www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Las democracias guerreristas
Humberto Decarli* / El Mundo (Venezuela) - 08/03/08

El escándalo provocado en la región por el asesinato del representante de las F.A.R.C., Raúl Reyes, por parte del ejército colombiano en una operación a mansalva efectuada en territorio ecuatoriano ha generado una polémica entre los tres gobiernos grancolombianos así como una crisis diplomática en América Latina.

Es cierto que Álvaro Uribe ha ejercido su papel de halcón y guerrerista a tiempo completo. La invasión al espacio físico del país del principal paralelo es una expresión palmaria de sus aventuras. Cual pedestre sionista se introdujo en área soberana extranjera, cometió un acto de piratería injustificada y para desviar la atención denuncia los presuntos vínculos de Venezuela y Ecuador con los guerrilleros de Marulanda y anuncia una acción ante el Tribunal Penal Internacional contra el presidente venezolano.

A su vez el Jefe del Estado venezolano, Hugo Chávez, no ha perdido tiempo para aprovechar la coyuntura y rápidamente cerró la embajada en Bogotá y concentró tropas en la frontera. Esta iniciativa seguramente será apreciada como una salida nacionalista como otrora ocurrió con los militares argentinos durante la guerra de las Malvinas.

Ecuador, por su parte, rompió relaciones con Bogotá y ha pedido una convocatoria de los cancilleres de la O.E.A.
Asimismo, Correa visita a Nicaragua quien mantiene un diferendo con Colombia sobre el archipiélago de San Andrés y Providencia. Igualmente ha llamado mentiroso a su par del Palacio de Nariño.

De la misma manera se produjeron opiniones a favor o en contra. Brasil, Argentina, Nicaragua y Cuba, han ofrecido su respaldo a Venezuela. Francia, España y Chile creen que Colombia debe una explicación por su incursión. El presidente Bush ha sido el único en apoyar abiertamente a su aliado del Plan Patriota.

Independientemente de cómo se conduzca el impasse y tenga cualquier desenlace, la realidad es bien lamentable. Dos gobiernos militarizados, el de Colombia y Venezuela, se encrispan en unas circunstancias capaces de desarrollar sus posturas castrenses. El armamentismo llevado a cabo por ambas administraciones tendrá razón de ser. Los perros de la guerra están felices por los acontecimientos conflictivos.

No basta con la desigualdad social, el hambre, la miseria, la inflación, el desabastecimiento y la violación sistemática de los derechos humanos en nuestras naciones. Ahora se agrega la escalada bélica en todas sus expresiones para complementar la barbarie por la cual atravesamos.
Asimismo, nuestra distorsionada oposición ya toma partido por Uribe en un arranque antichavista irracional y por una actitud proverbial a favor de los intereses americanos.

Con estos incidentes se desnuda claramente la verdadera naturaleza de estas democracias blindadas como las han denominados ciertos analistas de Washington. Son regímenes nacidos de eventos comiciales pero con una determinante presencia de los uniformados en la conducción y dirección del Estado acompañados de un armamentismo sin parangón. Los modelos neogranadino y venezolano son una muestra de ello al igual que el chileno donde aún la familia Pinochet no responde, ni responderá nunca, por todos sus homicidios y latrocinios. Se manifiestan con una simbología militar y por supuesto guerrerista para rematar la precaria situación de las amplias mayorías populares sin respuestas ante problemas básicos como el de la vivienda, inseguridad personal y la exclusión social.

 

 

[*] Humberto Decarli / E-mail: hachede@cantv.net



Artículos del autor:

Reacción ante la intolerancia
Humberto Decarli* / El Mundo (Venezuela) - 02/06/07

Militarismo y cambio social
Humberto Decarli R.* / Soberania.org - 23/03/06

El mito democrático de las
Fuerzas Armadas Venezolanas

Humberto Decarli R.* / Soberania.org - 28/09/06

Más artículos...

 



Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada
 
www.soberania.org - Contacto: soberania.org@gmail.com