimientos populares los dispuestos a replegarse "tácticamente"? Tampoco es probable. ¿En el caso de que haya sublevación, de que lado estarán los fusiles de las Fuerzas Armadas? Vemos entonces que con un resultado, igual como con el otro, no habría ninguna pacificación de los ánimos.

¿Cuál es entonces el escenario que pueda eventualmente limitar el desgaste de una sublevación popular? Es la entrega del poder mediante un proceso inevitablemente "democrático", si creemos en los valores constitucionales. Este es el escenario de la negociación en la cual no puede de ninguna manera estar ausente el Presidente. Sin embargo, para entregar el poder sin causar (casi) incidentes, no es suficiente pegarse al espíritu de las leyes, hay que agregarle un toquecito de "psicología de masas".

Es allí donde surge mi hipótesis sobre la cual espero sinceramente equivocarme. Se genera una disminución de la imagen y el prestigio del Presidente, gradual pero cierta, que causa entre el pueblo una ola de desafección por vía de la desilusión.

Para poderse dar la transición auspiciada por los USA y los "Chavistas sin Chávez", el Presidente debe colaborar para asegurar la pérdida de este manto sobrenatural que tiene para el imaginario profundo del pueblo.

Por esto mismo nos encontramos frente a un Presidente que se está equivocando a menudo y parece perder este lazo metapsíquico con su pueblo. Un Presidente que se deja llevar por los traidores sin reaccionar...

Este es el contexto para Agosto y después.

Cuando haya perdido el combate de amor por las hembras, un animal salvaje puede, mejor dicho, debe dejar su grupo y desaparecer.

Un Presidente debilitado política y moralmente es condición necesaria para que el pueblo, o parte de él, pueda eventualmente perder su fuerza y sus reacciones se ablanden, aceptando esta salida de escena anunciada. Y sería aún más ostensible, creo, en el caso que el pueblo se sienta directamente "traicionado" por su líder.

En palabras más crudas, esta estrategia prevé la extinción de la esperanza en el pueblo, y por ende de su capacidad de actuación en situaciones críticas, mediante un suicidio político fríamente calculado (y controlado) de su líder mesiánico.

Hay dos incógnitas en este escenario. En primer lugar habrá que ver en qué medida en el pueblo prevalezca una voluntad de redención y no de rendición, es decir, la capacidad de generar inmediatamente una resistencia activa a este "diseño" de "tra(ns)ición suave". La segunda, a la vez parcialmente determinada y determinante de la primera, es la medida en que las Fuerzas Armadas se conviertan realmente en un ejército de pueblo y no de Estado.

Si una combinación de estas dos incógnitas llegara a afirmarse con fuerza, la solución dibujada por el capital nacional / internacional terminaría complicándose y el escenario seria de prolongada inestabilidad, causada por la iniciativa popular, algo semejante a lo de Irak hoy.

Lo que es cierto es que el pueblo todavía no ha visto las cartas, y convendrá estar preparados y unidos, con un programa de gobierno bien claro en la cabeza, construyendo poder local, controlando espacios físicos, fortaleciendo la hegemonía necesaria para ganar la guerra en curso.

NO HAY CHEQUES EN BLANCO. LA CAPACIDAD CRITICA ES AHORA MÁS IMPORTANTE QUE NUNCA.

* nomascomplacencia@yahoo.com


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada