www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


PDVSA ya no es una compañía petrolera
Diego J. González C.* / Soberania.org - 02/12/09

John D. Rockefeller dijo que la mejor empresa era una compañía petrolera bien administrada, y la segunda mejor era una petrolera mal administrada; pues bien, la estatal venezolana PDVSA dejó hace mucho tiempo de ser la primera y no llegó a ser la segunda, porque sencillamente ya no es una compañía petrolera.

PDVSA cambió su misión y se dedicó a fomentar y administrar organizaciones dizque sociales, a dirigir empresas para desarrollos urbanos, navales, agrícolas, a manejar empresas de alimentos, línea blanca; comprar empresas eléctricas y de telecomunicaciones... y pare usted de contar. Creciendo desproporcionadamente en sus recursos humanos, después de haber tenido los mejores y
haberlos desincorporado ilegalmente. En 1999 el sector petrolero empleaba 68.163 trabajadores; hoy, con menos producción y actividad, emplea 94.085 trabajadores. 

A diez años de promulgada la
Ley de Gas no hay el gas natural que se necesita para las poblaciones, los comercios y para industrializar el país, y se ha llegado al colmo de tener que importarlo de Colombia por tuberia. No hay una planta nueva para producir el  gas de bombona, no hay un nuevo sistema de gasoductos para llevar el gas por tubería a todos los estados del país, y menos un nuevo municipio o parroquia completamente con gas por tubería para abaratar el costo de la vida, porque al no tener gas las casas tienen que usar electricidad o bombonas para cocinar y para calentar agua, que son productos más costosos.

A ocho años de promulgada la
Ley de Hidrocarburos no hay un barril de petróleo nuevo producido, no hay un oleoducto nuevo, no hay una nueva refinería, ni una nueva petroquímica. Desde que el gobierno se hizo de PDVSA en 1999 y hasta junio de 2009 la empresa estatal ha producido ingresos brutos por ventas en Venezuela y el exterior de petróleo, derivados, de gas natural y sus componentes, y petroquímicos por 729 millardos de dólares, entregado al hueco fiscal por concepto de regalías, impuestos, dividendos y “aportes para el desarrollo social” y al FONDEN 275 millardos de dólares,  en un ambiente de costos y gastos crecientes (ver gráfico abajo).



Nada de estos ingentes recursos sirvieron para que la industria petrolera nacional mejorara y el país prosperara. Pero si hubo “maletines” repletos de dólares por ahí, se crearon bancos y casas de bolsas de toda categoría y se desarrolló la internacionalmente famosa boliburguesia; y los regalos, dizque por “solidaridad internacional”, si funcionaron. Se regalaron barriles de petróleo, gasolina, gasoil,  dólares,
plantas eléctricas, casas, clínicas, vehículos, bombillos, de todo… y el venezolano, bien gracias.

Por fin apareció el Informe Operacional y Financiero correspondiente al primer semestre de 2009 y los resultados oficiales no pueden ser más desalentadores. En apenas 83 páginas queda demostrada la grave situación en que se encuentra PDVSA. Las últimas 47 páginas presentan los “Estados Financieros Intermedios Consolidados y Condensados”, resaltando en cada página de las Notas que el mismo... ¡no está auditado!


Se cumplieron cuatro años y siete meses desde que se anunció el Plan Siembra Petrolera, donde se decía que se iban a perforar 196 pozos exploratorios y miles de  pozos productores, así como reparar miles de los pozos inactivos, para llevar la producción a 5,8 millones de barriles-Mbd (4,019 Mbd de producción propia), y lo que vemos es que la producción está  a niveles de 1991, menos de 2,2 millones de barriles. En ese Plan también se decía que se construirían 4 refinerías y 3 petroquímicas, que la producción de gas natural se duplicaría, así como la producción del gas de bombona, y que se le suministraría gas por tubería a 3,6 millones de familias. Está terminando el año 2009 y no se ha hecho nada de lo prometido.

En exploración nada relevante, en 2009 ningún pozo exploratorio completado. Desde 2005 apenas se han completado 16 pozos exploratorios de los 196 ofrecidos en el Plan (ver lámina abajo). 



En producción, en el Plan original se habló de perforar 5.001 pozos de desarrollo y reparar 10.216 pozos,
(ver lámina abajo) los resultados no pueden estar más lejos del Plan. Entre 2005 y 2008 apenas se han perforado 2.092 pozos (no se dice cuántos de estos se han completado exitosamente). No hay información para el 2009. Sobre los pozos reparados no hay información desde que se anunció el Plan. Se insiste en producir 4.936 miles de barriles diarios (mbd) de petróleo para 2013, y 6.500 mbd para el 2021. Aun utilizando la cifra de producción oficial de 3.058 mbd para 2009, es imposible producir adicionalmente 1.878 mbd en 4 años para alcanzar la meta antes mencionada, porque tendrían que producirse cada año 470 mbd nuevos, adicionales a los  612 mbd que se necesitan para compensar la declinación de 20%, es decir la astronómica cifra de cerca de 1.100 mbd nuevos cada año en los próximos 4 años: ¡ni Arabia Saudita! 



En materia de refinación el Plan hablaba de incrementar la capacidad de refinación nacional a 1.800 mbd y la internacional a 2.300 mbd (total 4 100 mbd) para el 2012 (ver lámina abajo). Esas cifras fueron revisadas a un total de 3.600 mbd al 2013 y 4.100 mbd al 2021!). La realidad es que al cierre del 1er semestre de 2009 (pág. 9) el total de crudos procesados en las refinerías fue de  2.673 mbd; sin embargo, algo que no se entiende es cómo se dice en el Informe que PDVSA tiene una capacidad total de refinación de 4.275 mbd, mayor en 175 mbd de lo que anunciaba el Plan sin haber hecho nada. La respuesta aparece en el PODE 2006 (pág. 83) donde se aclara que esa cifra  es de “capacidad nominal” y la participación neta de PDVSA en la misma es de 3.090 mbd.



Vale recordar que el Plan hablaba de producir 21 mbd de etanol para el 2006, pero a la fecha no hay un barril del biocombustible.

Las exportaciones de petróleo crudo y productos refinados cerraron en 2.751 mbd al 30-06-2009. Valga recordar que en 1998 las exportaciones fueron de 3.082 mbd (PODE 2006, pág. 96), una caída notable en las exportaciones.  Al cierre del 1er semestre 2009 el precio promedio de la cesta venezolana fue de 47,33 USD/barril, un año antes era de 96,12  USD/barril. Cuando se anunció el Plan (2005) el precio promedio fue de 48,41 USD/barril.

Las ventas de productos refinados y líquidos del gas natural en el mercado interno al 30-06-2009 se situaron en 593 mbd, contra 506 mbd que se comercializaron cuando se anunció el Plan, un incremento de apenas 87 mbd, que los expertos consideran que no se corresponde con el aumento en el parque automotor y del contrabando.

Los resultados financieros, aunque no auditados, los ha analizado muy bien Oliver Campbell, ex Coordinador de finanzas de PDVSA (
http://www.petroleumworldve.com/edito09112301.htm), Robert Bottome en VenEconomía, y los periodistas especializados, sin embargo, se pueden decir algunas cosas: continúan las exageradas compras de petróleo crudo y sus productos, 8.431 millones de USD en el semestre, que al precio de la cesta representa compras del orden de los 989 mbd; no hubo aportes el FONDEN. Una sola observación para los expertos en estados financieros: al dividir el total de costos y gastos entre la producción total de crudo y líquidos del gas natural  que presenta el Informe (pág. 14)  resulta en 32,9 USD/barril en 2008 y 8,6 USD/barril en el 1er semestre 2009, si la producción no cambia mayormente y los costos se repiten para el 2do. Semestre se tendría un costo para 2009 de algo más de 17,0 UDD/barril. La pregunta sería ¿a qué se debió la reducción de costos?

El Informe trimestral termina con la nota discordante de la “Ley Orgánica que Reserva al Estado Bienes y Servicios conexos a las Actividades Primarias de Hidrocarburos” publicada en la Gaceta Oficial No 39 173 de 09 de mayo 2009. Copiamos textualmente lo mencionado en el Informe (pág. 41):


"Los bienes y servicios que se reserva el Estado son: 1.- De inyección de agua, de vapor o de gas, que permitan incrementar la energía de los yacimientos y mejorar el factor de recobro; 2.- De compresión de gas; 3.- Los vinculados a las actividades en el Lago de Maracaibo: lanchas para transporte de personal, buzos y mantenimiento, de barcazas con grúa para transporte de materiales, diesel, agua industrial y otros insumos; de remolcadores, de gabarras planas, boyeras, grúas, de ripio, de tendido o reemplazo de tuberías y cables subacuáticos; de mantenimiento de buques talleres, muelles y diques de cualquier naturaleza.  Con la entrada en vigencia de la Ley Orgánica que Reserva al Estado Bienes y Servicios Conexos a las Actividades Primarias de Hidrocarburos, PDVSA está asumiendo el control de los activos antes indicados, para garantizar la plena soberanía de la Nación sobre sus recursos naturales y resguardar los intereses del pueblo venezolano".


Es decir, que si esta Ley se hace extensiva al resto del país en su punto tercero, se vincularían los bienes y servicios relacionados con las actividades petroleras que se realizan en los estados Anzoátegui, Apure, Barinas, Delta Amacuro, Falcón, Guárico, Monagas, Portuguesa, Sucre y resto del Zulia, y serían objeto de confiscación y expropiaciones los taxis, vehículos contratados, autobuses, camiones, gandolas ¡y todas clase de vehículos terrestres que prestan servicio a la industria petrolera en esos estados!

 

 

[*] Ing. Diego J. González Cruz / Consultor / E-mail: gonzalezdw@gmail.com

 

 

Artículos anteriores del autor:

Faja y parques temáticos
Diego J. González C.* / El Universal (Venezuela) - 09/11/09

Reservas de Repsol en el Golfo de Venezuela
Diego J. González C.* / Soberania.org - 21/10/09

Una oportunidad para Venezuela
Diego J. González C.* / El Universal (Venezuela) - 21/09/09

Más artículos...

 





Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada
   
www.soberania.org - Contacto: soberania.org@gmail.com