www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


El discreto encanto de la autocracia
Robert Kagan* / La Prensa (Argentina) - 02/07/08

El éxito económico de China y Rusia ha creado otro formidable desafío al ideario liberal. Democracias vs. autocracias es el escenario que se perfila para el siglo XXI. Las ideologías vuelven a tener peso en el mundo.

La ideología vuelve a importar

El gran acontecimiento de los últimos años no es sólo el ascenso de grandes potencias sino de las autocracias en las grandes potencias que son Rusia y China. El realismo genuino respecto de la escena internacional comienza por comprender de qué forma este cambio imprevisto modelará al mundo.

Muchos creen que cuando los gobernantes de China y Rusia dejaron de creer en el comunismo dejaron de creer en cualquier otra cosa. Se habían convertido en pragmáticos en pos de sus propios intereses y los de sus países. Pero los gobernantes rusos y chinos, al igual que los gobernantes de las autocracias del pasado, tienen un
conjunto de creencias que orienta su política interna y extranjera. Creen en las virtudes del gobierno centralizado y desdeñan las debilidades del sistema democrático. Creen que es necesario un gobierno interno fuerte para que sus países sean respetados en el mundo.

Los gobernantes rusos y chinos no sólo son autócratas, también creen en la autocracia. ¿Y por qué no habrían de creer? En Rusia y China la riqueza y la autocracia demostraron ser compatibles, a despecho de las predicciones del Occidente liberal. Moscú y Pekín se las ingeniaron para permitir una actividad económica abierta al tiempo que
reprimían las actividades políticas. Los que ganan dinero no meterán la nariz en política, sobre todo si saben que pueden cortársela si lo hacen. Esta nueva riqueza les concede a las autocracias una mayor capacidad de dominar la información -monopolizar canales de televisión y vigilar el tráfico de Internet, por caso- a menudo con la ayuda de empresas extranjeras ávidas por comerciar con ellas.


Era de enfrentamientos

A largo plazo el aumento de la prosperidad podría producir liberalismo político, ¿pero cuán largo tiene que ser ese plazo? Podría ser demasiado para que tenga relevancia estratégica o geopolítica. Mientras tanto, el poder y la perduración de esas autocracias dará forma al sistema internacional. El mundo no está por embarcarse en una nueva pugna ideológica como la que dominó la Guerra Fría. Pero en vez de ser una época de valores comunes e intereses compartidos, será una era de tensiones crecientes o incluso de enfrentamientos entre las fuerzas de la democracia y la autocracia.

Si las autocracias tienen su propio conjunto de creencias, también tienen su propio grupo de intereses. Los gobernantes de China y de Rusia son pragmáticos sobre todo en proteger la continuidad de su gobierno. Su interés en la autopreservación moldea el abordaje de la política exterior.

Rusia es un buen ejemplo de cómo el gobierno de un país puede afectar sus relaciones con el mundo. Una Rusia que se democratizaba, o incluso la Unión Soviética democratizadora de Mijail Gorbachov, tenía una visión bastante benigna de la OTAN y entablaba buenas relaciones con vecinos que transitaban el mismo camino hacia la democracia. Pero Vladimir Putin considera que la OTAN es una entidad hostil, entiende que su ampliación es "una grave provocación" y se pregunta contra quién va dirigida. Sin embargo, la OTAN es menos provocadora y amenazante con Moscú hoy que en tiempos de Gorbachov. ¿Qué es entonces lo que Putin teme de la OTAN? No es el poderío militar. Es la democracia.

El mundo de la posguerra fría se ve diferente desde las autocracias de Pekín y Moscú que desde Washington, Londres, París, Berlín o Bruselas. Las revoluciones de colores en Georgia y Ucrania, tan festejadas en Occidente, le preocuparon a Putin porque contuvieron sus ambiciones regionales y temía que sus ejemplos se repitieran en Rusia. Incluso hoy en día advierte sobre los "chacales" rusos que "recibieron un curso acelerado de parte de expertos extranjeros, se entrenaron en repúblicas vecinas y ahora se quieren probar aquí".

Los políticos norteamericanos y europeos dicen que quieren que Rusia y China se integren al orden liberal internacional, pero no sorprende que los líderes de esos dos países desconfíen. ¿Pueden los autócratas entrar en un orden liberal internacional sin sucumbir a las fuerzas del liberalismo? Temerosos de la respuesta, las autocracias comprensiblemente se repliegan. La autocracia está de regreso. A la mente liberal moderna del fin de la historia le cuesta entender el atractivo perdurable de la autocracia en este mundo globalizado.


Pero los cambios en la contextura ideológica de las potencias más influyentes del mundo siempre tuvieron consecuencias en las decisiones que toman los países chicos. El fascismo estaba de moda en América latina en los años '30 y '40 en parte porque parecía exitoso en Italia, Alemania y España. El ascendente poderío de las democracias en los últimos años de la Guerra Fría, que culminó en el derrumbe del comunismo después de 1989, contribuyó a la ola mundial de democratizaciones.

El auge de dos autocracias poderosas podría volver a inclinar la balanza. El canciller de Rusia, Sergei Lavrov, acepta el retorno de la competencia ideológica. "Por primera vez en muchos años -se ufana- ha surgido en ambiente verdaderamente competitivo en el mercado de las ideas" entre distintos "sistemas de valores y modelos de desarrollo". Desde la perspectiva del Kremlin, la buena noticia es que "Occidente está perdiendo el monopolio en el proceso de globalización". Todo esto llega como una sorpresa ingrata en un mundo democrático que creía que esa competencia culminó con la caída del Muro de Berlín. Es hora de despertarse de ese sueño.

 

 

[*] Robert Kagan es investigador asociado del Fondo Carnegie para la Paz Internacional. Escribe una columna mensual en el diario "The Washington Post". Su último libro es "El retorno de la historia y el fin de los sueños". (Artículo publicado en La Prensa de Argentina el domingo 01/06/08 )

 

Artículos relacionadoss:

El Guión

 

 

 

 


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada
 
www.soberania.org - Contacto: soberania.org@gmail.com