www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


¿Qué pasa con el petróleo y con PDVSA?
Luis Fuenmayor Toro / Semanario La Razón - 25/09/05

Algo ocurre. Algo no está bien. Son muchos y muy fuertes los sonidos en el río, como para no pensar que está trayendo piedras. Pareciera que estamos perdiendo el norte en nuestra política petrolera. Y perderlo en esta área es mucho más peligroso que en otros sectores de la vida nacional. Peligroso para el proceso político actual, pero más peligroso aún para el futuro soberano e independiente de la patria. No se trata ya sólo de las permanentes denuncias del llamado "Frente de trabajadores petroleros", en relación a la ausencia de los trabajadores en la dirección de la empresa y al ingreso en altos cargos de protagonistas del paro y sabotaje de 2002-2003. No me refiero a las denuncias de Mieres sobre el daño ambiental que PDVSA está generando o el atropello de grupos aborígenes o de las negociaciones con las grandes transnacionales del petróleo en zonas estratégicas para el país.

Me refiero a otras voces, también insospechables de ser enemigas del proceso en curso, también de luchadores de toda la vida en defensa de nuestro petróleo, de ésos quienes enfrentaron la privatización de PDVSA y defendieron con ahínco nuestra participación en la OPEP y el control de la oferta del crudo. Hablo de quienes, junto a otros, sufrieron persecuciones, amenazas y hostigamientos, por parte de los gobiernos del pacto de Punto Fijo, pero que hoy deben llamar la atención del presidente Chávez, sobre lo que sucede en este sector tan vital para nuestra economía. Citaré algunas expresiones de Mazhar Al-Shereida, iraquí de nacimiento, experto petrolero, profesor investigador de la UCV desde hace 38 años, fundador del postgrado de economía petrolera de esa institución y luchador revolucionario de toda la vida.

En entrevista reciente en Últimas Noticias señaló:

"No entiendo quién es el genio que llegó a la conclusión de que es mejor convertir a unas empresas (..) que tienen simples contratos de servicios, donde se les paga por el trabajo que realizan, pero deben entregar todo el petróleo, pues su dueño es el Estado venezolano, en socias nuestras dándoles el control del 49% del petróleo producido ".

Sobre el mismo tema de las empresas mixtas en lugar de los contratos de servicios de Caldera afirmó:

"El control soberano en Arabia Saudita o Kuwait es del 100% y nosotros, que estamos buscando un nuevo socialismo, facilitamos a las multinacionales condiciones que no hallan en ninguna otra parte. Ésta es la progresiva pérdida de la soberanía del país sobre su principal producto estratégico"

Llega a preguntarse algo que debe ser motivo de profunda reflexión:

" ¿Qué gana el país con esto? ¿Por qué no se debate esto libremente, como en la IV República? "

Haciendo un poco de historia Al-Shereida recuerda:

"En el 72-73, surgieron en la OPEP dos fórmulas: participación o nacionalización. Y los progresistas consideramos la participación como una burla a la nacionalización (..) Ahora, 30 años después, estamos aplicando la esencia de la fórmula de la participación, cuando a la vez estamos diciendo que nuestra soberanía aumenta, que estamos construyendo un modelo socialista y que hay una nueva PDVSA ".

Se pregunta luego el experto petrolero si Chávez en verdad sabrá lo que está aprobando o es que está oyendo sólo una opinión:

"¿Por qué Chávez no se hace más permeable a la gente que tradicionalmente ha luchado por la soberanía petrolera del país? ¿Qué pierde? ¿Una tarde? ¿Vale la pena o no sacrificar 3 horas de un Aló Presidente para discutir el tema fundamental de la soberanía venezolana? Y que estén presentes los defensores y arquitectos de la nueva política. Ellos han expuesto su punto de vista, hasta el punto de que el Presidente los avala. Bueno que le dé oportunidad a quienes no lo compartimos. Si se niega a escuchar, la historia no juzgará al actual Ministro o al actual Presidente de PDVSA, sino a él. Es una responsabilidad histórica que el tiene de abrirse a un debate (..) para escuchar argumentos."

Al-Shereida llega a afirmar que era preferible la apertura petrolera de Caldera, " porque no implicaba pérdida de soberanía ". Y ante este obscuro escenario, que se repite en muchos otros sectores, donde han sido relegados y no son escuchados quienes siempre han estado del lado de la causa revolucionaria, uno se pregunta: ¿Estará Chávez siendo engañado u otros estaremos engañados con Chávez?




Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada