www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


¡Chávez no recibió a los indígenas!
Por el Agua y la Vida* (Venezuela) - 01/04/05

Vigorosa Marcha Indígena por el Agua y la Vida - Caracas, 31 de marzo de 2005

  • Los funcionarios de Miraflores alegaron que no se había cumplido con el requisito previo de pedir audiencia al Presidente, y además, que compromisos adquiridos previamente le impedían atenderlos.
  • En lugar de Chávez, la comisión representativa aceptó reunirse con el Vice Almirante Luis Alfredo Torcatt Sanabria, jefe del Despacho de la Presidencia y otros funcionarios de Miraflores.
  • Al finalizar la entrevista los representativos de la marcha se mostraron satisfechos por el resultado de las conversaciones.


 

 

 

 

 

 

 

 

 



La tenaz marcha había sido convocada bajo el exclusivo criterio de que "el único que podía
tomar la decisión de derogar las concesiones de carbón en la Sierra de Perijá, el que interesa
a los indígenas es Chávez, es con él con quien queremos hablar."

En la mañana del 31 de marzo la plaza Morelos de Caracas desbordaba entusiasmo. Desde temprano habían comenzado a llegar las delegaciones indígenas, y en la plaza se escuchaba por los altavoces a los dirigentes aborígenes quienes vigorosamente denunciaron las amenazas de la minería carbonífera en sus diferentes lenguas, mientras decenas de cámaras de video y fotografía les asediaban, la mayoría provenientes de medios alternativos y activistas.

El comentario generalizado era que esta marcha rompía la historia en dos períodos, este nuevo período podía señalar la irrupción de los movimientos indígenas en la revolución venezolana. Inclusive, algunos se preguntaban sobre su afinidad con el movimiento Zapatista.

Homo Et Natura, AMNCLA, Colectivo Anpa, Proyecto Nuestra América, Movimiento 13 De Abril, Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora, Aipo, Asociación Bolivariana de Abogados, Promotores del Poder Popular, Asocbariven, Comunidades Wayúu de Cachirí, fueron las principales organizaciones que convocaron la marcha. Estas organizaciones se hicieron notar con un comunicado cuyo encabezado que decía: "LA REVOLUCION NO COME CARBÓN y le exige al gobierno rectificación en su política carbonífera."

 

 

 

 

 

 

 

 

 



DOS PANCARTAS CON LAS CONSIGNAS "NO AL CARBON - SI A LA VIDA - AFECTADOS
POR EL CARBON DEL GUASARE" y "EN LA GUAJIRA Y PERIJÁ LOS MUSIUES NO
TIENEN TIERRAS" ENCABEZARON LA MARCHA.

Durante el recorrido se gritaron consignas en diferentes idiomas indígenas, y por supuesto, en castellano. Los wayúu, los barí y los yucpas, junto con grupos de criollos ambientalistas se aferraban a enormes telas pintadas con letreros alusivos a la lucha contra el carbón en la Sierra de Perijá y exigiendo la derogación de las concesiones mineras, también aparecieron consignas contra la minería en la Sierra de Imataca. A la cabeza dos grandes pancartas dominaban la punta del torrente humano que pasaba de dos mil personas, una decía "EN LA GUAJIRA Y PERIJÁ LOS MUSIUES NO TIENEN TIERRAS", y la otra "NO AL CARBON - SI A LA VIDA - Afectados por el carbón del Guasare". Pudo notarse extrañeza en parte del público transeúnte, que se preguntaba si acaso no era cierto que los indígenas estaban satisfechos con los reconocimientos hechos por el proceso bolivariano. Al frente de la Marcha siempre estuvo Angela González, líder wuayúu de Cachirí, quien animó aguerridamente la movilización en todo momento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 



La Guardia Nacional atajó la manifestación indígena y ambientalista en la Esquina de Carmelitas. De allí la gente se desvió hacia un acceso lateral de Miraflores.

Después que la marcha se acercó a Miraflores, fue atajada por un piquete de la Guardia Nacional a la altura de la esquina de Carmelitas. De allí la masa manifestante se dirigió hasta una acceso lateral del palacio que llaman la "alcabala 5", donde cerca de 700 indígenas y ambientalistas quedaron apostados con la intención de presionar para que Chávez saliera a recibirlos. El acto cultural que se había programado para ser realizado muy cerca de Miraflores, frente al Liceo Fermín Toro, no se llevó a cabo. La mayoría de los manifestantes provenientes de Caracas y otras partes del país, excluyendo al zulia, sólo llegaron hasta esa parte de Miraflores, y quedaron allí más que todo los manifestantes indígenas y activistas provenientes del Zulia.

