www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


El Orinoco entregado
Víctor J. Poleo Uzcátegui* / Soberania.org - 06/11/06

El Orinoco aprovechado y recorrido

El banco sur del Orinoco atesora ingentes riquezas: hierro y bauxita; oro y diamantes; aguas, bosques y biodiversidad.

A la medida de tan singular desafio ideado por Natura hubo, no obstante, creadores de país en aquella Venezuela todavía rural de finales de la primera mitad del siglo XX.

Dice Andrés Matas Axpe:

“...en esta época de desmemorias, el recuerdo de Rafael De León (recién fallecido en Caracas, Enero 2006, a la edad de 91 años) merece una semblanza para todo el país, por los trabajos que desarrolló y por las instituciones que creó y, muy especialmente, por su carácter visionario de lo que es la región Guayana hoy en día”.

Primero el río Caroní y luego Ciudad Guayana (ca. 1 millón de habitantes) y, a la par, las industrias del acero y del aluminio.

El Dr. De León, el entonces mayor Rafael Alfonzo Ravard, el Dr. Roberto Álamo y el ingeniero
Rodolfo Tellería fueron, entre muchos otros venezolanos excepcionales, los armadores de un singular proyecto de Nación nucleado en la Comisión de Estudios para la Electrificación del Caroní (1948-1956), semilla de la estatal CVG Electrificación del Caroní c.a. (CVG EDELCA).

Los
desarrollos hidroeléctricos en el Bajo Caroni concentran una capacidad instalada en el orden de 17.000 MW y se inician con Macagua I (386 MW) en 1956-1961; siguen Guri I en 1963-1968 y Gurí IIen 1978-1986 (10.000 MW); Macagua II y III en 1990-1995 (2.560 MW); Caruachi en 1997-2006 (2.280 MW) y Tocoma, en construcción, con fecha de entrada en 2012 (2.424 MW).



En breve: la mano del hombre hizo del Bajo Caroní un singular yacimiento de energía limpia y renovable que hoy represa 10.000 millones de barriles equivalentes de petróleo, un volumen comparable en magnitud al valor actual de las reservas probadas de crudos livianos (o también de crudos medianos), energía ni limpia ni renovable.

Ahora bien, al igual que el Bajo Caroní de hace 50 anos, el Alto Caroní de los próximos 50 años reclama el concurso de venezolanos excepcionales, visionarios y planificadores, para desanudar esta vez un reto político de no poca complejidad, conflictividad e incertidumbre.

Ya exhausto el Bajo Caroní, en efecto, el futuro del Sector Eléctrico venezolano no tan sólo se inicia inmerso en una
crisis ética y profesional, coyunturalmente inducida, sino que esta crisis se inscribe, a nuestro juicio, en una equivoca agenda energética para la Venezuela del siglo XXI.


El Orinoco petrolero

Si en el banco sur del Orinoco atesoramos hidroelectricidad, en el banco norte del Orinoco subyace tal vez una de las mayores acumulaciones de petróleos no convencionales, es decir: de bitúmenes que no existen y de crudos extra-pesados; más explícitamente: se trata de barriles que, donde están y como están, no se comercializan en los mercados internacionales de la energía.

Sea el campo Faja del Orinoco (re.: Aníbal Martínez, 2000)


Pulse para ampliar la imagen



Así las cosas, y siendo que Ciencia y Tecnología ya han contribuido opciones para valorar los petróleos del Orinoco, es previsible que el Capital Energético Global se haya ocupado de arbitrarlas a su conveniencia.

Dicho de otra forma: es previsible que el Capital Energético Global quiera para si un Orinoco entregado.

Considere el siguiente grafico (de izquierda a derecha): 



Se tienen las tres siguientes opciones para valorar los petroleos del Orinoco:

  1. Orimulsión: combustible termo-eléctrico todo venezolano (tecnología) y solo venezolano (materia prima).

  2. Crudos mejorados (24-36 API) -y luego refinados- son, a la postre, nutrientes de los mercados mundiales de las gasolinas.

  3. Las mezclas (se pronuncia blends en el MENPET ) de la clase Merey son un imposible físico por cuanto que no hay suficientes reservas probadas de crudos livianos y medianos (25.000 millones de barriles en conjunto) para sostenerlas en el tiempo, amen de constituir un exabrupto económico (vs. el valor inherente a los crudos Mesa 30).


En síntesis: el campo Faja del Orinoco contiene electricidad (Orimulsión) y gasolinas (crudos mejorados).


Geopolítica de la Energía

Gasolinas y electricidad son los  dos  más  importantes  vectores energéticos.

Ahora bien, gasolinas y electricidad son ubicables en modelos políticos antagónicos: si las gasolinas emblematizan el Capital Energético Global, la electricidad es de naturaleza socialista.

El hoy Capital Energético Global se forma y acumula a partir de las centenarias industrias de refinación, automotriz y armamentista, paridas como fueron por la ciencia y tecnologías anglo-sajonas
y hermanadas en sus intereses de Imperio.

A ellas se unen en 1974 las industrias del carbón, del gas y la nuclear, amalgamadas al calor del Embargo Petrolero Arabe y unificadas de facto en un nuevo paradigma: la energía es una sola y uno solo son sus mercados y su sistema de precios.

Por otra parte, ya lo diría V. I. Lenin en 1920: socialismo es soviets + electricidad.

Dicho de otra forma: sólo con el concurso de la electricidad –que no con el de las gasolinas– las sociedades rezagadas dejan de serlo.

Válido concluir, en consecuencia, que la Geopolítica de la Energía radica en el dominio y arbitraje de los mercados mundiales de las gasolinas y de la electricidad.

Y es en este justo contexto donde conjeturamos que el aborto de la Orimulsión (Agosto 2003) satisface un acuerdo meta-gobierno, un acuerdo fraguado entre dos clases políticas mediaticamente irreconciliables, i.e.: la imperial que capitanea el Capital Energético Global, por una parte, y la socialista del siglo XXI, por la otra.

Es ya bien conocido, en efecto, que el aborto de Orimulsión dista mucho de ser explicado porque no da renta:
su precio y su renta se forman en los mercados mundiales de la electricidad, que no en los del petróleo, como errónea y maliciosamente sostiene el oficialato del MEM.

Los mercados mundiales de la electricidad, a su vez, son territorios del gas, del carbón y de la núcleo-electricidad, es decir: son territorios ya colonizados por el emergente Capital Energetico Global y, previsiblemente, son territorios para no compartir con un novel y ajeno combustible termo-eléctrico que potencialmente vulnera sus intereses.


El Orinoco entregado

En aras de dimensionar dos distintos Orinocos, no necesariamente excluyentes per se, considere a continuación un Orinoco todo electricidad y, seguidamente, todo el Orinoco para las gasolinas (el Orinoco entregado).

Sea el gráfico siguiente:



Si hipotéticamente fuesen orimulsionados [1] los recursos contingentes [2] de la Faja (ca. 230.000 millones de barriles) serÍa dable fabricar en el tiempo 160 mil TWh [3] , es decir: un 50% de la oferta mundial de combustibles termo-eléctricos (gas, carbón, nuclear y residuales) durante los 20 años del horizonte 2005-2025.

En breve: un Orinoco todo orimulsionado es tanto como que la sola Venezuela competiría por un 50% de los mercados mundiales termo-eléctricos en el horizonte 2005-2025.

En igual vena, admítase en el orden de 250 $/MWh el precio al mayor de la electricidad (en barra de salida) de una cierta central termoeléctrica en el sur-este asiático.  Cálculos mediante (precio por volumen), no es difícil figurar el colosal valor de los mercados mundiales eléctricos y, por ende, no es difícil figurar los colosales intereses que ellos representan para el Capital Energético Global.

Valido concluir, en consecuencia, que un veto temprano a Orimulsión es decisión que salvaguarda los intereses mediatos y futuros del Capital Energético Global. 

Sea ahora el siguiente gráfico:



Si hipotéticamente fuesen mejorados los recursos contingentes de la Faja del Orinoco (ca. 230 mil millones de barriles) y fuesen gasolineados [4] luego un 47% de volúmenes tales, ello significaría 12 años del consumo actual de gasolinas en el mundo o, equivalente, 25 años del consumo actual de gasolinas en Estados Unidos. [5]

El Orinoco, en definitiva, materializa dos distintas piezas en el ajedrez geopolítico –electricidad y/o gasolinas–, pero sólo las gasolinas juegan a favor del Capital Energético Global.


Concluyendo…

Si acaso alguna razón para invadirnos tuviese el Imperio –brazo armado del Capital Energético Global–, a no dudarlo ella seria para consolidar su pleno dominio en la Faja del Orinoco, es decir: para asegurar un Orinoco todo para las gasolinas.

Por defecto, un Orinoco noorimulsionado es hegemonía del Capital Energético en los mercados termoeléctricos mundiales (los del carbón y del gas) y es también, de importancia geopolítica, una Venezuela neutralizada como factor de desarrollo e integración de naciones sin electricidad.

Felizmente (!?), estando las cosas como están, mal podría el Imperio invocar coartadas de fuerza contra Venezuela, toda vez que la Faja del Orinoco le fue entregada voluntaria y pacíficamente en un gesto de plena soberanía.

En definitiva,        ¿Cuál es entonces el problema de seguridad energética del Imperio?: tengase por cierto que la revolución bonita no lo es y que, por el contrario, quiere ser su suplidor seguro y confiable , por ahora.

 

......................................................................

Notas:

[1] Grosso modo, 2 barriles de Orimulsión generan 1 MWh si quemados en una central termo-eléctrica convencional. 
[2] Recursos contingentes: el volumen mayor de los hidrocarburos en La Faja son recursos contingentes, ya que están descubiertos y comprobados, pero su extracción comercial no se encuentra al presente sujeta a algún tipo de programa de desarrollo firme o de explotación a tiempo fijo.  En A. Martínez (2000) La Faja del Orinoco, 65 años de su descubrimiento.   SINCOR editores. Caracas, Venezuela. Ver a continuación: La Faja del Orinoco (todo el Orinoco para las gasolinas).
[3] El cálculo procede como sigue: 70% del barril de Orimulsión es petróleo extra-pesado del Orinoco; en cada barril del Orinoco, por ende, existen potencialmente 1.4 barriles de Orimulsión (= 1/0.7); admitiendo 230 mil millones de barriles contingentes en el Orinoco, se tiene entonces que en el Orinoco subyacen 322 mil millones de barriles contingentes de Orimulsión; es decir: en el Orinoco subyacen 160 mil millones contingentes de MWh (ver notas 7 y 8 supra) = 160 millones de GWh = 160 mil TWh; finalmente (ver gráfico), admitiendo en promedio una oferta mundial de combustibles termo-eléctricos (carbón, gas, nuclear y petróleo) en el orden de 16 mil TWh-año durante el horizonte 2005-2025 (20 años), se tiene entonces que 320 mil TWh termo-eléctricos serian generables por gas, carbón, nuclear y petróleo; así entonces, los 160 mil TWh contingentes de Orimulsión amenaza(ría)n un 50% de los mercados mundiales termo-eléctricos asignados por el Capital Energético Global al gas, carbón, nuclear y petróleo durante 2005-2025.
[4] No conocemos los rendimientos en refinería de los crudos mejorados del Orinoco (entre 28 y 32 API).  Salvo mejor información, admitase un Average US Refinery Yield (EIA 2004) como sigue: gasolinas de motor = 47%; diesel, jet y kerosinas = 32%;  residuales y otros: 21%.  Aún si los rendimientos en gasolinas de motor fuesen menores (30% digamos), el sentido argumental no es por ello subestimable.
[5] El cálculo procede como sigue: sean 230 mil millones de barriles contingentes en el Orinoco y sean mejorados todos ellos y procesados luego en refinerías complejas; admitase que los barriles mejorados rinden un 47% de gasolinas de motor (ver nota 12); se tiene entonces que en el Orinoco subyacen 108 mil millones de barriles contingentes de gasolinas de motor; admitiendo constante a futuro el actual consumo mundial de gasolinas de 24 millones de bd (= 9 mil millones de barriles/ano), se tiene entonces que en el Orinoco subyacen 12 años del consumo mundial de gasolinas o, equivalente, 25 años del consumo actual de gasolinas en Estados Unidos.

 

 

 

[*] Víctor J. Poleo Uzcátegui / E-mail: victorpoleo@intercable.net.ve

 


Orimulsión

El  asesinato de Orimulsión es solo conjeturable como un acuerdo meta-gobierno, un acuerdo negociado entre la nueva clase política del Sector Energía venezolano y el Capital Energético Global.

Doble victoria para el Capital Energético Global: la mitad de los mercados mundiales del carbón y del gas termo-eléctricos no serían competidos por Orimulsión en el horizonte 2005-2025 y, por defecto, el campo Faja del Orinoco (230.000 millones de barriles extra-pesados) alimentaría 12 años del consumo mundial de gasolinas o, equivalente, 25 años del consumo de gasolinas en EEUU (vía crudos mejorados).

El mito Mommer

Funcionario público: vice-ministro de petróleo (2005-2006).
Le urge ser cuanto antes un fugitivo de la justicia del pueblo venezolano,
toda vez que ya ha hecho su mandado
para Alí Rodríguez y por gracia del Capital Energético Global.
Fabula ser consultor en Londres.


El precio de la Orimulsión

Víctor J. Poleo Uzcátegui / Soberania.org - 18/10/06

La realidad económica
del negocio de Orimulsión

Saúl J. Guerrero / Soberania.org - 30/10/06






Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada
 
Contacto: soberania.org@gmail.com