www.soberania.info
 
Artículo
Caracas / Venezuela - Jueves 8/05/03
 


Proyecto de exportación de gas natural boliviano
a California y México
Marco Gandarillas* (CEDIB) / Especial para Soberania.info - 08/05/03

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN E INFORMACIÓN BOLIVIA - C.E.D.I.B.
AREA HIDROCARBUROS

PROYECTO DE EXPORTACIÓN DE GAS NATURAL BOLIVIANO A CALIFORNIA Y MEXICO:

El proyecto de exportación de gas natural boliviano a los mercado de Norteamérica (México y estados Unidos) se enmarca en el contexto de la capitalización de YPFB antes descrito. Es decir que son esas condiciones las que determinan las reglas del negocio impulsado por las petroleras y el actual gobierno boliviano. En particular para este negocio las condiciones son las siguientes:

• El estado boliviano por concepto de impuestos y regalías apenas resulta beneficiado con 18% en los campos declarados “nuevos” y 50% en los campos “existentes” del total explotado por las petroleras

• Las empresas petroleras informan lo que quieren a la Superintendencia de Hidrocarburos y a YPFB. En los hechos el negocio de exportación de gas natural es un negocio entre privados: un consorcio interesado en vender el gas natural de los campos que tiene en su poder en Bolivia y empresas que quieren comprar este energético en Norteamérica.

EL CONSORCIO

Para la exportación de gas natural a México y estados Unidos, en el mes de junio del 2001, se conformó el consorcio PACIFIC LNG constituido por las transnacionales petroleras Repsol-YPF, British Gas (BG) y British Petroleum (BP). Estas tres transnacionales participan del negocio debido a que son socias y operan el bloque Caipipendi, en el departamento de Tarija.

Estas empresas son socias del campo Margarita que se encuentra dentro del Bloque Caipipendi en los siguientes porcentajes: Maxus (Repsol YPF) 37.5%, British Gas con 37.5% y Unión Texas de Bolivia con 25% [1] . La empresa operadora de este campo es la empresa Repsol a través de la empresa Maxus Bolivia [2].

LAS RESERVAS DEL CAMPO MARGARITA

Las empresas miembros del consorcio PACIFIC LNG son adjudicatarias del mayor yacimiento hidrocarburifero en Bolivia, el campo Margarita que posee 13,42 trillones de pies cúbicos de gas natural y 303.48 millones de barriles de petróleo. Estas cifras corresponden a la certificación de reservas al 1 de enero del 2001, realizada por la consultora de Goldyer and Mac Naughton.

La historia del campo Margarita comienza con el descubrimiento del pozo Margarita X-I en 1998, a partir de esa fecha se realizaron una serie de ensayos de producción y nuevas perforaciones. Los reservorios de Margarita fueron encontrados en los niveles de Huamampampa, Icla y Santa Rosa [3].

EL PROYECTO

La propuesta del consorcio PACIFIC LNG es la siguiente:

• Construir un gasoducto en línea recta entre el campo Margarita que se encuentra en Tarija Bolivia y el Puerto de Mejillones en Chile.

• Una ves en Chile el gas natural se transportaría a una planta de licuefacción en la costa marítima donde será transformado en Gas Natural Licuado.

• Este Gas Natural Licuado se cargará a una flota de tres buques que se encargaran de transportarlos por el océano pacifico hacia las costas de México y los Estados Unidos.

• En Estados Unidos en una planta será convertido nuevamente en Gas Natural.

• Empresas norteamericanas se encargaran de distribuir el gas para su consumo.

• El consorcio estima que en total el proyecto comprometería una inversión de aproximadamente 5.000 a 7.000 millones de dólares y que podría culminarse a mediados del año 2005.

• Estiman que solo la construcción del gasoducto (de 42 pulgadas de diámetro) desde el departamento de Tarija hasta el puerto de Mejillones tendría un costo aproximado de $us 1.000 millones. Monto que seria financiado por la transnacional Repsol YPF.

• Entre las proyecciones del consorcio se cuenta la venta diaria de por lo menos 30 millones de metros cúbicos de gas a los Estados Unidos.

EL PAPEL DE REPSOL YPF

Repsol es la empresa operadora del campo Margarita a través de la empresa subsidiaria Maxus. Su participación dentro del campo Margarita, desde donde se piensa exportar gas a los Estados Unidos y México, ha puesto a esta empresa al frente de las negociaciones para concretar el proyecto PACIFIC LNG.

Hasta ahora se encargó de ratificar varias veces a través de la prensa nacional la inclinación de las petroleras porque el puerto marítimo donde se instale la planta de licuefacción del gas natural sea el puerto chileno de Mejillones y no otro.

Los ejecutivos de Repsol participaron en la firma de un convenio “confidencial” con una empresa Norteamericana denominada Sempra Energy. A cuya empresa se le comprometió una importante participación en el negocio a cambio de garantizar la venta del gas que se transporte a los Estados Unidos.

Repsol ha comprometido que encontrará mercado en México para el gas natural boliviano, han asegurado concretamente el de Monterrey, además que anuncia por la prensa española su compromiso de invertir 1.000 millones de dólares en el negocio (La Vanguardia 8 de Nov. 2001). Es obvio que las grandes ganancias que promete el negocio empujan a esta empresa a asegurar su participación en el.

PUERTO CHILENO: UNA IMPOSICIÓN DE LAS PETROLERAS

En Bolivia, al conocerse que el consorcio PACIFIC LNG se inclina por instalar la planta de licuefacción del gas natural en las costas chilenas y no en las peruanas, se desató un debate en la opinión pública que cuestiona la incapacidad del gobierno boliviano para introducir en las negociaciones con Chile la reivindicación marítima para Bolivia.

Se cuestiona el gran beneficio que para Chile, más concretamente el Norte de ese país que históricamente ha estado condenado al atraso, representa la explotación de gas natural boliviano. Una planta de licuefacción de gas constituye un atractivo polo de desarrollo local por los efectos multiplicadores que ejerce sobre la economía, diversifica las actividades complementarias, etc. Por sobre todo se entiende que los mayores beneficios en este proyecto lo tendrán quienes tengan en su territorio la planta de licuefacción y además el puerto marítimo donde tendrán que abastecerse grandes buques que transportarán el gas licuado hacia los puertos de norteamericanos.

Después que la prensa boliviana y los personeros de gobierno ratificasen a la opinión pública que la decisión acerca del puerto para la exportación de gas se la tomaría dentro del Bolivia y velando por sus intereses, ahora las empresas del consorcio sobre todo la empresa Repsol ratifican su intención de sacar el gas boliviano por el puerto chileno de Mejillones y no considerar otras opciones.

Así lo confirmo el gerente general de la empresa española en Bolivia, José Maria Moreno, quien señalo que técnicamente “Mejillones es la opción mas racional”. El problema de la elección son los costos , dijo Moreno. Y los fondos para llevar adelante el proyecto no los pondrán los Estados , sino las petroleras [4].

Según los estudios de factibilidad y rentabilidad del proyecto realizados por el consorcio el gasoducto a construirse entre el Campo Margarita en Tarija y el puerto Mejillones en Chile tendría una distancia de 780 kilómetros y costaría alrededor de 1.000 millones de dólares. Mientras un gasoducto entre el puerto Chileno de Iquique y Tarija en Bolivia tendría una distancia de 860 kilómetros, en tanto que un gasoducto entre el puerto peruano de Ilo alcanzaría los 950 kilómetros.

El consorcio estima que el precio del proyecto subiría entre 150 y 200 millones de dólares por cada 80 kilómetros de tubería adicional. Por tal motivo, al margen de los requerimientos y sin tomar en cuenta los deseos de los bolivianos, las petroleras instalaran la planta de licuefacción de gas natural en el puerto de Mejillones en Chile.

No valió de nada la visita del presidente peruano Toledo a Bolivia, ni la propuesta que planteo el desarrollo del un polo petroquímico binacional (Bolivia - Perú), para exportar no solo materia prima, sino productos con valor agregado. Porque a las petroleras involucradas con el negocio les resulta mas rentable a sus costos la instalación de la planta de licuefacción del gas natural en Chile y la exportación de este recurso natural como materia prima.

¿QUIÉN GANA CON ESTE NEGOCIO?

En las actuales circunstancias, definidas por las reformas en el sector petrolero boliviano, la participación del Estado dentro proyecto Pacific LNG y los beneficios que de el pueden obtener son pocos e insuficientes.

Primero el Estado boliviano solo participa como estado beneficiario a través de los impuestos y a lo sumo como un gestor que le ayuda diplomáticamente a las petroleras a negociar con otros gobiernos de la región donde pasará el proyecto. Los impuestos que le corresponderían a los bolivianos son muy bajos, pues apenas llegan al 18% porque el Campo Margarita es considerado un campo con hidrocarburos “Nuevos”.

Participaremos como estado beneficiario a través de los impuestos (18%). Si el precio en boca de pozo es de 0,60 centavos de dólar. Nuestra participación alcanzaría a 0,10 centavos de dólar por millar de pies cúbicos de gas a explotarse. El 82% restante se queda en manos de las empresas miembros del consorcio. Nuestros beneficios (0,10 centavos) podrían reducirse aún más de concretarse los varios otros acuerdos que se encuentran gestionando las empresas parte del consorcio.

Analizando la propuesta que el consorcio tiene para los precios en boca de pozo (de 0,60 centavos de dólar por millar de pies cúbicos de gas natural e explotarse ), la participación del estado boliviano se reduciría aún más, debido a que de los 0,60 centavos de dólar que llegaría a costar el millar de pies cúbicos tan solo 0,10 centavos de dólar por millar de pies cúbicos de gas a explotarse. Lo que en los hechos deja de ser una venta para convertirse en un regalo y subvención a los mercados de Norteamérica, donde el precio del millar de pies cúbicos de gas natural oscila entre los 4 y los 6 dólares.

Incluso tenemos que considerar que nuestros beneficios (0,16 centavos) podrían reducirse aún más de concretarse los varios otros acuerdos que se encuentran gestionando las empresas parte del consorcio. Se sabe, por ejemplo que el consorcio Pacific LNG acaba de suscribir un preacuerdo de compraventa con una empresa distribuidora de gas en California.

El convenio que se firmó establece que Pacific LNG otorgará a la distribuidora californiana Sempra Energy (S.E.) un porcentaje de participación en el proyecto de exportación de gas natural licuado y a cambio ésta se compromete a comprar el gas.(La Prensa, 1 de Dic 2001). El 4 de diciembre se firmó en California un memorando de entendimiento por el que la empresa Sempra Energy (S.E.) comprará gas a Bolivia.

CONFIDENCIALIDAD Y TRANSACCIONES ENTRE TRANSNACIONALES

SI el precio en boca de pozo es de 0,60 centavos de dólar el millar de pies cúbicos.
De concertarse una venta diaria de 30.000.0000 de metros cúbicos al día de gas natural, los Ingresos anuales para el país por el 18% sumarían
$US 41´745.780
Diez veces menos de los que YPFB, antes de la capitalización, entregaba anualmente al TGN.

El Presidente Jorge Quiroga y los representantes de Pacific LNG concretaron este convenio con la empresa californiana, ratificando el preacuerdo de compraventa firmado por los representantes del consorcio de gas boliviano. Lo preocupante de este nuevo convenio es que, como ya es costumbre, establece un principio de “confidencialidad” que nos deja a los bolivianos sin conocer los acuerdos entre las petroleras.

También que el consorcio se encuentra negociando con la empresa Francesa Total Fina para que ésta sume las reservas que posee el campo Itaú al proyecto de exportación de gas natural. Hasta ahora la balanza se inclina de lado de las Transnacionales, dueñas de las reservas de gas natural, en contra de los intereses nacionales.

REACCIONES EN BOLIVIA

Poco a poco comienza a cambiar el discurso de los gobernantes, comienzan a dejar de lado la reivindicación marítima a la hora de discutir con Chile el puerto para la instalación de la planta de licuefacción de gas. Más lejos está una importante y beneficiosa participación de los bolivianos en el negocio. Al parecer está a punto de consumarse otra gran traición y negociado contra los intereses de Bolivia. las mejores pruebas de ello son el mísero precio que intentan establecer en boca de pozo por el millar de pies cúbicos de gas natural a explotarse y los contratos con las petroleras americanas que comprarán el gas boliviano y que ya en los hechos nos dejan al margen a través de las cláusulas de confidencialidad.

En el próximo número de Petropress daremos a conocer las diferentes reacciones a nivel nacional e internacional.

LAS GESTIONES DEL GOBIERNO BOLIVIANO

Luego de conocerse las intenciones del consorcio Pacific LNG, el gobierno boliviano inició “gestiones para viabilizar el proyecto y conseguir mayores mercados para la exportación del gas natural”. Hasta la fecha el presidente Quiroga realizó 5 viajes al extranjero en busca de posibles mercados para el gas natural y fuentes de financiamiento para el proyecto. Entre sus tantos viajes se cuentan: el viaje a España donde se reunió con los máximos ejecutivos de la empresa Repsol, el encuentro con el Presidente de Chile Lagos y finalmente el encuentro con el presidente Bush en Estados Unidos.

Según fuentes gubernamentales las gestiones de Quiroga pretenden concretar el proyecto Pacific LNG. Esto porque también el proyecto vendría a ser un pilar del “Plan Doce Meses” presentado por Quiroga a tiempo de asumir la presidencia.

Marco Gandarillas
Responsable Area Recursos Naturales - CEDIB
Cochabamba - Bolivia

..................................................

Notas:

[1] La Prensa 22 de Mayo de 2001
[2] La Prensa 12 de Diciembre de 2001
[3] La Prensa 22 de Mayo de 2001
[4] La Prensa 30 de Noviembre de 2001


 
Arriba
Portada
 
www.soberania.info
Contacto: opinion@soberania.info