www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Detectaron irregularidades administrativas en auditoría externa realizada a Pdvsa
Mery Mogollón / El Nacional (Venezuela)- 11/07/05

Los contadores no han podido realizar los análisis contables de la deuda petrolera de Cuba, cuyo monto ascendía a 584 millones de dólares el 31 de diciembre de 2003; de esta cantidad, 478 millones de dólares estaban vencidos. La corporación enfrenta demandas por 9,32 millardos de dólares.

El primero de julio de este año, Petróleos de Venezuela notificó a la Securities and Exchange Commission (SEC, por sus siglas en inglés) que el informe anual correspondiente a 2003 y 2004 no sería presentado.

Esta no es la primera vez.

Desde junio de 2004, la corporación petrolera ha postergado la entrega de los informes operacionales y financieros auditados ante la comisión de valores de Estados Unidos.

Pdvsa tampoco ha presentado su informe anual 2003 y 2004 en Venezuela, a pesar de que el Código de Comercio vigente establece tal obligación.

Según las normas de la SEC, Pdvsa tenía hasta junio de 2004 para entregar -dentro de los lapsos normales- el informe 2003. Igualmente, para presentar el correspondiente a 2004 disponía hasta el 30 de junio de este año. Ambos plazos caducaron, por lo cual la empresa entró en una especie de mora reiterada e indefinida con el organismo que protege a los inversionistas en Estados Unidos, lo cual afecta su credibilidad en los mercados financieros mundiales y las posibilidades de obtener nuevos créditos con instituciones reconocidas en condiciones aceptables, en términos de tasas de interés y plazos de pago.

En los últimos 18 meses, varios funcionarios de Pdvsa, entre ellos Alí Rodríguez Araque, Aires Barreto y José Rojas, han alegado que los retrasos obedecen a los problemas causados por el paro nacional de 2002. Contradictoriamente, también han asegurado que los controles internos y las operaciones han sido restablecidos en su totalidad.

Lo cierto es que estados financieros y operacionales de 2003 y 2004 no están listos. ¿Por qué? Hay muy pocos datos oficiales para responder tal pregunta. Los auditores internos y los contadores públicos externos no tienen en sus manos toda la información necesaria para completar los balances, de acuerdo con las normas contables internacionales.

En Pdvsa, los funcionarios consultados indican que José Rojas, como vicepresidente de Finanzas, realizó esfuerzos para cerrar la auditoría de 2003. Pero a Rojas le faltó tiempo y paciencia, porque renunció en enero pasado sin concluir la tarea.

A mediados de julio del año pasado, David Arismendi, socio de la firma de contadores públicos Alcaraz Cabrera Vásquez -contratada para revisar y avalar los estados financieros de la estatal petrolera-, envió a José Gregorio Morales, director ejecutivo de Finanzas, un detallado resumen de 18 páginas sobre los asuntos significativos por resolver en la auditoría general, cuya aclaratoria es indispensable para culminar el informe 2003.

"En este resumen, la firma Alcaraz Cabrera Vásquez hizo una serie de requerimientos vitales, que en su gran mayoría no han sido entregados hasta la fecha"
, dijo un funcionario del Departamento de Contraloría de Pdvsa, quien pidió no ser identificado.

El referido resumen consta de siete secciones: Pdvsa Petróleo, Pdvsa Gas, Deltaven, Pequiven, Casa Matriz, Pdvsa Centro Corporativo y Bariven, en las cuales se hace un detallado inventario de irregularidades, inconsistencias, debilidades, información faltante, cobros dudosos, ausencia de controles, procesos inconclusos, entre otras observaciones consideradas como asuntos significativos.

Requerimientos contables

Entre los requerimientos solicitados para todos los entes ya mencionados, el de mayor urgencia es "completar actas de asamblea de accionistas y de la junta directiva, incluyendo su trascripción a libros y firma de los asistentes a las reuniones. Certificado de actas hasta la fecha de emisión de los estados financieros consolidados".

Según la fuente consultada, "después del paro no se realizaron las asambleas de Pdvsa ni de sus filiales correspondientes a los años 2002 y 2003. Sin las actas certificadas, los estados financieros no tienen soporte legal".

La mayor cantidad de requerimientos contables se hizo a Pdvsa Petróleo, entre los cuales destaca: "Comparación del presupuesto de operaciones, inversiones y otros costos y gastos de 2003, versus la ejecución presupuestaria y la explicación de las variaciones más significativas".

Otras exigencias contables que no han sido satisfechas se centran en aspectos del manejo operacional de la empresa, tales como las listas de los pagos realizados en bolívares y en dólares; las listas consolidadas de clientes de ventas de exportación de crudos y productos; aclaración de diferencias identificadas en la determinación de costos unitarios para la valoración de los inventarios de crudos y productos; detalle de los pozos existentes; bases para determinar el agotamiento de los pozos; documentación soporte sobre los descubrimientos de nuevas reservas de crudo y gas; resumen de la producción de crudo; movimiento de las reservas probadas; documentación que soporte los factores de merma de gas natural; plan de negocios de Pdvsa y sus filiales; estadísticas del personal contratado; reportes de despachos de crudos y productos no facturados; totalidad de facturas anuladas de crudos y productos refinados; lista actualizada de reclamos a las compañías de seguro, indicando la probabilidad de recuperación de los montos reclamados; y documentos de comodato de los bienes entregados al Ministerio de Educación y al despacho de la Defensa.

Fallas detectadas

La auditoría de la firma Alcaraz Cabrera Vásquez, miembro de KPMG Internacional, reveló un sinnúmero de irregularidades en el manejo de Pdvsa durante 2003, las cuales son descritas bajo la denominación de "Asuntos significativos".

Según esta auditoría sobre el dinero en efectivo que dispuso Pdvsa, hay cuatro asuntos que se destacan:

1) Las conciliaciones bancarias presentan un número importante de partidas pendientes, equivalentes a un neto de 289 millones de dólares.

2) Se identificaron tres cuentas bancarias activas con saldos no contabilizados.

3) Los saldos de caja chica en bolívares y en dólares presentan un saldo neto acreedor por 384.375 dólares, pendientes de análisis.

4) Se identificaron 200 documentos de pagos realizados de manera manual por 342 millones de dólares, que no poseen aviso de pago y están pendientes de contabilizar.

Los inventarios de materiales y crudo constituyen otro asunto delicado, especialmente por la interrupción del control interno. En consecuencia, se detectaron irregularidades que impiden la verificación y conciliación de las cuentas.

Igual sucede con aspectos relacionados con la producción de petróleo, en los que los auditores se han encontrado con serias deficiencias informativas para precisar el deterioro de los activos, cuantificar las reservas o analizar los precios promedio y los costos de producción, entre otros detalles técnicos.

En el resumen correspondiente a las contingencias en Pdvsa Centro Corporativo, los auditores informan que "la Gerencia de Consultoría Jurídica reportó 9,32 millardos de dólares en demandas o reparos en casos tributarios, de los cuales sólo se propone provisionar 3 millones de dólares".

El costo de los despidos

Otra de las situaciones que influye en forma decisiva en los retrasos de Pdvsa para concluir el reporte anual 2003, se encuentra en la indefinición legal y administrativa de 18.000 trabajadores despedidos ese año, así como en la contratación sin soporte de nuevo personal y jubilados de la industria petrolera.

Los auditores de Alcaraz Cabrera Vásquez advirtieron: "Se requiere un análisis por filial en el que se resuman las obligaciones pendientes con los trabajadores en condición de despido, señalando los pasivos, acumulaciones en libros, fideicomisos, cuentas por cobrar, cuentas de capitalización individual, pagos de nómina realizados en 2003, entre otros, determinándose cualquier efecto por ajustar en los estados financieros".

Asimismo, señalan que "durante 2003 se efectuaron ciertos pagos de sueldos y otras remuneraciones a personal en condición de despido, sobre los cuales la gerencia no ha completado los análisis para su contabilización y evaluación de acciones para su recuperación".

Sobre el personal contratado, los auditores determinaron que un grupo de trabajadores no está incluido en nómina, por lo cual no se ha podido verificar la adecuada asignación contable en los costos y gastos relacionada con los pagos a esas personas, ni la acumulación de beneficios e indemnizaciones.

En cuanto a los jubilados contratados bajo la modalidad de honorarios profesionales, los auditores advierten que éstos tienen el derecho de solicitar una indexación del monto correspondiente a su jubilación, lo cual de aplicarse ocasionaría un efecto contable importante sobre 2003.

Los problemas contables de 2003 inciden negativamente en la elaboración del balance correspondiente a 2004, razón por la cual los auditores externos advirtieron hace un año que era necesario establecer un cronograma de cierre para la preparación de los estados financieros, incluyendo el suficiente análisis de saldos. El cronograma no se elaboró ni se ha concluido la auditoría de 2003 por falta de información. Por segundo año consecutivo, Pdvsa llega a la fecha tope del 30 de junio sin rendir cuentas de su gestión.

CUENTAS POR COBRAR

En la auditoría realizada por la firma Alcaraz Cabrera Vásquez, la sección cuentas por cobrar es una de las más reveladoras de la situación contable en la empresa petrolera nacional.

1) Ventas de crudo y productos. No se han recibido 13 de las 49 confirmaciones de saldos enviadas a clientes del exterior. Se recibieron 30 confirmaciones con diferencias, de las cuales 15 aún no han sido conciliadas.

Los auditores no han podido realizar procedimientos de auditoría sobre el saldo deudor de Cuba Petróleo (Cupet), por 584 millones de dólares al 31 de diciembre de 2003, del cual 478 millones de dólares están vencidos. Sin embargo, la firma de contadores fue informada de que los pagarés emitidos por la República de Cuba -que garantizan el financiamiento establecido en el acuerdo de suministro de crudo y productos- se encuentran bajo custodia de personal de Tesorería. Pero los auditores aclaran que no han verificado la existencia física de dichos documentos.

2) Diferencias entre auxiliar y mayor contable. No están suficientemente analizados los saldos que conforman la cartera de clientes del exterior. Existe una diferencia neta de 96 millones de dólares entre el auxiliar y el mayor contable de clientes del exterior. El mayor de las cuentas por cobrar incluye saldos acreedores pendientes de análisis y regularización por 266 millones de dólares. El análisis del saldo de la cuenta "cobranzas no analizadas", por un neto de 163 millones de dólares, no ha sido completado.

3) Ventas de exportación. En los sistemas Stars (facturación) y RD (despacho) se identifican situaciones que podrían generar problemas de integridad y exactitud en la información procesada. Entre éstos:

a) saltos en la correlatividad de las facturas por ventas y de los movimientos de despacho;

b) cargamentos facturados que no aparecen despachados;

c) cargamentos despachados que no aparecen facturados.

4) Cobros dudosos. No está disponible el análisis de la suficiencia de la provisión para cuentas de cobro dudoso. El saldo vencido de cuentas por cobrar supera los 874 millones de dólares.

5) Intereses de mora. Se identificaron preliminarmente 106 millones de dólares de intereses de mora por saldos vencidos de clientes pendientes por gestionar el cobro y no contabilizados.


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada