www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


El carbón del Zulia. Perjuicio o beneficio
Las Verdades de Miguel No. 63 (Venezuela) - 08/07/05

La historia del carbón del Guasare se remonta al 30 de junio de 1876, cuando el general Wenceslao Briceño Méndez presentó al ministro de Fomento un informe sobre la exploración de la región carbonífera de Tulé y los depósitos de petróleo, betunes, asfaltos y carbón que contiene el estado. Con la aparición del petróleo a comienzos del siglo pasado, el carbón quedó olvidado. Pasaron casi 100 años para que Corpozulia retomara la investigación de esa riqueza del Zulia y solicitó y obtuvo en 1973 del Ministerio de Minas e Hidrocarburos (hoy de Industrias Básicas y Minería) 70 mil hectáreas en concesión para explorar la zona.

¿Qué hizo Corpozulia?

Corpozulia inició un programa exploratorio para determinar la cantidad y la calidad del carbón y para seleccionar el área que de acuerdo con la Ley de Minas, debía reservarse, devolviendo el resto, a la nación. Entre 1974 y 1978 exploró las 70 mil hectáreas, se perforaron más de 40 mil metros en 400 localizaciones diferentes y probó reservas por 160 millones de toneladas. Es decir, Corpozulia incorporó al patrimonio de la nación una riqueza que en esa época tenían un valor de 5 mil millones de dólares.

Pero además, Corpozulia visualizó un desarrollo donde el carbón se utilizase como un insumo en la producción de acero y electricidad, agregando valor al carbón. En definitiva, lo que Corpozulia buscaba con la explotación y utilización del carbón no era convertirse en una corporación minera, sino tener un recurso que sus beneficios ayudasen a transformar la economía de la región y generasen una mejor calidad de vida a la población.

En este camino, Corpozulia su buscó un aliado importante: la Universidad del Zulia (LUZ). Con ella y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicit) fundó un Centro de Investigación en carbón; con LUZ contrató un estudio ambiental y social de la región del Guasare; con LUZ fundó la opción de siderurgia en la Escuela de Mecánica donde graduó una promoción y con LUZ implementó un Programa de Arqueología de Rescate para recuperar toda la información precolombina de nuestros primeros pobladores.

Finalmente, constituyó Carbones del Zulia (Carbozulia) en 1978 para llevar a cabo la implementación del proyecto. Lamentablemente, la crisis económica del año 83 llevó al Ejecutivo Nacional a tomar la decisión de traspasar Carbozulia a Pdvsa, con lo cual Corpozulia perdió un instrumento importante de desarrollo. En ese momento, Corpozulia le entregó a la estatal petrolera los proyectos completos y reservas probadas de carbón de excelente calidad, reteniendo la titularidad de las concesiones y el derecho a una regalía del 10% del valor de las exportaciones.

¿Qué hizo Carbozulia?

Bajo la dirección de Pdvsa, Carbozulia constituyó, conjuntamente con empresas internacionales, Carbones del Guasare en 1986 para operar la primera mina: Paso Diablo, que inició producción en 1987 y está ubicada en el Municipio Mara. Igualmente, con participación de capitales extranjeros, constituyó Carbones de la Guajira, que inició producción en 1996 en Mina Norte, Municipio Páez. Desde que comenzó la producción de carbón, se han extraído y exportado casi 80 millones de toneladas; actualmente, ambas minas producen 7,5 millones de toneladas de carbón al año por un valor de 440 millones de dólares.

Carbozulia regresa a Corpozulia

Por decisión del presidente de la República , el dos de febrero del pasado año mediante el Decreto 2816, se ordena la transferencia a Corpozulia de las acciones que Pdvsa tenía en Carbozulia. De esta manera, Carbozulia regresaba a la casa que la vio nacer. En el mismo decreto se crea el Fondo de Desarrollo de la Región Zuliana , que tendrá como ingresos aquellos dividendos que Carbozulia le pague a Corpozulia, de los cuales un 90% irá al Fondo, 2% se destinará a un Fondo Ambiental, 2% a un Fondo Minero y el restante 6% a Corpozulia para cubrir los gastos de manejo y administración del Fondo. Esta ha sido una decisión trascendental, pues ha puesto en manos de la región los recursos que genera la actividad del carbón para proyectos en materia de salud, educación, ambiente, infraestructura, desarrollos agrícolas, etc.

¿Ha producido beneficios el carbón?

Puede afirmarse en un balance general de la explotación del carbón, que los beneficios que ha producido superan con creces los inconvenientes o problemas que se haya presentado.

Desde el punto de vista del empleo, las dos minas con su transporte y operaciones portuarias emplean 2.800 personas en forma directa y 5.500 en forma indirecta. Estos son empleos bien remunerados que les han permitido a más de 8 mil familias contar con ingresos para educación, vivienda, recreación y salud en un área cuyo nivel de pobreza es elevado. Más del 65% de los trabajadores de las empresas operadoras es de la subregión Guajira y se tiene como meta, para los nuevos desarrollos, que este porcentaje supere el 80% a fin de que la subregión tenga una mayor participación de los beneficios.

La actividad genera divisas por la exportación. Este año ingresarán al país más de 440 millones de dólares por las ventas del carbón y de ese monto, aproximadamente el 50% será convertido en bolívares para el pago de personal, repuestos nacionales, servicios, transportes, insumos y el restante 50% para pago de repuestos de los grandes equipos y maquinarias utilizados en la actividad minera, así como la adquisición de los nuevos equipos.

Una parte significativa del ingreso se destina a contribuciones y pagos a entes del Estado. Por el arrendamiento de las concesiones o regalía, las operadoras de carbón le pagarán este año a Corpozulia más de 90 millardos de bolívares. Para Corpozulia esto representa la casi totalidad de sus ingresos, pues ella no recibe aportes del Ejecutivo Nacional para su presupuesto ordinario. Una parte importante de este ingreso a Corpozulia se destina a programas en las áreas sociales, turísticas, industriales, mineras y agrícolas.

La actividad carbonífera representa para el Seniat por concepto de impuesto sobre la renta para este año, más de 110 millardos de bolívares. Por Impuesto de Explotación, el Ministerio de Industrias Básicas y Minería recibirá 23 millardos de bolívares en el 2005. Una parte de estos recursos regresa al Zulia a través de la Ley de Asignaciones Económicas Especiales. Y por último, las alcaldías de los municipios Mara y Páez recibirán en impuesto municipal, 14 millardos de bolívares, cifra superior a los 13,5 millardos contemplado en el Presupuesto del Estado Zulia por concepto de Situado Municipal. Todas estas contribuciones representan para este año cerca de 240 millardos de bolívares. Adicional a estos impuestos, la actividad del carbón realiza inversiones en mantener en buen estado la vialidad que utiliza, llevando además el servicio de electricidad, comunicaciones y seguridad. Decir que la actividad del carbón no produce beneficios es obrar de mala fe o pecar de ignorante.


Foto: Soberania.org
Marcha indígena 31 de marzo de 2005. Mujeres Wayú expresan su dolor frente al portón 3 del Palacio Miraflores, al tiempo que el Presidente Chávez colmaba de ateniones a Diego Armando Maradona.

Pero además, hay que destacar las inversiones que en la subregión hacen Corpozulia, el Fondo de Desarrollo de la Región Zuliana y Carbozulia y sus dos empresas operadoras a través de los programas de inversión social. Para este año Carbozulia y sus empresas operadoras invertirán en la subregión Guajira más de 13 millardos de bolívares y entre Corpozulia y el Fondo de Desarrollo de la Región Zuliana más de 70 millardos. Y todo ello, con una participación activa de las comunidades y de las alcaldías. Se han realizado aportes para la adquisición de camiones cisternas nuevos y reacondicionamiento de existentes para paliar el problema que más afecta a la subregión como es el agua, ambulancias, buses para transporte escolar, construcción y dotación de ambulatorios, programas de salud, mejoramiento y construcción de nuevas escuelas, tendidos de electricidad a caseríos, dotación de acueductos, reacondicionamiento de sistemas de riego, todos ellos en apoyo a los núcleos de desarrollo endógenos en la subregión.

Al carbón se le critica que afecta grandes extensiones de tierra

La afirmación es falsa y carente de toda objetividad. Como ejemplo, tenemos las concesiones que recibió Corpozulia. El ministerio entregó 70 mil hectáreas en concesión para explorar. Al concluir la exploración, se seleccionaron las parcelas de interés, en total, 13.750 hectáreas . Es decir, Corpozulia devolvió al ministerio 56.250 hectáreas que pasaron a ser reserva nacional. De esas 13.750 hectáreas autorizadas, las dos empresas operadoras tienen 1.300 hectáreas activas en minería, ocupadas por las fosas, escombreras, patios, talleres, oficinas, viveros, vialidad, etc. Adicional a estas 1.300 hectáreas , hay 500 hectáreas donde antes había carbón y luego de su extracción se conformó nuevamente el terreno y se han reforestado.

Podemos decir entonces que de las 70 mil hectáreas otorgadas a Corpozulia, están activas 1.300 hectáreas que es el 1,8% del total de la concesión. Esta relación es típica de los proyectos mineros. Grandes extensiones para explorar y pequeñas áreas donde se lleva a cabo la actividad extractiva. Esas 1.300 hectáreas equivalen a una finca mediana que si se destinara a la ganadería y dada las condiciones del terreno y los suelos, podría producir unos 1.000 litros de leche al día, emplear unas 30 personas. Esa misma extensión, dedicada a la extracción del carbón, produce el equivalente a tres millones de litros de leche diaria, emplea 2.800 personas en forma directa, genera 5.500 empleos indirectos y además, le da a las instituciones públicas en regalías, impuestos sobre la renta, de explotación y municipal cerca de 240 millardos de bolívares. Y como complemento, la finca invierte en programas sociales en la subregión este año, unos 13 millardos de bolívares. Por último, finalizada la extracción minera, las áreas reforestadas pueden utilizarse en actividades agrícolas o forestales.

Pero hay un aspecto que es necesario mencionar. La actividad minera se lleva a cabo actualmente en la cuenca del Guasare y los nuevos desarrollos se llevarán a cabo en la de Socuy. Ambas cuencas ocupan una extensión de unas 280 mil hectáreas. Estas dos cuencas en sus partes medias y altas tienen más de 40 mil hectáreas deforestadas por actividades totalmente distintas a la actividad minera. Esa deforestación que se está llevando a cabo desde antes que se iniciara la actividad del carbón, está afectando la principal fuente de agua del norte del Estado Zulia, como es el río Guasare, que produce más del 70% del agua de la subregión. Y algunas personas, con evidente mala fe, le achacan al carbón los problemas derivados de estas deforestaciones.

Es importante señalar que de los recursos del carbón pueden salir parte importante de los recursos requeridos para recuperar la principal fuente de agua del norte del Estado Zulia a través de programas de reforestación en esas áreas.

El carbón acaba con el recurso agua

En toda actividad minera bien planificada es de primordial importancia el manejo y control del agua proveniente de las lluvias y de caños, quebradas y ríos, ya que ello afecta la actividad extractiva y además, es compromiso de las empresas velar por la conservación de los recursos naturales. De tal forma que en el diseño de la mina se planifican y construyen las obras necesarias para controlar este recurso y se establecen puntos de medición en la mina y aguas arriba y abajo de la mina, garantizándose que el agua mantenga los parámetros exigidos por el MARN. Estos programas son previamente aprobados por la autoridad ambiental y además mantienen un seguimiento continuo.

Las dos minas operan a ambos márgenes del río Guasare, muy cerca la una de la otra. Aguas debajo de ellas, existe la toma El Brillante, operada por Hidrolago de donde se capta el agua para su tratamiento, potabilización y distribución en la subregión Guajira. La actividad minera tiene 18 años operando, se han extraído 80 millones de toneladas de carbón y no se ha reportado, hasta el presente, ningún incidente con la calidad del agua.

El carbón produce enfermedades

En la extracción del carbón se mantiene un riego constante en las áreas de extracción, en las pilas de carbón a fin de evitar las emisiones de particulado. Adicionalmente, los operadores de los equipos, tales como palas y camiones, se encuentran en cabinas cerradas con aire acondicionado y el uso de mascarillas. Se han reportado algunos casos de enfermedades profesionales como puede ocurrir en cualquier actividad industrial, pero las empresas realizan exámenes médicos anuales a fin de asegurarse que personas que puedan ser más propensas a enfermedades, sean reubicadas en sitios adecuados para que puedan rendir una labor mucho más eficiente.

El transporte de carbón genera problemas de tráfico

Actualmente, el carbón se transporta en gandolas hasta los puertos de embarque. El tráfico se ha incrementado y ello produce niveles de uso en las vías elevado. Para ello, Carbozulia está trabajando en el desarrollo de una vía ferroviaria entre el Guasare y el nuevo puerto de carbón que se construirá en la entrada de la bahía del Tablazo y dentro de una gran zona portuaria. Este proyecto permitirá un transporte mucho más eficiente, de menor costo y de menores molestias a la población. A su vez, en el puerto, el carbón se cargará directamente al barco, a diferencia del sistema actual que implica el uso de gabarras entre el muelle y el barco. Ello significará mayor eficiencia, menores costos y a la vez, minimiza los riesgos ambientales.

¿Qué planes de crecimiento tienen?

El Zulia tiene el 80% de los recursos carboníferos del país de los cuales la mayor parte están en el Guasare. Existen proyectos que forman parte del Plan de Expansión, entre los cuales el más importante es Socuy, con un potencial de producción de 10 millones de toneladas anuales. Ello significa más que duplicar el empleo y los beneficios derivados de la actividad minera. Y además, con una mayor experiencia operativa que permitirá tomar en consideración muchos de los aspectos relacionados propiamente con la actividad extractiva, así como una mejor planificación de desarrollos urbanos, adiestramiento de personal, preservación del ambiente y participación de las comunidades.


Nota de Soberanía.org: este artículo sin firma (autor), cuyo contenido se asemeja a un "publi-reportaje", es parte de los escritos que a favor de la explotación del carbón en el Zulia publica el semanario Las Verdades de Miguel y que provocaron la irrevocable renuncia de uno de sus polémicos columnistas.


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada