www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


PDVSA a toda marcha... hacia su privatización
Eleuteria Uhuru* / Soberania.org - 23/07/05

Lo que ocurre en altas esferas MEP-PDVSA rememora aquella vieja historia del capitán del barco quien al ver una luz en dirección de su proa y recibir varias llamadas radiales indicándole que girara a babor, respondió con disgusto "cambie Ud. su rumbo a estribor, está hablando con un capitán de navío", a lo que la anciana voz en la radio alertó "señor... cambie Ud. su rumbo... está hablando con el operador de un faro y se dirige a encallar...".

La combinación de cuatro factores del poder petrolero constituido, sobre los que se niega el derecho y deber de un llamado constituyente, asoman la luz del faro en un escenario que indica la necesidad de un cambio de rumbo. Mientras el Presidente Chávez fortalece el discurso integrador en Latinoamérica y de inversión social en la nación, otras agendas parecen estar en marcha que apuntan a una privatización de PDVSA en el mediano plazo.

Veamos estos aspectos en forma individual y luego combinemos los ingredientes de lo que bien puede representar una criminal inocentada o un ardid milimétricamente concebido para doblar las rodillas de la estatal y enviar al basurero de la historia el intento de revolución en Venezuela y la esperanza de integrarnos en un modo distinto al que dicta Washington.

I. Asunto técnico ¿Quién hace y qué puede hacer?

Luego del sabotaje contra PDVSA del 2002 y que cerca del 43% de su nómina abandonara sus cargos y fuese despedido de la estatal, se debió lidiar con la pérdida de pericias claves en el negocio petrolero nacional. Buena parte de los salientes fueron Gerentes y meritocratas entronados en el metaestado petrolero, otra parte fueron secretarias y personal de las organizaciones de apoyo, como Recursos Humanos y Finanzas. Pero, por otro lado, en aquel abandono laboral también se fue casi el 90% de la pericia clave como Ingenieros de Yacimientos, Geólogos, Petrofísicos, Geofísicos, Ingenieros de Procesos, entre otros. Personal con 10 o más años de experiencia, cuyo entrenamiento costó miles de millones a la nación y constituía parte de su valor medular.

A casi 3 años del sabotaje, ya se debería haber atacado el problema agilizando los procesos de identificación y captación de personal para cubrir las vacantes dejadas por los petrolitos que se fueron tras sus líderes Edgar Paredes, Carlos Ortega, Pedro Carmona y Gustavo Cisneros. Pero por el contrario, la lentitud en el proceso de captación de reemplazos en PDVSA es vox-populi. Las trabas burocráticas y el clientelismo lejos de haber sido erradicados han sido reforzados y blindados, aunque los actores de la tragicomedia son otros.

¿Qué implica esa carencia de personal? La falta de pericias críticas en la estatal tiene paralizada la mayoría de los estudios del subsuelo de las diferentes unidades o segregaciones de producción, lo que implica que buena parte del plan que PDVSA ha presentado al Ejecutivo Nacional no está sustentado por bases técnicas sólidas.

Los planes de ejecución de PDVSA deben cubrir de 4 o 5 años en cuanto a desarrollo y al menos 1 año para perforación. ¿Por qué? Porque hay que planificar la construcción de plantas con tiempo, porque hay que prever el mantenimiento preventivo y la sustitución de instalaciones obsoletas, pedir a suplidores locales y foráneos partes como tuberías, válvulas, tanques y variados tipos de materiales que pueden tomar meses para procesos de licitación y/o de importación si es necesario; porque hay que planificar cual actividad de perforación se hará según los taladros disponibles y el tipo de pozo a perforar, y finalmente, porque toma meses ejecutar los estudios para generar los modelos del subsuelo que permitan predecir volumenes de producción por cada pozo nuevo o por reparaciones a viejos.

En paralelo a lo técnico, los economistas deben verificar la rentabilidad de los proyectos y jerarquizarlos según la política petrolera, lo que resulta en el llamado "plan de desarrollo". Sin embargo, lo que se está realizando en PDVSA carece de elementos fundamentales del negocio, y aunque el alto mando petrolero se auto-aplaude porque están produciendo más de 3 millones de barriles diarios, no mencionan el costo que pagaremos a futuro por falta de planificación o malas prácticas en el manejo de los yacimientos e instalaciones. Desde 1998 al 31-12-2004 la producción de PDVSA con esfuerzo propio se ha reducido de 3.1 a 2.1 millones de barriles por día con un ligero repunte desde el 2003, mientras las asociaciones de la faja producen 620 mil y las operadoras 530 mil barriles por día.

Para el 2010 se espera incrementar la producción en Occidente de 950 mil a 1.6 millones de barriles por día, lo que implica la administración de campos en fase inicial de producción como Tomoporo, pero también los tradicionales como Lagunillas y Tía Juana. Sorprende que todavía se predice incremento de producción de campos con más de 50 años en actividad. Ese plan de PDVSA contempla invertir unos 900 millones de dólares en Tomoporo, contra unos 4.500 millones en las áreas tradicionales, que por cierto producen mucho más, pero en todo caso requiere mayor inversión y un alto nivel de pericia de parte del personal técnico que les administre, justo de lo que se carece. De Tomoporo se conoce que hubo resultados fallidos de perforación en los últimos pozos que PDVSA ha operado.


Un golpe adicional a la nomina de empleados de PDVSA fue la reciente eliminación del bono de productividad que anunciara el Ministro Ramírez. Se puede debatir en cuanto a la conveniencia o no de tales figuras de remuneración, pero ciertamente ya era un beneficio logrado por los empleados y su desaparición incentiva la desmotivación. En estos momentos el personal aportado por las contratistas está mejor remunerado que el llamado personal de "confianza" de la estatal.

En conclusión: aunque hasta ahora sigamos viendo números de producción alrededor de 3 millones de barriles por día, la carencia de personal en las disciplinas medulares pone en peligro la producción del futuro y el futuro de la empresa en su totalidad. Las empresas transnacionales ganan terreno y PDVSA lo pierde en cuanto a capacidad de gestión y producción.

II. El Asunto político ¿Quién y cómo manda?

Los compromisos establecidos con el MVR, PPT y demás actores del Chavismo, han labrado que nombres de amigos y/o conocidos sean puestos o removidos de las posiciones de primera y segunda línea gerencial en PDVSA. De modo que lo político por un lado y lo reiterativo de esos cambios de personal técnico y gerencial por otro, no permite a los favorecidos madurar su conocimiento, destrezas o habilidades, que en algunos casos es nulo. Algunas decisiones medulares vienen siendo tomadas por los nuevos cogollos sólo para obedecer a los caciques cercanos a Miraflores, pero sin mayor análisis o discusión.

¿Ejemplos? Mencionemos brevemente cinco.

1) El caso de la Petroquímica [1] separada de PDVSA con visos de ir en dirección a las manos de capital como el de la Exxon. Los nuevos jerarcas de Pequiven (Ameliach - Romay - Inciarte) ya proponen que se modifique el artpiculo 3 de la ley de petroquímica manteniendo la factibilidad de privatización e incluso la no participación del Estado, pero asegurando el monopolio para Pequiven [2] . Descaro total.

2) El escándalo de la eliminación de la orimulsión continúa siendo evadido del debate de empleados y obreros en el seno de PDVSA porque pocos se atreven a cuestionar la orden del matemático Mommer por ser un intocable y amigo de Alí Rodríguez.

3) La Plataforma Deltana sirvió para ejercitar las bondades de la nueva ley de hidrocarburos que le permitió al alto mando en el MEP y PDVSA ofrecer a dedo la tajada a Chevron mientras se dan discursos patrioteros exponiendo los horrores de la acción de las transnacionales en el mundo, lo que rememora el cínico llanto de Nerón ante el incendio de Roma....total, los cristianos pagarían la deuda.

4), El campo Tomoporo, en vías de ser puesto en manos del capital internacional, Repsol a la orden.

5) La faja del Orinico. En Julio del 2004 Luis Vierma decía que se estaba tomando la producción de la faja para incrementarla paulatinamente hasta que se asegurara la colocación de ese crudo [3] , mas por el contrario las asociaciones manejadas por transnacionales ya producen casi 100 mil barriles más que las llamadas operadoras, mientras se habla de nuevos bloques asignados en la faja y el capital internacional enfila artillería de negocio hacia esos recursos que se hacen vitales a sus intereses de dominación energética.

Otra línea de la neuralgia política con sabor a petróleo es el caso del General Raúl I. Baduel, quien aunque leal y amigo del presidente Chávez, no pasa por el gusto de J.V. Rangel ni de Rafael Ramírez, lo que le costó el Ministerio de la Defensa. Se ha escrito en algunos medios que se debió al apoyo del veguero de Barinas al Gobernador Manuitt, pero la verdad es que no se podía permitir ser Ministro a quien apareció en cierto video prófugo del MVR-PPT hablando de Orimulsión y de soberanía energética, además de apoyar la realización de congresos petroleros populares donde se analiza y discute en términos diferentes a los de Rodríguez-Ramírez-Mommer. El caso del general Baduel muestra un ejemplo de quien no responde con violencia ante la arrogancia burlona de politiqueros y del alto mando petrolero de la nueva PDVSA, pero también revela que hay puentes caídos entre algunos leales a Chávez y los aduladores en su entorno íntimo. Ante tales embates se vislumbra un nuevo exodo de aliados del Comandante hacia la oposición, tal como cuando otros valisos aliados se fueron cuando se prefirió la amistad de Miquilena y Alfredo Peña. Hay que preguntarse ¿El control de sus otros amigos en PDVSA y las elecciones de Agosto 2005 y Diciembre del 2006 obligan a negociar a Chávez y sacrificar al veguero? Si es así pues que se sepa que en esta administración tiene mas valor un barril de adulación que uno de lealtad con principios.

En conclusión: escandalosa la forma en que se ejecutan algunos negocios desde el alto mando petrolero y se traspasa el manejo de activos medulares a manos foráneas. La cercanía de las elecciones muestra arreglos de unos y cabezas que caen de otros para mantener la "unidad, unidad, unidad".

III. Asunto comercial ¿Cómo negocio y quién es mi socio?

Uno de los problemas de fondo que afronta la nación es la administración de la renta petrolera. Para el pensamiento soberano es vital que esa renta sea manejada y controlada por el pueblo, pero para los politiqueros de oficio eso es secundario pues lo importante es el manejo de la renta para cubrir sus presupuestos, en los que se cubren los proyectos que asegurarán prebendas y comisiones productos de sobreprecios y otorgamientos a dedo. PDVSA no es la excepción sino medula de este problema.

Se ha llegado a conocer que algunos controladores de facturas de pago a terceros en Occidente paralizaban o diferían los mismos para que las empresas sin suficiente capital se desesperaran al punto de vender sus facturas a un valor inferior bajo la figura jurídica de "Cesión de deuda", para poder mantener su flujo de caja. Luego esos compradores la cobraban a PDVSA y misteriosamente el pago no se retrasaba más... es parte de los negocios que se cocinaron desde "La Vuelta". Esa práctica demuestra parte de la corrupción que algunos privilegiados han concebido en el seno de PDVSA, pero es nada comparado con otra que siendo igualmente legal deja a "La Vuelta" como un juego de principiantes.

Desde el 2004 se ha desatado una campaña informativa sobre las prácticas de evasión de impuestos de las empresas petroleras transnacionales que operan en Venezuela para PDVSA. De igual forma se ha señalado el caradurismo de la vieja PDVSA quienes aperturaron los llamados campos marginales para que esas transnacionales vinieran a hacer negocios millonarios con nuestro petróleo.

El Ministro Rodríguez, luego Ramírez y el propio Comandante Chávez han alertado a la nación que algunas de esas empresas están detrás de los genocidios en Afganistán e Irak, que inflan sus inversiones para pagar menos impuestos, que traen muy poco capital al país y piden enormes prestamos en el exterior para luego exportar sus ganancias. Sin embargo, luego de dicho todo eso... ahora nos dicen que PDVSA quiere ser socia de esas empresas y extenderles los tiempos de operación 25 años más con posibles prorrogas de igual duración.


Algunos de los convenios operativos vencen en menos de 10 años, y si el problema es la evasión fiscal pues el Capitán Vielma Mora parece estar haciendo su trabajo cobrando las deudas. ¿No sería mejor obligarles a pagar lo que nos deben y dejar que termine su tiempo de operación y luego que se vayan? La acción rememora a Carlos A. Pérez quien solo debió esperar hasta 1983 para que las concesiones petroleras expiraran y no hubiese pagado un centavo, pero la agenda AD-COPEI fue nacionalizar en 1976 y eso nos costó unos 4.400 millones de dólares y un gran negocio para las transnacionales. En este siglo XXI les haremos nuestros socios con lo cual su inversión será menor y la nuestra mayor, mientras ellas incrementarán sus ganancias en el tiempo con un costo de barril ascendente, y de todos modos continuarán operando los campos porque si PDVSA no puede atender suficientemente las áreas bajo su operación ¿Podrá con la de algunos campos en condiciones más complejas?

El Gas: Un punto adicional digno de mencionar es el relacionado con la nueva ley de gas y la iniciativa del alto mando petrolero para otorgar bloques para exploración y producción de gas a capital privado nacional. Pero el asunto se torna extraño pues la ley y el mecanismo implementado permite que los ganadores de esos procesos de asignación luego puedan ser alimentados por capital extranjero hasta un 100% [4] . ¿Qué? ¿Cómo? Se inicia una etapa de nuevos testaferros de intereses transnacionales en nuestra patria. Al parecer la gestión de Rodríguez Araque y la de Ramírez como cabezas de PDVSA tratan de incentivar la inversión extranjera y sus supuestos beneficios, paradigma hecho pedazos por James Petras, entre otros, en análisis recientemente publicado donde demuestra que "el método a seguir para los países en vías de desarrollo es minimizar al punto más bajo la inversión extranjera y aumentar al máximo la propiedad nacional y la inversión de recursos financieros locales" [5] , y luego concluye "las luchas sociales de masas están dirigidas contra el régimen político responsable de apoyar, promover y consentir la inversión extranjera". Toda Latinoamérica y, especialmente, los revolucionarios y revolucionarias en Venezuela haremos bien en analizar.

En conclusión: el MEP y PDVSA nos harán entonces socios de las empresas que patrocinan guerras contra pueblos enteros por el petróleo.

IV. Asunto legal: Lo que viene...

Soy una de esas personas que antes de ir a votar la constitución de 1999, la leyó un par de veces posiblemente pero no atinó a ver lo que se ocultó bajo la alfombra, y es que la constitución bolivariana tiene fisuras que atentan contra el espíritu con que fue promovida y entusiastamente apoyada por la mayoría de votantes. Uno de esos no pude notarlo sino hasta el 2001, cuando se comenzaba a ver como los jerarcas de la vieja PDVSA buscaban afanadamente compartir la estatal con el capital privado, sueño dorado de la dinastía Giusti.

El artículo 303 reza "Por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional, el Estado conservará la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela , S.A., o del ente creado para el manejo de la industria petrolera, exceptuando la de las filiales , asociaciones estratégicas, empresas y cualquier otra que se haya constituido o se constituya como consecuencia del desarrollo de negocios de Petróleos de Venezuela". No hay dificultad en entender este asunto: PDVSA no se puede privatizar, pero las filiales que esta pueda crear si son factibles de privatización.

Luego, en Noviembre del 2001, a solo un mes del primer intento de paro patronal y petrolero, se recibe una nueva ley de hidrocarburos que parece afilar el hacha del verdugo contra los intereses nacionales de PDVSA. En su artículo 24 esa ley aprobó "El Ejecutivo Nacional mediante Decreto podrá transferir a las empresas operadoras, el derecho al ejercicio de las actividades primarias. Asimismo, podrá transferirles la propiedad u otros derechos sobre bienes muebles o inmuebles del dominio privado de la República, requeridos para el eficiente ejercicio de tales actividades. El Ejecutivo Nacional podrá revocar esos derechos cuando las operadoras no den cumplimiento a sus obligaciones, de tal manera que impida lograr el objeto para el cual dichos derechos fueron transferidos".

A modo de Epitafio:

Si colocamos ambos artículos en un mismo plato, lo que tenemos es que el nombre o razón social PDVSA no será privatizado pero el estado puede fraccionarla o dividirla por áreas geográficas o de operación y crear filiales que luego si son factibles de privatizar, aunque el nombre PDVSA siga siendo inmaculado. ¿Dónde nos lleva esto? Se puede dudar que un hombre con el discurso del Comandante Chávez tenga ese deliberado propósito, pero algunas veces las decisiones tomadas llevan a salidas para las que no hay remedio.

Concluyamos este escrito poniendo todos los elementos analizados juntos y el resultado nos llama a pensar y actuar con sentido de emergencia:

•  Con una PDVSA debilitada en su conocimiento medular del negocio y operando campos en declinación a los que se les exige incrementar producción en condiciones más exigentes, teniendo como tela de fondo la inacción de sus altos ejecutivos para cubrir esa brecha,

•  Con el poder político enquistado en la estatal que evita el debate popular sobre las decisiones de la política petrolera, y en aras de una mal entendida solidaridad o unidad que elimina de la ecuación a quienes disienten de los jerarcas,

•  Con la creación de sociedades entre PDVSA y las transnacionales y extensión por 25 años, prorrogables, y, finalmente,

•  Con un marco de referencia legal que permite privatizar las empresas filiales,

Se puede predecir que estos caminos llevan a la estatal a una privatización inminente, aunque no necesariamente inmediata. Sin la arrogancia de quienes parecen predecir el futuro con tanta facilidad, me atrevo a decir que por al camino que avanza PDVSA no llegará el 2010 antes que veamos cayendo grandes pedazos. Los halcones de Washington y sus cipayos y adoradores culparán a la revolución del asunto y entonces habrá que esperar otros 100 años para que se pueda hablar de vanguardia social sin que produsca nauseas en el pueblo.

Los tiburones están listos por la presa. Sería el final de Petroamérica, Petrocaribe y demás intentonas de integración energética, o, peor aún, pudiera ser que los capitales que lleguen a poseer la torta petrolera Venezolana ya consigan una infraestructura integrada lista para globalizar al estilo que los halcones anhelan para su beneficio.

El dilema a aclarar ¿Es todo esto ignorancia e ingenuidad de quienes capitanean el barco, apoyado por el servilismo de buena parte de la tripulación? O, ¿Se trata de un plan milimétricamente elaborado? La respuesta tiene solo relevancia para asignar responsabilidades directas, pero el desenlace es el mismo.

.......................................................

Referencias:

[1] L. García, La historia juzgará la privatización de Pequiven. - Volver
[2] Panorama, "La Petroquímica se pondrá al servicio del país", Juan Pablo Crespo. Recoge la propuesta de Pequiven para reformar el artículo 3 de la ley de Petroquímica para que diga "Las actividades petroquímicas regidas por esta Ley podrán ser ejercidas por el Estado a través de la Petroquímica de Venezuela S.A. (Pequiven), o por otras empresas filiales de ésta. Asimismo, podrán ser ejercidas por empresas de capital mixto, en las que el Estado, a través de Pequiven o sus filiales, tengan una participación mayoritaria o minoritaria, o por personas privadas nacionales o extranjeras sin la participación del Estado". - Volver
[3] http://www.alia2.net/article1535.html - Volver
[4] Declaraciones de A. Rodríguez http://www.embavenez-us.org/news.spanish/pdvsa.htm - Volver
[5] J. Petras, Seis Mitos sobre los beneficios de la inversión extranjera. - Volver

 

(*) Eleuteria Uhuru - Email: eleuteriauhuru@yahoo.com



Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada