www.soberania.info
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Cuando la verdad nos alcanza
Walter Martínez (Dossier) / Últimas Noticias (Venezuela) - 09/11/03




FERNANDO LONDOÑO El ministro renunciado

Si las fraternales relaciones venezolano-colombianas se midieran con un sismógrafo, nos encontraríamos con que en muchos de los momentos en que la gráfica alcanza importantes picos, aparecen reflejadas las reverberaciones provocadas por la “Falla Londoño”. El fenómeno telúrico se reproduce de generación en generación.

Para la actual, al mando en Venezuela y con uniforme o sin él, es inolvidable el tema “Caldas” ; como igualmente lo es, por muy diferentes motivos, el tema “Cararabo”.

Un viejo opúsculo, diríase que de propaganda, llamado “El Interesante Proceso de Límites con Venezuela”, afirma, entre otras linduras: “A esta delicada situación se vio abocada la Nueva Granada hasta el año 1844, cuando en conversaciones entre el ilustre General Joaquín Acosta y el Sr. Fermín Toro, el delegado colombiano respaldado por una copiosa documentación, echa por tierra las aspiraciones venezolanas expresadas en el Tratado de 1833”... “En 1891, fue publicado el Laudo Arbitral de la Regente de España, el que en términos generales favoreció ligeramente (SIC) a Colombia, con excepción hecha de la región del Brazo Casiquiare y el Alto Orinoco, en donde Venezuela desde un principio se había apresurado a organizar una floreciente colonización respaldada por notables inversiones”. Esto lo escribía hace décadas el entonces Capitán Julio Londoño Paredes.

Ignorando la voluntad popular

Justo es reconocer que Fernando Londoño Hoyos es tan abrasivo con tirios y troyanos como humeante en sus metáforas. El 4 de junio, al criticar una decisión de la Comisión Primera del Senado afirmó: “Los que lean la Constitución, cuando esto termine, se preguntarán: ¿Y qué clase de cigarrillo se estaban fumando los que aprobaron esto?”. Ya el 12 de agosto de 2002 había provocado un choque con la Corte, organismo obligado a estudiar los decretos del Ejecutivo: “El Gobierno enviará sólo por cortesía un Decreto de Conmoción Interior a la Corte Constitucional”.

Un día después volvía a generar titulares de primera:

“La carta (es decir, la Constitución) del 91 es mala; pero la Corte Constitucional ha hecho las cosas mil veces peor”.

Como ustedes pueden ver (y esto incluye a “Los Robertos” ) (*), Fernando Londoño era el sueño de cualquier periodista acreditado en casa de gobierno. Sólo es comparable, para volver a hablar de crisis navales, con el Almirante “Sandy” Woodward, durante la Guerra de Las Malvinas.

Al punto que recibió un mensaje cifrado del Almirantazgo en Londres, que decía:

“Por el amor de Dios. Deje de declarar y póngase a combatir”.


Fernando Londoño también lanzó sus propios “Tigerfish” como el que terminó de hundir al buque insignia del neorriquismo bogotano cuando el 8 de febrero de 2003 hacía referencia al coche-bomba que destrozó el Club El Nogal y causó 36 muertos: “... se construyó con botellas de whisky de contrabando; se construyó con la plata que la gente gasta en contrabando; se construyó con la famosa dosis personal de cocaína que la Corte ha declarado como una manifestación del libre desarrollo de la personalidad de los colombianos”. El pasado 5 de noviembre ya estaba muy por debajo de la profundidad de periscopio cuando le advirtió al propio Partido Conservador sobre el peligro de que pudieran pasar a la oposición, luego de los desastrosos resultados del Referéndum en el que Uribe, seguramente infatuado por las encuestas que le llevan al Palacio de Nariño, se lo jugó todo y no logró la aprobación de una sola de sus 15 preguntas hechas a la medida. Sin embargo, una Comisión del Senado aprobó este jueves un Proyecto de Ley en el que vuelve a la carga, por esta vía, con ocho (8) de los quince (15) puntos rechazados por el electorado. Al referirse a que no pueden ser aprobadas normas que fueron rechazadas en un Referendum, el Senador Darío Martínez dijo:

“Este proyecto no resiste un mínimo de examen de constitucionalidad”.

Cuando el pueblo colombiano respondió al Presidente con la defenestrante madurez con que lo hizo, Fernando Londoño, en un acto privado con líderes del Partido Conservador, acuñó otra de sus frases para la primera plana: “Esa crisis política no se podría resolver, pienso yo, sino con elementos extremos que el Presidente ha considerado, inclusive el de anticipar las elecciones. Él dice que no va a permanecer en el Palacio de Nariño simplemente para sobrevivir durante dos o tres años que nos quedan si no puede hacer nada por la Nación”. Después de esto y con semejante ruido de cavitación, le cayeron todas las cargas de profundidad.

Sin mencionar a Londoño, el propio presidente Uribe le respondió de inmediato en un discurso durante una ceremonia de la Policía, afirmando que el tiempo de gobierno “que nos queda lo aprovecharemos de día y de noche; son casi seis años, sumando los tres de día y los tres de noche”. (AFP). Con ello recordaba que no es sino hasta el 2006 cuando finaliza su mandato.

El pasado jueves, Londoño participó en un foro sobre terrorismo cuyo pistoletazo de salida fue disparado por el súbdito español Mario Vargas Llosa, quien no pudo hacer grandes titulares porque Fernando Londoño advirtió que era el último acto al que asistía como Ministro del Interior y Justicia. Poco después, con su señora, se presentó al Palacio de Nariño y lanzó una breve:“Presenté renuncia a mi cargo, y es irrevocable”.

Este viernes El Tiempo de Bogotá, titulaba: “Uribe soltó a Londoño”... “Cualquiera de las controversias que desató mientras impulsaba reformas constitucionales y defendía el referendo hubiera bastado para que se considerara antes el retiro del Ministro Fernando Londoño. Pero el presidente Álvaro Uribe lo mantuvo. El miércoles la situación de Londoño se hizo insostenible”. (AFP). Precisamente el pasado miércoles recibió una multa de 20.000 dólares por haber traspasado sin autorización y a una compañía panameña, ciertas acciones estatales compradas en 1997 en condiciones más que favorables y a las que no tenía derecho, si hemos de creer a lo que fue denunciado en el Congreso, escenario de muchas de sus batallas entre este Poder y el Ejecutivo a las que ahora parece querer poner fin quien le sustituye en la cartera.

Los comerciantes al poder

Sabas Pretelt de La Vega
, Economista conservador, Magister en Administración de Empresas, nacido en Cartagena, 56 años, dirigente del sector comercial, ha ganado fama de buen relacionista público, y en su primer saque afirmó con relación al Congreso que, si bien es Economista, “no le es ajeno ese ambiente”.

Esta crisis de gabinete parece a la medida para opacar la advertencia del Mandatario ecuatoriano Lucio Gutiérrez quien el miércoles advirtió que las relaciones con Colombia “se van a resquebrajar” si Álvaro Uribe no rectifica la acusación de que en un atentado realizado en Bogotá se utilizó un cohete vendido “por algún militar corrupto del Ejército Ecuatoriano” a grupos irregulares (AFP). El Universo de Ecuador dijo que la Ministra de Defensa colombiana Martha Lucía Ramírez admitió que Uribe pudo haberse equivocado al confiar plenamente en los informes de sus servicios de inteligencia.

Aquí tenemos algunas cuentas de ese rosario. Ante la negativa de los gobiernos de Brasil y Venezuela de calificar, como “grupo terrorista” a las Farc y por la misma vía de las afirmaciones para la Historia, el ahora Ex-Ministro del Interior de Colombia, Fernando Londoño, dijo el 21 de Febrero de 2003: “Chávez no va a estar muy dispuesto a hablar en contra de personas a las que ve con frecuencia, o ha visto con frecuencia. Lula ya encontró una disculpa estupenda y es que él quiere reservarse para servir eventualmente de mediador, cargo para el que nadie lo ha designado ni creo que está en la lista de las posibilidades. Pero uno tiene derecho a autonombrarse de alguna cosa” (AFP). Tarde o temprano, a todos la verdad nos alcanza.

(*) Programa estelar de Radio Nacional de Venezuela, en el que sus creadores, destacados intelectuales venezolanos, producen sus libretos a costillas de quien suscribe.


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada