www.soberania.info
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


El Baduel "conspirador" lo fabricó PDVSA-MEM
Agrupación Fuerza Moral Petrolera (Zulia) / Aporrea.org (Venezuela) - 27/06/04

PDVSA y el MEM, como si fueran movidos por intereses superiores de gobiernos corporativos, echaron a correr la matriz de opinión de que el General Raúl Isaías Baduel, era conspirador.

Al hacer un seguimiento a la información de prensa, a correos electrónicos que circularon dentro de PDVSA Oriente, Occidente y Caracas, puede comprobarse el origen de ese estigma fabricado e implantado nuevamente por Mckinsey-Súmate.

La versión del Baduel "golpista y conspirador", comenzó a surgir específicamente, después del Primer Encuentro Occidental de Trabajadores Petroleros, Comunidades y Fuerzas Armadas, realizado en el CIED, Tamare (Cd. Ojeda) el 9 y 10 de agosto de 2003.

Ese Encuentro Occidental, que estuvo antecedido por el de Oriente (Puerto La Cruz, 21-23/07/2003) y seguido por el de Yagua (CIED, 30-31/08/2003), constituyó la antesala del Congreso Petrolero que se realizaría del 18 y 19 de octubre, en Maracay, estado Aragua.

En el Encuentro de Tamare, el general Baduel estuvo acompañado por el general Roger Cordero Lara, Comandante General de la Aviación.

El 11/08/03, el diario El Regional reseñó que el alto representante militar había ratificado, en ese evento occidental, que
Pdvsa era un asunto de Seguridad de Estado, tal como lo establecía el título Séptimo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en donde se exponía que la seguridad de la nación es la competencia esencial del Estado, por lo que la Fuerza Armada debe tener una activa participación en ella. En el evento de Tamare, estuvieron presentes los representantes del Comité de Reestructuración de Pdvsa, Teniente Coronel Francisco Espinosa Gouyón*, Alí La Cruz* y Mario Viloria, debidamente acompañados por Juan Pablo Miranda (Bandera Roja), Jesús Martínez (Liga Socialista), el abogado Críspulo Rodríguez (Liga Socialista). Todos ellos, como si hubieran ido especialmente a tratar de entrevistarse con el General Baduel, lo conminaron a una reunión privada para alertarlo de que ese Encuentro, aunque auspiciado por PDVSA, no era de petroleros ni de militares, y que con el foro PDVSA POR DENTRO que se estaba presentando a nivel nacional y en los cuarteles, se estaba adelantando una campaña en contra de la Junta Directiva de PDVSA, contra el mismo Comité de Reestructuración y el Comité Guía formado en Oriente.

El general Baduel, hizo llamar inmediatamente a los creadores de ese Foro, y allí con todos en reunión, invitó a los denunciantes a conocer esa presentación.


El 9/09/2003, el Boletín OIR (Opción de Izquierda Revolucionaria, en impreso de los activistas de Pdvsa), destacó que el MEM, PDVSA y SINUTRAPETROL ponían obstáculos a la realización del Congreso Petrolero y especialmente el PPT.

El 19/9/2003, individuos que levantaron y distribuyeron falsos informes, utilizando los mismos términos que los miembros del Comité de Reestructuración contra el Foro PDVSA POR DENTRO y contra los altos representantes militares que asistieron a esos eventos, fueron posteriormente premiados con empleos permanentes en PDVSA Caracas y Occidente.

El email del 8/10/2003 del gerente de Asuntos Públicos de Occidente, Mario Socorro, fue explícito negando el auditorio a trabajadores para reuniones preparatorias del Congreso Petrolero, argumentando que esas reuniones no obedecían a lineamientos organizacionales.

El 12/10/2003, en Ultimas Noticias, el director laboral Nelson Núñez,
cuestionó la realización del Primer Congreso Petrolero, porque a su juicio, este no era petrolero y estaba siendo promovido por gente que no trabajaba en la industria, que andaba desvirtuando la realidad de la reestructuración.

El 16 y 17/10/2003, PEQUIMAR (Asociación de trabajadores petroleros, químicos y marinos) en volantes distribuidos en evento realizado en La Campiña en presencia de Alí Rodríguez, alta gerencia y demás empleados, aducía que esos encuentros petroleros tenían una pobre convocatoria, y le abrían espacios a grupos de intelectuales ajenos a la industria, que "promueven y fomentan ataques desmedidos contra Alí Rodríguez y la Junta Directiva de Pdvsa" (.), promueven un nuevo paro petrolero y fomentan el Chavismo sin Chávez. En ese mismo volante, PEQUIMAR felicitaba al Comité Guía por haberse reunido con el Presidente de PDVSA, quien se había comprometido a hacer un encuentro con ellos "el 2 de diciembre".


El 17/10/2003, Ultimas Noticias, tituló que la Constituyente Petrolera contaba con la simpatía de los militares, destacando que la participación de General Baduel y de otros altos militares, se fundamentaba en el argumento de que el petróleo estaba vinculado a la seguridad y defensa nacional, lo cual, al juicio del periodista José Suárez Nuñez, le planteaba un nuevo ingrediente a la confusión interna de Pdvsa, ya que estimulaba la necesaria discusión sobre el nuevo perfil de la petrolera estatal.

El 17/10/2003, Ultimas Noticias, reseñó El Congreso Petrolero Levanta Ronchas, destacando el periodista Cesar Contreras Altuve, que los organizadores del evento habían manifestado que "Pdvsa no desea entrar en el debate", por lo que la industria y el MEM, se oponían y no asistirían al evento.

El 17/10/2003, Ultimas Noticias, destacó la apreciación del profesor
Francisco Mieres, quien señaló que el hostigamiento al Congreso Petrolero, se había convertido en "alegatos difamatorios para negarle apoyo y validez".

El 19/10/2003, un supuesto grupo denominado, AFABC (Asociación Civil de Fuerzas Activas Bolivarianas Comunitarias) en otro volante que distribuyeron en PDVSA, denunciaron la "promoción de una falsa Constituyente Petrolera montada por quintas columnas disfrazados de revolucionarios que se encontraban enquistados dentro de la industria petrolera", quienes promovían la privatización de PDVSA y un nuevo paro petrolero. Acusaban a Pablo Hernández, Víctor Poleo y Francisco Mieres de manipular a trabajadores y a miembros de las Fuerzas Armadas". Según AFABC, esos señores pretendían que Pdvsa no rindiera cuentas al Estado. AFABC, por su parte, también descalificaba al Comité Guía y al gerente general de oriente, Nelson Martínez, por haber promovido estos encuentros de trabajadores, comunidades organizadas y Fuerzas Armadas.

Al negar el apoyo al Congreso Petrolero realizado en Maracay, el 18 y 19 de octubre de 2003, cuyo presidente honorario era el General Baduel, tanto el
Ministro Rafael Ramírez (MEM) como Alí Rodríguez Araque (PDVSA) y Nelson Nuñez, Director Laboral (SINDICATOS), dejaban en evidencia el origen de esa matriz de opinión y los operadores utilizados para divulgarlas.

Por supuesto, una temática como ésa ponía el dedo en la llaga como bien observaba el periodista Eleazar Díaz Rangel, en Ultimas Noticias, el 20 de octubre 2003, con respecto a la negativa del MEM-PDVSA y Sindicatos de apoyar al Congreso Petrolero, ya que allí se pretendía que PDVSA
"dejara de ser una autocracia para someterse al control de la base", cuestión que ni el MEM ni PDVSA parecían dispuestos a facilitar.

El discurso del General Baduel, en ocasión de su Toma de Posesión como comandante General del Ejército el 16 de enero de 2004, constituyó un análisis clave para entender la situación nacional en el contexto de la geopolítica petrolera, y fue el mismo presidente de la República quien solicitó a viva voz y a través de los medios, que se editara y se distribuyera en todos las instituciones educativas, incluidas las militares, del país. Igualmente lo solicitó para el discurso del General Jorge Luis García Carneiro. A la fecha, ni el MEM, ni PDVSA ni el MECYD, han dado respuesta a esa solicitud, como si desestimaran las graves amenazas que se ciernen sobre el país por tener altas reservas petroleras y casi nula información para defenderlas.

El reciente caso de
Roger Rondón en la Asamblea Nacional, acusado ahora de "conspirador, golpista, oposicionista, promotor del chavismo sin Chávez", el anterior caso con Fabián Chacón, etc., demuestra los mismos argumentos que utilizan las autoridades del MEM, PDVSA y SINDICATOS, para descalificar a quienes objetan sus procedimientos. No aceptan disentimientos.

¿Por qué se presentan los del MEM-PDVSA como "las joyas de la corona"? ¿Quiénes están detrás de que sigan en la nueva, las maniobras y negociados de la vieja PDVSA?

¿Por qué la Nueva PDVSA, mantiene en todos los nuevos contratos la misma cláusula de confidencialidad que la vieja industria, y por qué dan esa misma razón para que no podamos saber las condiciones que se negociaron en el pasado y las cuales permanecen intocables "en nombre de la seguridad jurídica"? ¿Por qué esgrimen esa "confidencialidad" para esconder las condiciones en las que la Nueva PDVSA negoció la
Plataforma Deltana, la venta de petróleo subsidiado a FREE MARKET, la permanencia de Mckinsey-Súmate en PDVSA-MEM?

¿Por qué en la Nueva PDVSA, se sigue utilizando esa misma cláusula de confidencialidad para que no podamos conocer la venta irregular de gasolina, el contrabando de petróleo, la renovación y prosecución de contratos a las empresas y operadoras golpistas, la extensión a dedo de contratos a empresas de familiares, el mantenimiento en nómina de altos ejecutivos golpistas, la jubilación secreta de ejecutivos golpistas, la reincorporación amañada de golpistas, el empleo de opositores, el intento fallido de la entrega de Tomoporo, Franquera y Tácata, salvados en la víspera gracias a un único ejecutivo patriota que dió la cara por Venezuela?

Es válido en consecuencia concluir que la industria petrolera (MEM-PDVSA-SINDICATOS) no quiere ni le conviene debatir. Informan lo que quieren, cuando quieren y a quien quieren. Están dispuestos a sacar del medio a quienes se les atraviese, así sea el mismísimo presidente de la República. Esa es su "gobernabilidad": que permanezcan mudos los empleados, que se encaramen "espontáneamente" en los autobuses para ir a defender en la Asamblea Nacional al Ministro del MEM-PDVSA sobre asuntos que no conocen, que se imponga la complicidad si no quieres ser despedido o ser acusado de conspirador, golpista y quinta columna.

En definitiva, ¿Qué intereses defienden los que atacan al Comandante General del Ejército venezolano, Raúl Isaías Baduel, hombre clave de la constitucionalidad?


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada