www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Colombia y su guerra asimétrica de nervios
Orlando Ochoa Terán* / Semanario Quinto Día (Venezuela) - 18/07/08

El éxito militar de las Fuerzas Armadas de Colombia es el resultado de una compleja alianza con EE UU e Israel que le ha permitido una inigualable experiencia en combate y desplegar la mayor capacidad bélica del subcontinente, con el respaldo de una población unida y un desarrollo económico con el cual el gobierno venezolano no cuenta en su estrategia confrontacional.


Cuando analizamos en este espacio la operación militar mediante la cual se rescató a Ingrid Betancourt, a tres americanos y a un grupo de 11 soldados y policías, dijimos que a pesar de las protestas del gobierno en reclamar la acción como “100% made in Colombia”, no era posible concebirla sin la participación de EE UU. Así lo confirmó el pasado domingo Simón Romero, corresponsal del NY Times en la región andina.


Romero informa que en
Colombia se encuentra una plantilla de más de 900 militares de EE UU dedicados exclusivamente a labores de asistencia e inteligencia, sin contar con funcionarios del FBI y otras agencias de seguridad. A estos recursos hay que agregar los $600 millones anuales que recibe el Plan Colombia. La decisión de la Operación Jaque se tomó en la residencia del ministro Juan Manuel Santos con la presencia del embajador de EE UU, William Brownfield y fue monitoreada en tiempo real desde la sede de la Embajada.

Recordamos que hace tres años, el predecesor del actual embajador de EE UU en Bogotá, William Wood, en la oportunidad en que fuera interpelado por el Senado, aseguró que en esta sede diplomática estaban representados 32 organismos del gobierno de EE UU y que “en cierta medida, era la embajada más grande del mundo”.

Medios de comunicación hebreos han señalado también la participación, a nivel de planificación, de Global CST, una organización dirigida por el mayor-general retirado, Israel Ziv, ex comandante de operaciones de un comando élite del Ejército israelí y el brigadier general, también retirado, Yossi Kuperwasser.


La alianza

Confrontar a esta compleja alianza, como ha pretendido el presidente Chávez, con uno de los peores desempeños económicos del continente, una población dividida, enfrentada y en crisis permanente, no ha tenido mucho sentido pero ya parece comprenderlo. Igualmente resulta absurdo competir con Colombia y sus aliados en términos de apresto operacional con compras arbitrarias de cazas, helicópteros, misiles y submarinos rusos, al tiempo que entrena a la FAN para una guerra de resistencia que, según el mismo presidente Chávez, está fuera de orden en el continente. No obstante, hace unos meses amenazaba con varios Vietnam.

Los resultados de esta disparatada estrategia están a la vista. El presidente Chávez navega contra la corriente acompañado de una FAN tan vulnerable que la incursión, accidental o intencional, en aguas territoriales de un avión de combate de EE UU se torna casi en una alerta de guerra. La misma desazón ha causado a la despistada inteligencia bolivariana el novedoso diseño y misterioso despliegue en Colombia de la nave “Stiletto”, fabricada por M Ships Company contratada por el Pentágono.


Stiletto

Pareciera pues como si esta alianza hubiera decidido librar una guerra de nervios contra el gobierno bolivariano. Desde que Sun Tzu pronunció su máxima de que la manera ideal de derrotar a un enemigo era sin combatirlo, pocas veces hubo una mejor recreación de este aserto como el día en que el comandante en jefe de la FAN decidió ordenar brigadas de infantería y escuadrones de tanques a la frontera con Colombia.

El espectáculo parecía más una retirada forzosa que un despliegue militar. Más tarde puesto en jaque por la operación de rescate colombiana sufre una segunda derrota con reacciones que ya son familiares. Le pide a las FARC que no pudiendo cumplir, por ahora, con los objetivos propuestos, deberían liberar a los “prisioneros” porque “la guerrilla no tiene vigencia”.

Las hostilidades de los aliados se inician, aparentemente, con la incursión del avión de combate S-3B VIKING, en aguas territoriales el pasado mes de mayo. Como se sabe el piloto gringo sobrevoló La Orchila, una base naval, sin que los radares militares lo advirtieran, pero de tanto persistir la torre de control de Maiquetía lo identifica y así comienza la guerra asimétrica de nervios. El S-3B VIKING es un avión de alas plegables destinado a la guerra antisubmarino y está fabricado especialmente para formar parte de la flota de un portaviones.

Otra unidad con la cual los aliados insisten en esta guerra asimétrica de nervios contra el gobierno bolivariano es el Stiletto, el más reciente prototipo de una versátil y misteriosa nave que la Armada de EE UU envió a Colombia unas semanas antes de la ejecución de la Operación Jaque.

El Stiletto está dotado de un arreo de computadoras y sistemas electrónicos avanzados de intersección; navega a una increíble velocidad mayor de 50 nudos y capacidad para desplazarse en aguas poco profundas y desembarcar clandestinamente tropas de operaciones especiales en cualquier costa marítima u orilla ribereña. Por su versatilidad, diseño y arquitectura el M80.Stiletto está destinado al USSOCOM (US Special Operations Command), lo cual hace pensar que las unidades que se encuentran en Cartagena pertenecen a la 7th Special Forces Group del Comando del Sur.

El “stiletto” era en la Florencia medieval un puñal o daga hecha de agudo acero que podía penetrar una armadura y fue el arma predilecta de los asesinos renacentistas.

 

 

[*] Orlando Ochoa Terán / E-mail: o.ochoa@att.net

 

Artículos del autor:

¿Reconocen a este hombre?
Orlando Ochoa Terán* / Semanario Quinto Día - 25/02/08

La fórmula Putin y la reelección de Chávez
Orlando Ochoa Terán* / Semanario Quinto Día (Venezuela) - 11/01/08

La misteriosa conexión
de Chávez con Bielorrusia

Orlando Ochoa Terán* / Semanario Quinto Día (Venezuela) - 27/07/07

Más artículos...

 

 

 

 


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada
 
www.soberania.org - Contacto: soberania.org@gmail.com