www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Nuclear la Energía o Energía Nuclear
Horacio Medina* / Soberania.org - 13/10/09

Durante los últimos cinco años se ha venido mencionando de manera insistente, el tema de la extracción de uranio en territorio venezolano para ser enviado a Irán a fin de enriquecerlo, bien para fines pacíficos de generación eléctrica o para fines bélicos, depende del interlocutor que aborde el tema.

La verdad es que también, durante todo este tiempo, el tema ha sido parte de una suerte de fábula de la selva,  de cuentos del miedo o de crónicas urbanas.

Sin embargo, los últimos acontecimientos en torno a la materia nuclear vinculados con Irán, comienzan a perfilar algo más serio y que, más allá de la veracidad de esta extracción de uranio venezolano, exportado a Irán, nos hacen temer por lo que pueda suceder en Venezuela como consecuencia de alguna confrontación bélica en el Golfo Pérsico.

De acuerdo con nuestro muy primitivo y elemental conocimiento sobre la materia, existen en Venezuela reservas de uranio evaluadas al final del primer gobierno de Carlos Andrés Pérez. Aún cuando, el informe de esa evaluación tenía carácter privado y se mantenía de muy bajo perfil tuve la ocasión de tener acceso a un resumen del mismo, donde se identificaba la Formación Úrico, en la confluencia de los ríos Úrico y Chicarán, en el Distrito Roscio, a unos 200 kilómetros al noreste del Salto Ángel, donde se ubicaban cuantiosas reservas de uranio (238) considerado altamente enriquecido por la presencia de más de 20% de uranio (235).

También, la evaluación indicaba otras formaciones mucho más al sur, cercanas al límite de los estados Bolívar y Amazonas, en Río Negro.

Ciertamente, en lo personal, no me siento en capacidad de aseverar de manera contundente que la formación úrico está siendo explotada para extraer uranio, pero no es menos cierto que existen una cantidad de “casualidades” o causalidades que nos permiten, al menos, tener una duda razonable sobre lo que allí está sucediendo y que demandan una aclaratoria firme, contundente e inequívoca, so pena de poner en riesgo la seguridad del país.

Algunas consideraciones sobre la materia que nos llaman la atención son por ejemplo:


1.- La fábrica de tractores iraníes instalada en el estado Bolívar en 2005, estaba supuesta a producir 5 mil tractores anuales, vale decir debería haber producido unas 20 mil unidades hasta el momento. Sin embargo, en reiteradas ocasiones hemos visto denuncias sobre la paralización de actividades en la fábrica, se ha denunciado que la mano de obra es iraní, que todas las partes son importadas desde Irán. Adicionalmente, no hemos tenido información sobre la presencia masiva de estos tractores, al menos en países del Alba, como Bolivia, Ecuador, Cuba o Nicaragua. Tampoco ha sido masiva su presencia en campos venezolanos.

2.- En tiempos recientes, se retuvieron en Turquía, 22 contenedores que procedente por tierra desde Irán esperaban su turno de embarque para Venezuela. El destino de la carga, era la fábrica de tractores y la carga supuesta, era de repuestos. Las autoridades turcas inspeccionaron los contenedores y ¡Oh sorpresa! Estos tenían material explosivo y dotación para su elaboración en algún laboratorio.

3.- Luego de la suspensión del acuerdo con la DEA, la vigilancia en los caños del Orinoco en su salida al Atlántico quedó en manos de la Guardia Nacional (¿Pretoriana?) y después de las compulsivas estatizaciones de prácticamente todas industrias del Estado Bolívar, los muelles han quedado bajo el control estatal. ¿Qué sale? ¿qué entra?

4.- Los vuelos semanales de Conviasa directos a Teherán (Irán) o, con escala en Damasco (Siria) desde el año 2007, siempre llaman la atención, al pensar cuantos venezolanos hacen turismo en Siria o Irán; cuántos empresarios viajan en busca de nuevas oportunidades de negocios o en fin, cuántos intercambios culturales, deportivos o científicos, demandan la exclusividad y la periodicidad semanal de un vuelo con un equipo 737-300. ¿Qué sale? ¿Qué entra? ¿Cuál es la carga?

5.- El teniente coronel Chávez Frías, anuncia grandes descubrimientos de gas para el mercado local y  nuevos proyectos de la faja que demandarán cuantiosísimas inversiones que muchos de nosotros, todavía nos preguntamos de dónde provendrán. Particularmente, hemos repetido en innumerables ocasiones la necesidad de definir la matriz energética nacional, donde la energía hidroeléctrica, el gas y los combustibles derivados de hidrocarburos conjuntamente con el carbón (extrañamos a Orimulsión), constituyen el sustento del consumo energético nacional. Sin embargo, ya desde hace algún tiempo, el teniente coronel ha venido insistiendo en la necesidad de desarrollar la energía nuclear con fines pacíficos de generación eléctrica.

Más recientemente anunció que
contará con el apoyo de Rusia para tales fines. "Venezuela va a comenzar el proceso para desarrollar la energía nuclear, pero no vamos a hacer (una) bomba atómica, así que no nos vayan a estar después fastidiando... con una guerra y una cosa como la que tienen contra Irán". Nos gustaría saber de dónde saldrán los cuantiosos fondos para tales fines y, además, cuesta mucho pensar que la generación eléctrica procedente de energía nuclear pueda competir en precios de generación y operación con los costos de una planta de generación eléctrica alimentada por gas. ¿Se justifica una planta nuclear para generación eléctrica en Venezuela que tiene cuantiosísimos recursos de hidrocarburos por explotar a muy bajos costos? ¿Y el factor seguridad, significa algo?

6.- Muy recientemente, el señor Rodolfo Sanz que funge (¿finge?) como Ministro de las Industrias Básicas y la Minería, despejó algunas dudas y generó muchas más. También generó reacciones a mi modo de ver muy peligrosas para Venezuela desde el Departamento de Estado. El señor Sanz declaró, de acuerdo con la agencia internacional AP, lo siguiente: “Tenemos reservas de uranio que las estamos detectando con Irán", y agregó, “Irán nos ha ayudado en los vuelos aerogeofísicos, en los análisis geoquímicos”. La reacción del Departamento de Estado fue inmediata a través del portavoz Ian Kelly quien declaró: "sí nos preocupa una posible transferencia de material nuclear entre Irán y Venezuela”.


Sin duda alguna que, en esta oportunidad, el teniente coronel parece haber activado las alarmas en todas las instituciones de seguridad de los Estados Unidos y otros países como Inglaterra y Francia, y esto no es un juego. Se trata de un clima altamente tenso, cuando se ha descubierto una nueva planta de enriquecimiento de uranio que Irán trataba de mantener oculta.  Israel, país que Hugo Chávez ha vilipendiado de manera sistemática desde Venezuela y en sus visitas al Medio Oriente, ha declarado que no permitirá que Irán tenga una bomba atómica, al tiempo que Irán sentencia la destrucción del Estado de Israel.

De seguro el teniente coronel tratará de “dorar la píldora”, de “huir hacia adelante” como normalmente lo hace, sólo que esta no es una situación normal. Los Estados Unidos sienten amenazada su seguridad nacional y de seguro pensarán en la inestabilidad de un hemisferio cuando
un personaje emocionalmente inestable tenga en su poder una bomba atómica o misiles atómicos de largo alcance. Quizás esto es más grave de lo que aparenta porque aún cuando, no hay certeza que el uranio viaje intercontinentalmente, existen muchas evidencias que el propio Chávez se empeña en confirmar. 

 

[*] Horacio Medina / Presidente de UNAPETROL / E-mail: hormed2007@gmail.com

 

Artículos anteriores del autor:

¿Negocios Reales o Reales Negocios?
Horacio Medina* / El Venezolano (USA) - 21/09/09

Trabajadores de PDVSA: ¿Otra vez?
Horacio Medina* / El Venezolano (USA) - 02/09/09

Venezuela entró en “estanflación”
Horacio Medina* / El Venezolano (USA) - 01/09/09

Más artículos...


 

 


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada

 
www.soberania.org - Contacto: soberania.org@gmail.com