Caracas / Venezuela -  
 
    Cuando el petróleo nuestro, beneficia a otros
    Horacio Medina* / El Venezolano (USA) - 27/10/11
     
  Jorge Giordani: “El presupuesto no lo debemos hacer en términos del precio petrolero que es tan volátil. El presupuesto tiene que desvincularse de ese precio petrolero, porque tienen que ser los ingresos, o sea, el valor agregado interno que produzca y que pague los impuestos”  
     

Ramírez debería decirnos, a todos los venezolanos, cuanto nos cuesta Petrocaribe

   

Los precios del crudo, a no dudarlo, siempre constituyen uno de los parámetros más importantes para poder construir los escenarios posibles, tanto a nivel global, como a nivel regional y para cada uno de los países. Como consumidores, los países requieren saber cuál será el monto de la factura que se deriva de las importaciones de combustibles. Los productores y exportadores, obviamente requieren conocer cuál será el ingreso que recibirán como producto de las ventas y por ende, poder tener una idea clara de su balanza comercial.

Sin embargo, antes de seguir adelante, no podemos dejar de comentar una de las más increíbles frases que hemos podido escuchar y, aunque no deberíamos sorprendernos, el Ministro Jorge Giordani, no deja de hacerlo.

El “monje” Giordani expresó, sin ningún tipo de pudor y en un acto de cinismo ilimitado que: “el presupuesto de 2012 se elaboró bajo principios de austeridad, eficiencia y prudencia en la estimación de la cesta petrolera” y agregó “para el 2012 el petróleo se calculó en base a 50 dólares”, para finalizar con esta joya, créalo usted o no, “El presupuesto no lo debemos hacer en términos del precio petrolero que es tan volátil. El presupuesto tiene que desvincularse de ese precio petrolero, porque tienen que ser los ingresos, o sea, el valor agregado interno que produzca y que pague los impuestos”. Por el amor a Dios, hay que tener poca o ninguna vergüenza para decir esto, cuando este régimen ha convertido la economía del país en una economía de puertos, donde el único rubro importante de exportación es el petróleo. Una economía basada en la renta petrolera. Claro también hay un ingreso no oficial, importante, producto del lavado de dinero y el blanqueo de capitales. Que suma pero no se cuenta.

Por otro lado, es obvio que el “monje” Giordani de Planificación y Finanzas y Ramírez, el “hombre serio” de PDVSA y Energía/Petróleo, no se hablan o, se burlan de todos nosotros. Mientras Giordani estima 50 $/B en el presupuesto, Ramírez se desespera pidiendo 100 $/B. Mientras Giordani pide desvincular los presupuestos de los ingresos petroleros, Ramírez grita a los cuatro vientos que el futuro del país está en la
Faja Petrolífera del Orinoco. Por cierto, en el 2011 el presupuesto se configuró en razón de 40 $/B y el promedio “oficial” (difícil de creer, pero es el oficial), cuando faltan dos meses para finalizar el año, está sobre los 99 $/B. Quiere decir esto que Hugo Chávez está manejando, de manera directa, sin pasar por ninguna parte, un presupuesto superior al oficial equivalente a 59 $/B. Y así ha sido durante los últimos años sin que nadie de explicaciones y sin que muchos que deben exigirlas, las pidan. ¿Que han financiado con esos recursos? A su libre imaginación.

Otro aspecto realmente digno de analizar, son las declaraciones de Ramírez en
Petrocaribe, allí sin ningún tipo de recato ha ratificado lo que hemos venido denunciando desde hace ya algún tiempo. Cuenta el “hombre serio” de PDVSA que “Petrocaribe” aumentará la capacidad de refinación de la planta cubana Camilo Cienfuegos, hasta los 150.000 barriles de crudo diarios, más del doble de los 65.000 actuales” y agregó, “Además, Petrocaribe tiene previsto construir otra refinería en Cuba, en Matanzas (centro), con capacidad para 150.000 barriles diarios”.

Nos llama la atención que Ramírez nos haga creer que las refinerías en Cuba la construirá Petrocaribe, cuando es obvio que Petrocaribe es Venezuela, es PDVSA, son los recursos de todos los venezolanos que se invierten fuera del país sin rendir cuentas de ningún tipo. No dice Ramírez que la refinería de Matanzas ya está en construcción con un aporte de dinero proveniente de un acuerdo de venta de petróleo venezolano a futuro con la República China por 6 mil millones de dólares. Tampoco dice que Cienfuegos se alimenta de petróleo venezolano que no se paga y que, aun así, produce a pérdida. Y tampoco dice que los buques, Sandino y Petión que llevan ese crudo desde Venezuela a Cuba fueron construidos con dinero de los venezolanos.

Con relación a la Refinería de Nicaragua, recordamos vagamente, sin precisar el año exacto, cuando el mismísimo Hugo Chávez colocó la primera piedra de esa refinería, la cual tal vez ya no exista, producto de la erosión del viento marino.

Ramírez debería decirnos, a todos los venezolanos, cuánto nos cuesta Petrocaribe, cuánto es la factura anual, cuánta es la deuda y cuáles son las garantías y plazos de pago. Debería decirnos Ramírez qué obtiene Venezuela en esta relación, porque no tendría que existir una relación donde una de las partes absorba todas las pérdidas, mientras las otras se benefician, sobre todo cuando el dinero y los recursos le pertenecen también millones de venezolanos. ¿Cuánto repartirá Ramírez de su propio patrimonio en Nicaragua, Cuba, Bolivia, Bielorrusia, Irán, etc., etc., etc.? Es obvio que nada, solo recoge.

Mientras el Ministro-Presidente, estaba anunciando esto, en Venezuela, el mejorador de crudo Petropiar, bloque de la Faja del Orinoco, operado por PDVSA y Chevrón, detuvo sus operaciones por una “explosión menor”. Se trata del segundo accidente que ocurre este mes en estas instalaciones y que se suma al ocurrido en Cardón, la semana pasada y a decenas ocurridos en tiempos recientes. Sin duda la posibilidad que ocurra un accidente durante una operación siempre está presente, sin embargo, la probabilidad de ocurrencia se reduce cuando una adecuada política de mantenimiento se implementa y se opera correctamente la instalación.

Mientras Ramírez anuncia refinerías fuera del país, en Venezuela el plan de inversiones para mantenimiento de la capacidad operacional de las refinerías es reducido.


Precios del crudo para el 2012

Sobre este tema como otras veces hemos acotado que siempre resulta complicado opinar. Sin duda las variaciones en el comportamiento del precio de los crudos marcadores obedecen hoy día más a razones del orden financiero, político y especulativo que a razones estructurales del negocio. Es así como con un suministro estable, sin cortes abruptos de producción los precios del crudo suben y bajan de manera aparentemente caprichosa, ocultando en realidad intereses y compensaciones de grandes capitales que buscan garantizar sus inversiones y mantener sus ganancias.



Nos parece que el 2012 será un año verdaderamente complejo y no lo decimos por el proceso electoral venezolano, estimamos que será así porque muchas amenazas de crisis convergen:


• Si no hay recesión porque la magia financiera la difiere, entonces tendremos precios muy altos que propiciarán que se acelere la recesión.

• La crisis de la Eurozona, no se resuelve todavía satisfactoriamente y podría hacer crisis a corto plazo.

• La deuda pública de los EEUU sigue allí, el acuerdo político no llega y la calificación de riesgo puede aumentar.

• En China se vislumbra una posible crisis inmobiliaria, una burbuja por estallar y una deuda que crece al ritmo de la inflación.

• La primavera árabe podría convertirse al Islam y entonces la estabilidad del Medio Oriente y el Norte de África sería bastante frágil.

• Continúa el debate sobre el cambio climático y la necesidad de destinar mayores recursos energías alternativas.


Es muy difícil saber entonces qué va a suceder, pero lo que está a la vista es bastante preocupante, en particular el tema económico en los EEUU, Europa y China. Para estas economías los precios altos del crudo podrían ser devastadores. Sumir a los Estados Unidos en una recesión, dividir la Eurozona y poner en aprietos a China. Lo que pase en el Medio Oriente será vital, si logra estabilizarse, los precios se mantendrán en balance en función de las cotizaciones del euro y el dólar.

Si continúan o se agravan las confrontaciones, entonces los precios podrían disparase. En cualquier caso, estamos apostando a precios para el marcador, en este lado del Hemisferio, fluctuando entre los 85 y 95 $/B como promedio del año, esto sería el reflejo de problemas no resueltos, pero no agravados.

   
   
Share |
 
[*] Horacio Medina / Presidente de UNAPETROL / E-mail: hormed2007@gmail.com / Twitter: @unape / Periódico "El Venezolano", Miami, USA. Sección "Entorno Energético".

   
  Artículos anteriores del autor:
 

PDVSA Comunista:
¿La degradación insostenible?

Horacio Medina* / El Venezolano (USA) - 28/10/10

Política y Petróleo: Engaños y Desengaños
Horacio Medina* / El Venezolano (USA) - 02/06/10

¿Una pérdida patrimonial irreversible?
Horacio Medina* / El Venezolano (USA) - 27/05/10

  Más artículos...
 
     
www.soberania.org - Contacto: soberania.org@gmail.com / 2002 - 2011