Se gritaron consignas por varias horas, todas exigiendo que Chávez atendiera los indígenas, derogara las concesiones de carbón entregadas por CORPOZULIA en la Sierra de Perijá y saliera a entrevistarse con los indígenas. En esto hubo momentos de cierta inquietud y temor de que surgiera un enfrentamiento.

En la tarde, cuando la marcha ya había sido detenida por el cordón militar, entró una comisión a Miraflores, varios representantes de los wayúu, barí, y yucpa, y algunos dirigentes no indígenas, entre ellos Lusbi Portillo de Homo et Natura y Juan Carlos De la Rosa de Agencias de Noticias del Pueblo (Anpa), ambos ataviados con sombreros wayúu. Junto con ellos también participó Elpídio González. Afuera se quedó el gentío bajo la condición de que "si no salía Chávez, allí amaneceríamos". Largo rato después, salió la comisión diciendo que le habían dicho al Vice Almirante Torcatt que "la entrevista no era con él, sino con el propio Chávez..." y salieron visiblemente decididos a no aceptar otra cosa.

Mas tarde, la comisión volvió a entrar. Finalmente, la misma comisión aceptó a Torcatt como interlocutor. La entrevista con el Presidente, no se dió.

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Al salir de MIraflores, Lusbi Portillo fue el vocero de los indígenas y explicó los alcances de la entrevista con Torcatt. "Hubo mucha sinceridad en la reunión" dijo.

Al salir del encuentro, Lusbi Portillo de Homo et Natura, actuó como vocero de los indígenas e informó que "hubo mucha sinceridad en la reunión". Explicó, entre otras cosas que la entrevista fue filmada en video y que recibieron la promesa de que la cinta iba a ser vista por Chávez. Hubo alborozo y el tono del discurso de Lusbi Portillo fue el de una victoria lograda por la marcha. El Presidente conocería de los reclamos de los indígenas y ambientalistas "en diferido"...

Amncla afirmó posteriormente que en la reunión se acordó abrir un diálogo entre las comunidades indígenas afectadas y Miraflores, basados en una agenda con los siguientes puntos:

- Anulación de las concesiones carboníferas de la Sierra de Perijá (desde Río de Oro hasta Socuy).

- Audiencia de las comunidades indígenas y organizaciones sociales con el Presidente Chávez.

- Interpelación a los representantes indígenas por no haber facilitado la mediación.

- Demarcación de los territorios indígenas de Perijá y La Guajira.

- Cartas agrarias a campesinos indígenas de Mara.

- Indemnización de trabajadores y habitantes cercanos a las minas y las vidas de enfermos de neumoconiosis.

- Revisión del asunto de las concesiones del Río Socuy otorgadas a los brasileños (los indigenas piden anulación).

- Paralización inmediata de los trabajos de exploración de las transnacionales.

- Enviar comisión de inspección de la Presidencia de la República a las comunidades afectadas
.

La delegación del Frente Bolivariano de Afectados por la Explotación del Carbón en la cuenca del Río Guasare logró integrar la comisión que entró a Miraflores, cuando el dirigente wuayúu Alejandro Urdaneta, ex obrero minero, gravemente enfermo él mismo por el trabajo insalubre en la explotación carbonífera de Guasare, y líder campesino de la comunidad más afectada por las minas del Paso Diablo y Mina Norte, persuadió a Juan Carlos De la Rosa de que era necesaria la participación de los propios afectados por el desastre minero de la zona del Guasare.

La Carta que el Frente Bolivariano de Afectados por la Explotación del Carbón entregó en Miraflores, lleva el siguiente Membrete y texto:



Frente Bolivariano de Afectados por la Explotación del Carbón en la Cuenca del Rio Guasare

Cuenca del Rio Guasare, 31 de marzo de 2005

Ciudadano
Hugo Chavez Frías
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
Palacio de Miraflores
Caracas


Muy Apreciado Compatriota:

Ante todo queremos expresarle nuestro saludo Bolivariano y reiterar la profunda confianza que hemos depositado en Ud.

Somos parte de ese ochenta por ciento de venezolanos que vive en pobreza crítica esperanzado en las transformaciones revolucionarias dirigidas a lograr la democracia social y participativa, que intenta, como Ud. nos anima con sus justas palabras, a "hacer imposible la imperceptible violación de los derechos humanos, violación que ha sido perpetrada por los cada vez más ricos en perjuicio de los cada vez más pobres. La prepotencia económica impide que la justicia llegue a ellos, a los hombres y mujeres del común que han sido despojados de casi todas las posibilidades de iniciativa personal y de responsabilidad y los arrastra a vivir en condiciones de vida, trabajo, desempleo y pobreza atroz, indignas de la persona humana" (Su Carta dirigida a la Corte Suprema en 1999).

Compatriota Presidente, queremos que conozca nuestra situación particular en relación con las consecuencias que la explotación del carbón en las minas del Guasare ha traído para nuestras comunidades aborígenes desde el mismo momento en que comenzaron a ser explotadas, hasta el dia de hoy, y revelarle la verdadera información del abandono a que estamos siendo sometidos en nuestra situación actual.

Se ha dicho oficialmente que los campesinos de esta zona han sido incorporados a programas sociales y de atención comunitaria, y además, que se mantiene una estrecha cooperación con nuestras asociaciones de vecinos, con las comunidades y el pueblo en general. También se dice que se llevan a cabo estrictos programas de control ambiental para impedir la contaminación de tierras y aguas, y prevenir la afectación de la salud de nuestras comunidades.

Sirva esta comunicación, apreciado Presidente, para revelarle que nada de esto se refiere a nuestro caso, que las comunidades campesinas de Matera Nueva, El Paso, Manuelote, Cantalosgallos, Playa Bonita-El Mecocal, y Las Parchitas, propiamente las poblaciones adyacentes a las minas del Guasare sufren directamente los efectos de la exclusión social y la contaminación directa provocada por las operaciones mineras. Durante todos estos años, hasta hoy, somos parte de una historia de frustraciones y abandono total, caracterizada por rios secos o intoxicados, atmósfera insalubre, enfermedad y muerte de mineros, desnutrición, analfabetismo, niños sin escuelas y sin atención médica, desempleo y destrucción de nuestro modo de vida, indígenas sin tierra, en resumen, un fraude social y ambiental expresado en la reducción alarmante de la calidad de vida y existencia digna de nosotros, mayoría indígenas, en una situación muy ajena a lo especificado en el Artículo 299 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Compatriota Presidente, nada de esto pertenece a la Revolución Humanista Bolivariana construida para las necesidades del ser humano que hemos soñado junto con Ud. y en la que le estamos acompañando hasta el final. Queremos que llegue la Revolución a los indígenas del Guasare. Para lograr ese propósito proponemos nuestro programa de lucha para hacer efectivos nuestros derechos constitucionales:

Plan de lucha del Frente Bolivariano de Afectados por la Explotación del Carbón en la Cuenca del Rio Guasare.

1) Exigimos un estudio ambiental, sociocultural y epidemiológico para determinar las verdaderas consecuencias de la explotación carbonífera en nuestra salud, ambiente y modo de vida.


2) Creación de un Dispensario Médico y Misión Barrio Adentro para las comunidades afectadas por la explotación del Carbón.


3) Desarrollo de un proceso de Cooperativización, asesoramiento, y dotación de Tierras y Créditos, respetuoso en nuestros rasgos socioculturales aborígenes.


4) Un Plan de Control de la contaminación que causa la explotación del Carbón, que reconozca la contraloría social y participación campesina en los trabajos de protección ambiental.


5) Programa Escolar de Escuelas Bolivarianas.


6) Programa de Transporte popular.


7) Programa de Acueducto, agua potable y riego.

Por ultimo, queremos hacer de su conocimiento que nos solidarizamos con la lucha de los hermanos indígenas Barí, Yucpa y Wayúu, habitantes de la Sierra de Perijá quienes se resisten a sufrir las mismas consecuencias de la explotación del carbón que nosotros hemos sufrido durante 17 años continuos en la zona carbonera del Guasare.

Siguen las firmas de los Presidentes de las Asociaciones de Vecinos de las comunidades adyacentes a la minas Paso Diablo y Mina Norte.

Recibida y firmada por el V/A Luis Alfredo Torcatt Sanabria en el Palacio de Miraflores.



Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada