www.soberania.info
 
Artículo
Caracas / Venezuela - Jueves 8/05/03
 


Capitalización, el saqueo de Bolivia
Marco Gandarillas* (CEDIB) / Especial para Soberania.info - 08/05/03

Reflexiones en torno a
Abrir rapidamente el armario lleno de joyas

Con miras a impulsar una participación ciudadana en las decisiones acerca de la distribución (acelerada) de las “acciones-beneficios” de los bolivianos en las empresas capitalizadas.

El presidente de la República Ing. Jorge Quiroga inicia su gestión con la divulgación de dos documentos importantes: Su discurso del 6 de agosto y un “Plan de 12 meses”, que fueron distribuidos masivamente por medio de la prensa nacional.

Mientras el discurso del flamante presidente cayó simpático a muchos; resulta altamente preocupante el tema de la “propiedad de los bolivianos en las empresas capitalizadas” y la “distribución de los beneficios de la capitalización”; temas de crucial importancia para el país, que fueron presentados como resueltos en medio de otras palabras promisorias.

Al hablar de estos temas el presidente se refiere a la APLICACIÓN de la Ley de Propiedad y Crédito Popular – PCP hasta fines de este año.

“Pero lo más importante para encarar la reactivación y el crecimiento de nuestra economía será lograr que las dos riquezas que hoy Bolivia tiene lleguen efectivamente a la gente, a los más pobres. Me refiero a la propiedad de los bolivianos en las empresas capitalizadas y a los ingresos del gas. He aquí la doble tracción del vehículo: somos como una familia que vive en una casa pobre, donde el padre tiene un salario muy bajo. Sin embargo, tenemos un armario lleno de joyas, que está cerrado con un candado; y una promesa firme de un mejor empleo con un futuro salario varias veces más alto. De lo que se trata entonces es de buscar la manera de abrir el candado – me refiero a nuestra propiedad en las empresas capitalizadas—y adelantar el sueldo prometido – me refiero a los ingresos del gas—para que sea hoy, y no mañana, cuando nuestros hijos se alimenten, se eduquen, se curen y disfruten de lo que les pertenece. Es necesario que trabajemos juntos en hacer que la propiedad y los beneficios que los bolivianos tienen en las empresas capitalizadas, sean distribuidas rápidamente y lleguen a la gente. Es hora de terminar la discusión sobre cómo llamar a este beneficio. Lo importante es que el beneficio, beneficie”.

(Del discurso del 6 de agosto del 2001 “La Unión es la Fuerza”, en el punto “No existen soluciones milagrosas para la economía”, publicado en Suplemento de Prensa, 26 de agosto del 2001)

Por otra parte en el Programa de 12 meses, en el punto 2.2.4 “Distribución de los beneficios de la capitalización” se lee:

“Distribuir los beneficios provenientes del Fondo de Capitalización Colectiva, entre los bolivianos mayores a 21 y menores a 50 años al 31/12/95 e iniciar su redención y transabilidad”.

Como “Resultado esperado” indica: “Impacto sobre la demanda agregada. Fomento del mercado de capitales con participación masiva de la población”, Responsable: Ministerio de Hacienda. Plazo: “A partir del 4to trimestre del 2001. (difundido como Separata en todos los periódicos de circulación nacional; del 26 de agosto del 2001

¿Qué significa todo esto?

• “...abrir el candado, del ... armario lleno de joyas”

• “...es necesario que trabajemos juntos en hacer que la propiedad y los beneficios que los bolivianos tienen en las empresas capitalizadas, sean distribuidas rápidamente y lleguen a la gente”

• “...lo importante es que el beneficio, beneficie”

¿Porqué esta prisa de distribuir “rápidamente”?; apuro que también está reflejado en un DECRETO del PCP del 14 de mayo del 2001, que indica que “El CONAPE aprobó la creación del Comité Ministerial de Intensificación de la Acción Popular (COMIAP), que será el encargado de acelerar la entrega de los certificados de participación del Fondo de Capitalización Colectiva (FCC)”.

¿Cuál es ese “armario lleno de joyas”

Muy pocos ven el bosque entre tantos arboles del tema de la capitalización; muy pocos conocen la Ley PCP, como el verdadero sentido del “armario lleno de joyas”, porque si lo conocieran no dejarían que el gobierno disponga de ello en forma tan apurada.

Así se presentan muchas preguntas que requieren una previa explicación, antes de acelerar procesos que son supuestamente irreversibles.

¿Cómo fue posible la subasta del patrimonio nacional a las TRANSNACIONALES, incluyendo las cuantiosas Reservas Probadas de los campos petroleros (gas y petróleo) por un valor de 14.000 millones de dólares (más de 3 veces el valor de nuestra deuda externa) (datos del Gral. Ponce); y las Reservas Probables por más de 132.000 millones de dólares. Aprovechando la ingenuidad de los bolivianos dichos campos fueron regalados por el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozado a estas empresas trasnacionales, quienes al día siguiente aparecieron como “descubridores" de nuestros campos y se apropiaron A TITULO GRATUITO de nuestras reservas (mientras que en cualquier país del planeta las RESERVAS SON ACTIVOS FIJOS-FINANCIEROS del pais.

¿Cuál fue la trampa por la que los supuestos “dueños” bolivianos aparezcamos como MINORIA en las empresas capitalizadas?

¿Cómo fue posible que españoles, norteamericanos, empresarios de otras nacionalidades y algunos bolivianos de manera arbitraria fueron designados por las AFPs para “representar” a todos los ciudadanos bolivianos en los directorios de las empresas capitalizadas? (tales designaciones forman parte de los contratos firmados por el Ministerio de capitalización, vigente durante el “gonismo” y no están respaldadas en ninguna Ley).

¿Cómo entender que las llamadas “acciones populares” no son acciones, sino “beneficios”, cuyo valor ahora será medido sólo en la Bolsa de Valores Nacional, que, sabido es, no garantiza de ninguna manera transparencia?

¿Cómo entender la relación entre las empresas capitalizadas y las AFPs, administradores de dos fondos (Fondo de Capitalización Individual - FCI y el Fondo de Capitalización Colectivo - FCC)?

¿Cómo entender que las empresas capitalizadas (las llamadas SOCA´s, Sociedades Capitalizadas) con inversiones semejantes (1+1=2) ahora no reportan sino dividendos mínimos, mucho menores que la rentabilidad de las empresas anteriormente en manos del estado? (y, ojo, esos dividendos reducidos ahora hay que repartir incluso entre dos)

¿Cual es la diferencia entre el Bonosol y el Bolivida?

Estas y muchas otras preguntas requieren ser analizadas por todos los sectores de la sociedad civil, por tratarse del Patrimonio Nacional (el “armario lleno de joyas” ) y del futuro del país.

Al respecto hay diferentes análisis, que sistematizamos en una pequeña bibliografía (ver anexo)


Más información

¿Qué dicen sobre el tema de las “acciones-beneficios”: el Plan de Todos, la Ley de Capitalización, La Ley de Pensiones, la Ley PCP, el DS. 25994 y el Decreto para la “entrega de las acciones populares”?


PLAN DE TODOS presentado ante las elecciones de 1993 por el partido MNR

“EL estado boliviano , a lo largo de 60 años, ha reunido un valioso patrimonio de empresas públicas que, de acuerdo con estimaciones técnicas tienen un valor de 2.000 millones de dólares. Desafortunadamente este importante capital ha beneficiado sólo a un pequeño número...”

“Con el propósito de rescatar para los bolivianos los beneficios de su propio patrimonio se propone: Aumentar el capital de cada una de las principales empresas estatales (YPFB, ENAF, ENDE, ENTEL, LAB y ENFE) con aporte de capitales internacionales, pero manteniendo la participación mayoritaria de los ciudadanos bolivianos en dichas empresas”

“Por lo menos el 51% de las acciones de estas empresas quedará en manos de los bolivianos, en tanto que los socios internacionales tendrán hasta un 49% de las acciones”

“El manejo administrativo será encargado a los socios aportantes. Los bolivianos participaremos de sus beneficios, manteniendo el control. Las mismas con nuestro paquete accionario mayoritario”


Ley 1544: Ley de CAPITALIZACION, del 21 de marzo de 1994
(Gobierno de Sanchez de Lozada)

Artículo Sexto .- Autorízase al Poder Ejecutivo a transferir a titulo gratuito, en beneficio de los ciudadanos bolivianos residentes en el país, y que al 31 de diciembre de 1995 hubiesen alcanzado la mayoridad, las acciones de propiedad del estado en las sociedades de economía mixta que hubiesen sido capitalizadas del modo establecido en el artículo cuarto de esta Ley.


Ley 1732: Ley de Pensiones , del 29 de noviembre de 1996
(Gobierno de Sanchez de Lozada)

Establece un “BONOSOL “ de 240 dólares por año como un beneficio para todos los bolivianos mayores de 65 años que han cumplido 21 años al 31 de diciembre del 1995. Este Bono fue distribuido una sola vez en el año 1997 a más de 400.000 personas con un gasto de 90 millones de dólares (suma que no pudo ser cubierta con los dividendos de las empresas capitalizadas, que sólo llegaron a 46 millones) habiéndose realizado un cuantioso préstamo del TGN con el respaldo del dinero del Fondo de Capitalización Individual-FCI). Este Bono, que aparte de los dividendos poco a poco echaría mano a las acciones del FCC para cubrir con la venta de acciones los dineros requeridos, tendría que concluir después de unos 60 años (con la muerte del último “beneficiario”) y con ello se habría terminado todo.

Proyecciones minuciosas indicaban que en menos de 30 años se hubiera dado fin a las acciones, debido a los dividendos reducidos de las empresas capitalizadas.

Ley 1864: Ley de PROPIEDAD Y CRÉDITO POPULAR – PCP, del 15 de junio de 1998 (Gobierno de Banzer)

Ante la imposibilidad de cumplir con el Bonosol (ver críticas de un informe de la OEA en enero de 1998), el gobierno de Banzer establezca la creación del Bolivida en sustitución del Bonosol; crea la Acción Popular y los certificados fiduciarios.

“El Fondo de Capitalización Colectiva tendrá dos cuentas totalmente independientes, indivisas, imprescriptible. En ningún caso podrá transferirse de una cuenta a otra bienes, valores, derechos, obligaciones u otros similares.


La Ley PCP establece que
:


30% del dinero generado a partir de las empresas capitalizadas (unos 70 dólares por persona/año) se destinaría a un primer Grupo (mayores de 50 anos al 31 de diciembre de 1995) para el pago del Bolivida, que será “una Acción Popular Preferencial”.

70% pasaría a un Segundo Grupo (mayores de 21 años al 31 de diciembre de 1995), quienes recibirán una Acción Popular (AP).

Al respecto el gral. Banzer indicó al promulgar la Ley:

“Propiedad y Crédito Popular significa que casi 3 millones de bolivianos sean propietarios de acciones populares y que las puedan utilizar, individual y colectivamente, para tener acceso a un crédito bancario que les sirva para impulsar su microcrédito”. Y “Este es un beneficio para toda la vida, que enriquecerá el patrimonio de las familias bolivianas... dinamizarán la economía, potenciarán el mercado bursátil, promoverán la pequeña empresa y el crédito popular.... las acciones tendrán un valor entre 200 y 400 dólares”.


Decreto Supremo No. 25994, del 24 de noviembre del 2000 (Gobierno de Banzer)

Define la “Monetización de las acciones de las capitalizadas”.


Decreto del 14 de mayo del 2001

El CONAPE aprobó la creación del Comité Ministerial de Intensificación de la Acción Popular (COMIAP), que será el encargado de acelerar la entrega de los certificados de participación del Fondo de capitalización Colectiva (FCC)


Algunas críticas

• Sanchez de Lozada fue demasiado generoso con los intereses extranjeros: NO VENDIO NADA, PERO SI REGALO TODO EL PATRIMONIO Y HERENCIA DE LOS BOLIVIANOS

Actuando de manera ilegal, sin ninguna base jurídica, las Sociedades Capitalizadas (SOCA) bajo el dominio absoluto del capital transnacional, han emitido las acciones de los ciudadanos bolivianos a nombre de las AFPs. Esta situación debe revisarse puesto que las AFPs son meras administradoras fiduciarias de las acciones y en ningún caso propietario de ellas.

La distribución de (los llamados “beneficios” de) las acciones, al enajenar el Patrimonio Nacional, atenta contra el articulo 139 de la Constitución Política del Estado, indica:

“Ninguna concesión o contrato podrá conferir la propiedad de los Yacimientos de Hidrocarburos. La explotación, comercialización y transporte de los hidrocarburos y sus derivados corresponden al ESTADO. Y “Los Yacimientos de hidrocarburos, cualquiera que sea el estado en el que se encuentren o forma en que se presenten, son del dominio directo, inalienable e imprescriptible del estado”.

El pago de las limosnas llamadas primero Bonosol y después Bolivida, aparte de responder a intereses electoralistas, responden a una estrategia de agotar en el plazo más breve (no más de 10 años) nuestra participación en las SOCA. De ahí en adelante el capital transnacional pretende quedarse como dueño absoluto de nuestras mejores empresas que fueron construidas en base al sacrificio de varias generaciones de bolivianos.

La subasta de las acciones (primero 5%) en la Bolsa de Valores de Bolivia NO GARANTIZA de ninguna manera acercase a obtener un resultado objetivo; la información será distorsionada y a favor de las empresas transnacionales. Será necesario exigir que la cotización se realice en la Bolsa de Nueva York, sujeta a normas y reglas más transparentes. (CAEN julio del 2001)

• Quedan excluidos de TODO “beneficio” las personas de 0 a 27 años. (tomando en cuenta que la Ley PCP sólo dispone la entrega de las “acciones populares” a los ciudadanos que al 31 de diciembre de 1995 cumplieron 21 años).

• Un argumento muy socorrido de los “capitalizadores” es que era el solo camino de la supervivencia de la Nación Boliviana “en tiempos de la globalización”. Esa es una falacia flagrante y cínica, pues Uruguay, Chile, Ecuador, Colombia, Venezuela y el propio Brasil – más endeudados que Bolivia, - mantuvieron y mantienen en poder del Estado Nacional las principales ramas de su producción económica, destacando en ellas precisamente los hidrocarburos y las otras formas de energía así como, en el caso de Chile, las minas de su principal materia de exportación, el cobre.

Conclusiones del Evento
Recuperamos o regalamos el país.
¡No, a la distribución de las acciones!

(Cochabamba, Lugar UMSS, 27 de julio del 2001)

Transcripción de la intervención final del Dr. Edwin Tapia Frontanilla.

“Creo que deberíamos aplaudirnos todos por el buen trabajo que hemos realizado. Hemos protagonizado un acontecimiento lleno de aportes con una profunda mirada patriótica. He visto en ustedes una formidable formación intelectual como para realizar grandes acciones en relación a la recuperación del país y el fortalecimiento de su capacidad de autodeterminación. Es también importante felicitar a los expositores, creo que todos han sido serios, con base científica y alto grado de humanidad.

Al final podríamos señalar algunas conclusiones preliminares:

1. La capitalización es uno de los asaltos más injustos contra el país. En términos generales, es un asalto a su economía, a su capacidad de autodeterminación, es decir a su soberanía, y es un asalto duro a la quimera de una distribución racional de la riqueza.

2. La capitalización es un hecho que no sólo está contra la Constitución Política del Estado, contra los valores y principios de la sociedad boliviana, sino es un hecho inclusive contra la naturaleza; contra la esencia del ser humano.

3. La distribución de las llamadas “acciones populares” es una forma de liquidar lo poco que queda con sentido nacional en las empresas capitalizadas. Debemos impulsar una oposición total, definitiva e irrestricta a la emisión y la distribución de las mismas.

4. Frente a la capitalización debemos unirnos prontamente. La tesis de la unidad es importante frente a un enemigo común, en este caso es externo y se repite con extremos multiplicadores dentro del país a través de agentes desleales a la soberanía, al progreso y al porvenir de la nación. La tesis de la unidad en este momento es una de las tesis más correctas y se funda en principios, objetivos, formas de organización y en métodos de lucha. Para esto va a ser necesario que la gente colabore en el proyecto histórico del cual hemos hablado.

5. Se ha pedido a los expositores que formen un comité inicial para poner en marcha este gran proyecto que surge en la perspectiva de recuperar el país, de recuperar la dignidad y el honor. Se trata de reconquistar el derecho a un porvenir digno en la proyección de la totalidad de nuestras potencialidades humanas.

Marco Gandarillas
Responsable Area Recursos Naturales - CEDIB
Cochabamba - Bolivia


 
Arriba
Portada
 
www.soberania.info
Contacto: opinion@soberania.info