Caracas / Venezuela -  
 
    El verdadero Poder Único Mundial - I
    Pablo Hernández Parra* / Soberania.org - 20/01/12
   
  Hay crisis profunda, pero esta crisis no la padece el capital, ni el súper monopolio mundial, sino 6.000 millones de seres humanos hacia los cuales el capital le está pasando la factura de la misma a través de hambre, desempleo, inflación, exclusión, miseria...  
     
Henry Ford: “era bueno que los americanos no supieran cómo funcionaba el sistema monetario americano porque si no se revolucionarían”
   

Hoy  el señor Chávez y su coro de adulantes “intelectuales” han puesto en circulación la “novísima” teoría de la multipolaridad que nos recuerda la famosa política oportunista de la izquierda socialdemócrata tipo PCV, de aprovechar las aparentes contradicciones entre las clases dominantes para, supuestamente, “batir al enemigo por parte”, y que fue y es el fundamento de toda política oportunista de alianzas arribistas y entregas de reivindicaciones populares que ha caracterizado una buena parte de la historia de la llamada Izquierda Venezolana desde el PCV hasta Bandera Roja. Los acuerdos petroleros firmados  con Rusia y China han sido manipulados para presentar dichas entregas no sólo como expresión de “soberanía nacional y autodeterminación”, sino como la expresión de la multipolaridad y consecuentemente como una expresión de esa política de alianza con los enemigos de los trabajadores del mundo.

Estos convenios firmados con esta nueva variedad  del salvaje y depredador capitalismo expresada en las burocracias y burguesías de Rusia y China, cuya política neocolonizadora nos hace recordar el periodo de acumulación originaria de capital entre los siglos XV al XVII durante el saqueo  y genocidio perpetrado contra la población y recursos de América, Asia y África. En esa época de los ascendentes capitalismos europeos,  dijo  Marx “«Si el dinero, como dice Augier, viene al mundo con manchas de sangre en una mejilla, el capital lo hace chorreando sangre y lodo, por todos los poros, desde la cabeza hasta los pies.. Y no puede ser otra la política de todo país capitalista y más especialmente en su etapa de ascenso como ocurre con las burguesías rusas y chinas.

Este vigoroso ascenso del capitalismo chino y esta expansión de los rusos en los precisos momentos en que el capital financiero anglosajón encabezados por los banqueros de Wall Street y la City de Londres, dominan a sus anchas la economía y política mundial e imponen sus reglas de juego, no puede ser explicado bajo el cuento oficial  de que estamos asistiendo al nacimiento de  un mundo multipolar, que tanto le gusta repetir al Presidente de la Republica.

La “crisis financiera” siguiendo el esquema de la estafa mundial al estilo de Carlos Ponzi [1], impuesta por Wall Street y la FED en beneficio de los grandes bancos mundiales, los  gigantescos Fondos de inversión y las grandes transnacionales que en resumida son dominadas por un número cada vez más reducido de grandes banqueros, controlado a su vez por un numero aun menor de grandes familias, casas reales y uno que otro capitalista individual, demuestran hasta la saciedad que no existe ninguna multipolaridad en el mundo, sino un solo poder mundial, encabezado y dirigido por los EE.UU y toda una serie de ramificaciones, alianzas, conexiones que terminan en definitiva en Wall Street y las grandes capitales del capitalismo mundial: Londres, Paris, Berlín, Zúrich, Moscú, Tokio o Beijing.

Desde finales del siglo XIX numerosos estudios  habían constatado la existencia de monopolios que en aquel entonces manipulaban una gran parte de la economía mundial, erigiéndose de hecho en verdaderos polos regionales y nacionales de poder. El caso de la Standard Oil y la acción de los Barones ladrones (Robber Barons)[2] de esa época habían demostrado cómo un reducido número de empresas y burgueses dominaban e imponían los precios y condiciones del mercado en Europa y especialmente en EEUU cuna de los primeros monopolios modernos.

Los estudios de Hobson, Hilferding, Bujarin y Lenin sobre el Imperialismo y el capital financiero demostraron contundentemente la irrupción y dominio de los monopolios, del capital financiero y la consecuente oligarquía financiera que dominaba ya por el solo “recorte de cupón” [3], a buena parte de la economía mundial. En otras palabras, la oligarquía financiera  de Europa y  EEUU era ya hace 100 años una clase totalmente parasitaria e innecesaria para el desarrollo de la humanidad, y vivía a expensa del dinero ficticio y el capital muerto alimentado de la sangre del trabajo vivo  mundial y de la riqueza social fruto de ese trabajo.

Tres guerras mundiales,  incluyendo la más larga, devastadora y verdaderamente mundial como fue la llamada Guerra Fría,  acabaron no solo con esos polos nacionales o regionales de poder, sino que terminaron de barrer en el planeta todos los vestigios de modos de producción y sociedades atrasadas estableciendo el capitalismo como único y dominante modo de producción y sistema social. Hoy, EEUU con sus compañías transnacionales, sus bancos y ejército es sencillamente el representante oficial y vanguardia de ese único poder mundial que se llama el capital financiero como unión del capital bancario con el industrial tal como lo definieran Hilferding, Lenin y Bujarin a principios del siglo XX. Y no es casual que en el proyecto Nuevo Siglo Americano diseñado por los estrategas norteamericanos se definan con claridad los objetivos e intereses fundamentales no solo de EEUU, sino del capitalismo mundial. Esta política fue claramente resumida por Ana Esther Ceceña en el 2005 en 5 puntos:


"1) Proteger la soberanía (para el imperialismo global), el territorio y la población de los EEUU y demás potencias imperiales.

2) Prevenir la emergencia de nuevas potencias o de coaliciones regionales hostiles a los designios del imperialismo.

3) Asegurar el acceso incondicional a los mercados decisivos, a los suministros de energía y a los recursos estratégicos.

4) Disuadir y, si es necesario, derrotar cualquier agresión contra los planes de los EEUU o sus aliados.

5) Garantizar la libertad de los mares, de las vías de tráfico aéreo y espacial, y la seguridad de las líneas vitales de comunicación".
[4]


Toda esta política del capitalismo mundial con ligeras contradicciones entre las potencias imperiales ha estado en marcha desde el mismo fin de la caída del Muro de Berlín y de la URSS, hoy resumida en la DOCTRINA BUSH Y LA ESTRATEGIA DE GUERRA PREVENTIVA.
[5]

Aquellas investigaciones sobre los monopolios y sus relaciones con la banca, habían incluido sólo a un número limitado de corporaciones y monopolios la mayoría nacionales, dada la escasez de fuentes de información de la época. Lenin y Bujarin no conocieron el papel de los grandes bancos de la época en la creación y control de la FED y el consecuente control de la economía monetaria de EEUU,  a partir del monopolio privado para la emisión de la moneda norteamericana. El poder que adquirieron los grandes banqueros del mundo en esa época  llevó a decir a Henry Ford: “que era bueno que los americanos no supieran cómo funcionaba el sistema monetario americano porque si no se revolucionarían”.  Las palabras de Ford eran la confirmación del lema favorito de  Mayer Rothschild: “dame el control del dinero de la nación y no me importará quien haga las leyes”.

El poder y dominio de este reducido número de bancos, fondos y compañías que son la esencia del verdadero polo único de poder mundial, ha quedado demostrado este año, por dos serias investigaciones realizadas una en los propios EEUU y la segunda en Suiza. La primera fue realizada en EEUU, se trata de la primera auditoria hecha en casi un siglo a la tenebrosa Reserva Federal  norteamericana mejor conocida como FED. Es solo a mediados de esta primera década del siglo XXI que públicamente se reconoce el papel de la FED como un  banco privado que le presta dólares al gobierno y a la economía mundial cobrando por ello los debidos intereses. Solo en julio de este año es cuando se le hizo a la FED la primera auditoria en sus cien años de historia con los resultados y descubrimientos que veremos a continuación donde se  demuestra fehacientemente dónde reside el verdadero poder mundial.


“El 21 de Julio pasado se conoció el resultado de la auditoría integral realizada por la Oficina Gubernamental de Rendición de Cuentas (Government Accountability Office, GAO por su sigla en inglés) en la Reserva Federal (FED), el banco central de los Estados Unidos, la primera que se practica a dicha institución desde que fuera creada en 1913. Los resultados son pasmosos: en un plazo de poco más de dos años y medio, entre el 1º de Diciembre del 2007 y el 21 de Julio de 2010, la FED otorgó préstamos secretos a grandes corporaciones y empresas del sector financiero por valor de 16 billones de dólares, una cifra mayor que el PIB de los Estados Unidos que en el año 2010 fue de 14.5 billones de dólares y más elevada que la suma de los presupuestos del gobierno federal durante los últimos cuatro años. No sólo esto: la auditoría reveló también que 659 millones de dólares fueron abonados a algunas de las instituciones financieras beneficiadas arbitrariamente por este programa para que administrasen el multimillonario salvataje de bancos y corporaciones dispuesto como mecanismo de 'salida' de la nueva crisis general del capitalismo. De ese gigantesco total unos 3 billones fueron destinados a socorrer a grandes empresas y entidades financieras en Europa y Asia. El resto fue orientado al rescate de corporaciones estadounidenses, encabezadas por el CITIBANK, el Morgan Stanley, Merrill Lynch y el Bank of América, entre las más importantes”
. [6]


Los principales beneficiarios de estos préstamos –concedidos entre el 1º de Diciembre de 2007 y el 21 de Julio de 2010- son los siguientes bancos [7]:



Estas conclusiones e información contenidas en la auditoria  a la FED, contradicen toda la palabrería de economistas y marxistas vulgares que nos hablan de la ”crisis sistémica y el fin del capitalismo”, burlándose de numerosos  investigadores a quienes se les etiquetó como portavoces de la teoría de la conspiración, teoría que  se ha demostrado partió de los propios centros de poder, para encubrir toda una estrategia de control mundial de la economía, que en resumen es la consecuencia obligada de la ley de la acumulación de capital a través de la centralización y concentración de capitales a escala mundial, como magistralmente la señalara Marx, hace unos 150 años.

La segunda investigación se llevó adelante en Suiza. En octubre  de este año se publicó un estudio, llevado a cabo por los teóricos de sistemas complejos Stefania Vitali, James B. Glattfelder y Stefano Battiston, especialistas de la Escuela Politécnica Federal de Zürich (ETH), que permitió identificar seriamente la red mundial del poder económico. El análisis reveló que un relativamente pequeño grupo de organizaciones, aproximadamente unas 1.318 corporaciones, principalmente bancos, fondos de inversión y empresas transnacionales,  a través de una intrincada y sólida red de conexiones, alianzas e interrelaciones, son las que en fin conforman el verdadero poder que rige y gobierna la economía y política mundial.

Hasta hoy, pese a la profusión de estudios y literatura sobre el Imperialismo, el poder corporativo mundial de las empresas transnacionales y sus redes económicas de comercio, de productos, crédito, precios de las acciones,  consejos de administración y la participación directa y creciente de sus empleados en los gobiernos de las grandes potencias, así como en los organismos mundiales de poder político, militar, tecnológico y económico  del mundo, no se había intentado un estudio global como el realizado por los investigadores de Suiza sobre la estructura del poder económico mundial.

Es cierto que existen numerosos  estudios y libros principalmente particulares y nacionales que han abordado el tema de la propiedad de algunos monopolios o empresas transnacionales, estudiando algunos sectores monopólicos como la industria petrolera mundial. Igualmente hay una abundante literatura mundial sobre los grupos económicos, sociedades y grupos de presión, think tank, organizaciones  del poder mundial donde se han analizado históricamente el surgimiento de este poder mundial oculto para la mayoría de la opinión pública.[8] Sin embargo, no se había estudiado  con profundidad y seriedad “la estructura de control a nivel mundial”, que es precisamente el valioso intento de este grupo de investigadores de la  Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

Es cierto que todas las grandes empresas transnacionales (ETN) forman monopolios piramidales con numerosos tentáculos hacia abajo que abarcan centenares de empresas filiales y subsidiarias, y un número de accionistas propietarios principales, muy reducidos en la punta de la pirámides, la mayoría desconocidos para el público, por cuanto muchos de ellos ni siquiera participan en las juntas directivas de las ETN, Bancos o Fondos de Inversión que en definitiva controlan la economía mundial. El estudio de estos investigadores es un intento serio y valioso de llenar una laguna en el estudio de la economía política del capitalismo, tal como lo dice sus autores: “cómo las empresas transnacionales a nivel mundial se conectan entre sí”.[9]

Hay que aclarar que el objetivo de estos investigadores no es darle basamento a una teoría revolucionaria sobre el Imperialismo, que le dé fundamento económico a una táctica política para su derrocamiento. Todo lo contrario, estudia el poder económico mundial como asesores de ese capitalismo, en la búsqueda de darle estabilidad al sistema, evitar las crisis, prever descalabros, influir en los Estados y gobiernos para controlar este poder... etc, etc, como repiten a lo largo de su estudio los autores del estudio.

Esta investigación partió del análisis de la base de datos conocida como  ORBIS 2007 que comprende unos 37 millones de agentes económicos, tanto personas como empresas en 194 países, y cerca de 13 millones  de datos sobre los vínculos de propiedad (relaciones de equidad), información sobre la clasificación industrial, posición geográfica y los ingresos de explotación que proporcionan los agentes económicos contenidos en la base de datos.

En el análisis de este conjunto de datos se jerarquizaron las relaciones de control sobre las relaciones patrimoniales. Poniendo énfasis en el porcentaje de participación que se refiere a las acciones relacionadas con los derechos de voto. Los autores de la investigación utilizaron:


“La definición de las empresas transnacionales proporcionados por la OCDE… Constituyen las empresas y otras entidades establecidas en más de un país y ligadas de tal modo que puedan coordinar sus actividades de diversas formas, mientras que uno o más de estas entidades puede ser capaz de ejercer una influencia significativa sobre las actividades de otros, su grado de autonomía dentro de la empresa puede variar ampliamente de una empresa multinacional a otra".
[10]


Para aclarar esta definición los autores del estudio indicaron que:


“En consecuencia, se selecciona a las empresas que reúnan al menos el 10% de las acciones de las empresas ubicadas en más de un país. Sin embargo, muchas filiales de las grandes empresas transnacionales  cumple a su vez con  esta definición de las empresas transnacionales (por ejemplo, la Compañía Coca-Cola Company tiene Coca-Cola Bottling Company Helénica que a su vez es dueño de Coca-Cola Beverages Austria)”. [11]


De los 37 millones de agentes económicos (personas o empresas), se obtuvo una primera lista de 43.060 empresas transnacionales (0,11% del total de agentes económicos estudiados) definidas por tener al menos el 10 por ciento de sus participaciones en más de un país y las relaciones y participaciones cruzadas entre ellas. Ubicadas en 116 países, con 5.675 empresas transnacionales que cotizan en mercados de valores.

A continuación, el equipo analizó las conexiones aguas arriba y aguas abajo entre las empresas transnacionales y se logró una red que  se compone de 600.508 entidades económicas y 1.006.987 relaciones corporativas o  NODOS, que indican los puntos de enlace entre las empresas. En base a este inmenso análisis  los científicos construyeron un modelo en que las empresas principales a través de infinidad de redes con otros accionistas y empresas, junto con los ingresos de explotación de cada empresa, se elaboró un verdadero mapa de la estructura del poder económico mundial.

Las relaciones de propiedad entre las empresas crean relaciones y lazos formales entre ellas. Las empresas se entrelazan de tal manera que es común entre ellas compartir las acciones de propiedad. Se crea una fuerte conexión entre todas  las empresas a través de compra y venta reciproca de acciones. Este tipo de estructuras,  tiene  claro objetivos de reforzar los monopolios mediante estrategias anti-OPA, la reducción de los costos de transacción, compartir los riesgos y también los fraudes fiscales y estafas, traslado de beneficios a paraísos fiscales mediante los prestamos y comercio interempresarial, aumentar la confianza y grupos de interés, etc. Esta tendencia de reforzamiento de los monopolios lo reconocen claramente los autores del estudio cuando concluyen que esta estrategia de las grandes compañías “debilita la competencia del mercado”.


Según el estudio se encontró que la red la componen unas  23.825 empresas transnacionales (0,06 % de los agentes económicos mundiales). La mayoría de los nodos (77%) pertenecen a las grandes corporaciones, bancos y fondos de inversión que llegan a controlar 463.006 los agentes económicos o filiales (de 600.508 estudiados) y  concentran 889.601 relaciones entre ellas (de 1.006.987 establecidas).  El 11,7% de los nodos restantes pertenecen a empresas con un tamaño 2000 menor y las empresas más pequeñas solo contienen  230 nodos y el 90% de las mismas tiene menos de 10 nodos. El estudio calculó unas 295 grandes corporaciones mayores que serían la base principal de esos nodos [12], relacionadas con más de 1000 grandes compañías conectadas a ellos y relacionados entre sí.

Desde el punto de vista geográfico, los grandes grupos más fuertemente conectados integrados por las mayores compañías y corporaciones financieras incluían a las empresas de 191 países. Este grupo lo integraban 15.491 empresas transnacionales [13](alrededor del 36% de todas las empresas transnacionales), pero representaban el 94,2% de los ingresos operativos totales, procedentes de 83 países diferentes. Esto significa que los principales accionistas de todo el mundo tienen acciones en empresas transnacionales ubicadas en un número más restringido de países y, a la vez, concentran aún más sus participaciones en la propiedad de las grandes compañías transnacionales conectadas en un número cada vez menor de países.[14]

En términos de relaciones y alianzas, la red y sus nodos se componen de muchas corporaciones conectadas, pero las más grandes (3/4 de todos los nodos) contiene todas las principales ETN por su valor económico, que representan el 94,2% del total de las empresas transnacionales según los ingresos y que son la base de los estudios sobre el gobierno corporativo mundial, que a menudo se hacen.
En estos nodos fuertemente conectados, lo componen un conjunto de empresas donde cada miembro es propietario directa e/o indirectamente, de acciones de todos los demás miembros. En estos nodos (1.347 nodos) generalmente  contienen un componente dominante fuertemente conectado. Su particularidad es que este componente principal  o núcleo, es muy pequeño en comparación con las otras secciones de la red. El núcleo es también muy densamente conectado, con miembros que tienen, en promedio, los lazos a otros 20 miembros. Como resultado, aproximadamente 3/4 de la propiedad de las empresas en el núcleo queda en manos de las empresas de la propia central.

La mayoría de las grandes  ETN son a menudo el núcleo o centro de los nodos y  están conectadas por relaciones de propiedad lo que facilita la formación de bloques que sencillamente suprimen de hecho la famosa competencia del mercado. La existencia de estos núcleos monopólicos en el mercado global nunca se había documentado antes  como lo hace este estudio demostrando con claridad la existencia de una "súper-entidad" mundial que actúa como un bloque con absoluta claridad de sus intereses y objetivos a los cuales adecuan toda la política y estrategia militar a nivel de todo el planeta. En palabras más sencillas, estamos en presencia de un súper monopolio mundial que deja como verdaderas bodegas los monopolios estudiados a principios del siglo XX.

Esta estructura fuertemente piramidal es lo que le permite  a las instituciones financieras establecer contratos financieros, expandir préstamos como los famosos y envenenados derivados de crédito, con varias otras instituciones, diversificar los riesgos y planificar con alevosía, ventaja y nocturnidad las periódicas crisis financieras, ataques a las monedas nacionales o regionales, quebrar Estados y economía amparados en la total desregulación financiera, los paraísos fiscales, pero sobretodo en el secreto y confidencialidad de la información de estos contratos y créditos, en verdaderas operaciones secretas dignas de los mejores estrategas militares. Estas estafas y fraudes se facilitan como lo reconocen los autores del estudio porque “en varios países, la existencia de tales vínculos financieros se correlacionan con la existencia de relaciones de propiedad”, y  tal como lo demuestra  A. Boron  con algunos hechos en su artículo arriba citado y como lo demostramos en el 2009 en nuestro artículo La crisis financiera: ¿fin del capitalismo o Inicio de un  nuevo orden capitalista mundial? [15]

Sin embargo, la conclusión más demoledora de los estudiosos de Zúrich es la demostración de cuán reducido es el poder económico mundial:


“En principio, se podría esperar que la desigualdad de control es comparable a la desigualdad de ingresos entre los hogares y las empresas, ya que las acciones de la mayoría de las empresas son de acceso público en los mercados de valores. Por el contrario, nos encontramos con que sólo 737 titulares principales acumulan el 80% del control sobre el valor de todas las empresas transnacionales. Esto significa que el control de la red es mucho más desigual que la riqueza. En particular, los actores principales mantienen un control diez veces más grande que lo que cabría esperar en función de su riqueza”
 [16]


En resumida, 773 corporaciones o titulares en todo el mundo son en definitiva quienes deciden sobre el destino, la vida y la muerte de los casi siete mil millones de seres humanos que habitan hoy el planeta.
[17] Si observamos la red de los principales titulares del dominio mundial que elaboraron los autores del estudio y los comparamos con el reducido número de bancos a los cuales la FED secretamente le trasladó más de 16.000 billones de $, incluidos en el informe del senador norteamericano Bernie Sanders que dirigió la Oficina de Contabilidad del Gobierno, citado arriba por A. Boron, veremos con bastante aproximación donde está concentrado el poder económico y consecuentemente el poder político y militar del mundo.




A manera de conclusión preliminar

Las conclusiones principales de estos estudios las resumió la periodista Yaiza Martinez  para la Revista Electrónica Tendencias 21.net, en la siguiente forma, a la cual le hemos agregado algunos comentarios: “Combinando matemáticas ya utilizadas para modelar sistemas naturales con datos integrales de las corporaciones, los científicos elaboraron un mapa de los dominios de las corporaciones transnacionales de todo el mundo.

Según James Glattfelder, uno de los autores del estudio: “La realidad es tan compleja que debíamos movernos más allá de los dogmas y de las teorías conspirativas del mercado libre, para generar un análisis basado en la realidad”. Estudios previos habían constatado que unas pocas CTs (Compañías Transnacionales NN) manipulaban una gran parte de la economía mundial, pero éstos habían incluido sólo a un número limitado de corporaciones y habían omitido posesiones indirectas (de acciones o participaciones en otras organizaciones), por lo que no pudieron establecer cómo afectaba la red de corporaciones a la economía global, por ejemplo, a su grado de estabilidad.

Lo que ha hecho el equipo de investigadores de Zurich es utilizar la Orbis 2007, una base de datos sobre 37 millones de organizaciones e inversores de todo el mundo y extraer de ella las 43.060 corporaciones transnacionales y sus posesiones vinculadas. A partir de esta información, los científicos elaboraron un modelo sobre el control de estas corporaciones sobre otras, a través de las redes de compra de acciones. De esta forma, se generó un mapa de la estructura del poder económico en el mundo.


Una súper entidad altamente cohesionada

El resultado, que será publicado en la revista PloS One, reveló que existe un núcleo de 1.318 corporaciones que interbloquean las posesiones generales. Cada una de estas organizaciones tiene lazos con otras dos o más corporaciones, aunque la media están conectadas con un total de 20. Además, aunque estas 1.318 organizaciones reúnen el 20% de los ingresos operacionales globales, en realidad poseen colectivamente, a través de sus participaciones, la mayoría de las acciones y fábricas del mundo – la economía “real”-, con las que acumulan más de un 60% de los ingresos globales.

Profundizando más en la red de posesiones mundial, los investigadores constataron además que existe una “súper entidad”, formada por sólo 147 corporaciones muy cohesionadas entre sí. Las posesiones de cada una de ellas son sostenidas por el resto de los miembros de esta súper entidad, que controla el 40% de la riqueza total de la red. Glattfelder señala que “en efecto, menos del 1% de las corporaciones del mundo pueden controlar el 40% de toda la red económica”. La mayoría de estas corporaciones son instituciones financieras. Entre las 20 primeras están Barclays Bank, JpMorgan Chase & Co, y el Grupo Goldman Sachs”.
[18]

El error de uno de los autores del estudio y del periodista que cubre la noticia consiste en decir que este “mapa del monopolio económico del mundo es que muestra que este tipo de redes nucleares son inestables: Si una de las empresas que la componen tiene problemas, éstos se propagan, explica Glattfelder. El colapso financiero de 2008 ha demostrado esta inestabilidad“.
[19]

Los hechos políticos, económicos y militares ocurridos a nivel mundial en especial desde el 2008, son las más contundentes pruebas de la solidez y estabilidad del sistema capitalista en la actualidad y la demostración objetiva y “matemáticamente demostrada”  que el poder y el gobierno mundial del capital financiero y de la burguesía, no son especulaciones de teóricos de la conspiración, sino que es una verdad y una realidad que hoy matemática y sólidamente se demuestra no solo en el aspecto teórico con estas investigaciones, sino con la reorganización  de la economía y política mundial que desde el 2008 viene realizando este poder global a escala planetaria.

Pero esta  conclusión de los autores sobre una supuestamente  inestabilidad de las redes, es precisamente la mejor prueba de cómo a esta inmensa red controlada por un número reducido de bancos, corporaciones y titulares se le hace relativamentefacil  organizar periódicamente crisis financieras, crash, ataques financieros donde llegan a sacrificar algunos peones y piezas importante como Bear Stearn, Lehman Brothers, Merry Lynch en el 2008. Sin embargo al final quedan bancos y compañías quebradas y absorbidas por el mismo súper monopolio, pero los propietarios de éste aumentan sus ganancias y riquezas. Se apoderan de los fondos, propiedades y ahorros de millones de personas, incluyendo algunos grandes bancos y compañías que pierden masas inmensas de capital con los bonos basuras,  se apoderan” por un dólar de inmensos activos” y encima los gobiernos y los Estados les pagan por la estafa hecha. Una estafa y saqueo reiterada y continuada como esta no había ocurrido jamás en la historia, sin hacer un solo disparo. Los botines de las dos guerras mundiales, que fueron a parar a manos de los grandes banqueros, palidecen ante  estos trofeos obtenidos por el capital financiero mundial. Y sin embargo, aun hay economistas y algunos “marxistas” que repiten cansonamente las viejas letanías sobre “el fin del capitalismo”, la crisis sistémica del capital y otros cuentos sin ningún asidero real.

Hay crisis profunda, es verdad, pero esta crisis no la padece el capital, ni el súper monopolio mundial, sino 6.000 millones de seres humanos hacia los cuales el capital le está pasando la factura de la misma  a través de hambre, desempleo, inflación, exclusión, miseria, reducción de salarios y seguridad social, perdida de propiedades y ahorro, aumento en los precios de la energía y alimentos básicos y las mil y una medidas con que el capital se apodera crecientemente de la riqueza mundial a expensa de la inmensa mayoría empobrecida y miserable.

La ingenuidad de los investigadores y periodista la ratifican cuando al final de la valiosa e importante noticia se preguntan: “Según los científicos de Zurich, la gran pregunta ahora es si el poder político puede ejercer semejante autoridad sobre las corporaciones”
[20], y no perciben que precisamente esta súper monopolio planetario que ellos han demostrado, en última instancia es el verdadero poder que controla y traza la política y economía a nivel mundial, y donde los gobiernos del mundo, cualquiera sea su carácter civil o militar, fruto de elecciones o de golpes de estados, religiosos o ateos, no son más que su operadores políticos. Muchos de ellos conformados por asalariados y empleados o socios insignificantes de los bancos, fondos de inversión  y empresas transnacionales a las cuales le prestan sus servicios. La prensa y la literatura económica mundial pasada y presente están llenas de estos ejemplos donde el capital financiero traslada de un lugar a otro entre sus instituciones y organizaciones políticas, militares o económicas, nacionales o internacionales, incluyendo los gobiernos a sus más experimentados y fieles servidores hombres y mujeres de confianza. [21]

En todo y cada uno de los lugares en que estas personas actúan en todo el mundo siempre representan y defiende como verdaderos perros de caza los intereses de este súper monopolio. Hoy más que nunca, esta realidad mundial comprueba con milimétrica exactitud las palabras del Manifiesto Comunista, escritas hace 163 años: “la burguesía, después del establecimiento de la gran industria y del mercado universal, conquistó finalmente la hegemonía exclusiva del Poder político en el Estado representativo moderno. El gobierno del Estado moderno no es más que una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa... La burguesía ha desempeñado en la historia un papel altamente revolucionario".

Sin embargo, los autores del artículo, establecen una conclusión, que no admite duda y que comprueba la madurez objetiva de la situación económica mundial para una solución colectiva a la crisis que padece la mayoría de la humanidad: “De cualquier manera, los cambios para resistir a la estructura de la red económica global son de interés común”.  Y no puede ser de otra manera, al callejón sin salida  adonde el capitalismo mundial  ha conducido a las cuatro quintas partes de la humanidad,  la única salida que  le queda a esta humanidad sufriente, excluidas y hambrienta es sencillamente la solución colectiva. Jamás la humanidad había estado más madura económicamente para el establecimiento de una sociedad mundial colectiva, sin frontera, donde cada quien reciba de acuerdo a su trabajo, sin Estados, propiedad privada sobre los grandes medios de producción, como la sociedad mundial actual y sin embargo, cuán lejos están las clases oprimidas y trabajadoras del mundo de  adquirir conciencia de cuáles son sus verdaderos y generales intereses de clase.

Cuando los “indignados” se enfrentan a los gobiernos respectivos reclamando empleo, salarios y  seguridad social; cuando  millares de jóvenes se enrolan en los ejércitos de la OTAN y masacran y asesinan otros pueblos en nombre de una supuesta libertad y derechos humanos; cuando millones de seres humanos se mueren de hambre y sin vivienda y caen en la miseria y mendicidad; cuando una clase obrera solo lucha, retrocede y se divide defendiendo solo su puesto de trabajo; cuando millones de jóvenes caen en el mundo de las drogas, la prostitución y el crimen, debemos reconocer con claridad que el capitalismo y la burguesía han hecho muy bien su papel como clase para sí, con claridad de sus intereses generales y mundiales y que no es momento para llenarnos la boca con Revoluciones de marioneta, con gritos triunfalistas sobre el fin del capitalismo y su supuesta crisis sistémica y pensar seriamente en cómo salir de este callejón sin salida en que nos encontramos y hallar dentro de la sociedad actual la fuerza social, las masas que constituyan la fuerza política y militar organizada que pueda vencer al peor enemigo que ha conocido la humanidad como es la furia del capital privado.

 

..............................................

Notas:

[1] Son famosos en los libros y estudios sobre el Grupo Bildeberg, la Comisión Trilateral, Council on Foreign Relations, Rand Corporation  asi como el Foro de Davos entre otros. Organismos desde donde a menudo salen las líneas directrices de la economía y política mundial.
[2] http://es.scribd.com/doc/68663351/Stefania-Vitali-James-B-Glattfelder-Stefano-Battiston-The-Network-of-Global-Corporate-Control
[3] Ídem.
[4] Ídem.
[5] Ver anexo 1 donde está la lista de esas empresas
[6] Según la Organización Internacional del Trabajo “En la actualidad hay unas 50.000 empresas multinacionales con 450.000 filiales que dan trabajo a más de 200 millones de personas en el mundo. Su impacto puede percibirse en casi todos las facetas de la actividad industrial, comercial, de servicios y negocios.  http://www.ilo.org/global/topics
[7] De las 500 corporaciones más grande del mundo según FORTUNES 2011, 431 (86,2%)  se ubicaban en  solo 12 países, de los 200 del mundo. Pero 361 de ellas, el 72,2 % se concentraban en seis países: EE.UU, Japón, China, Francia, Alemania e Inglaterra
[8] http://www.soberania.org/Articulos/articulo_4864.htm
[9] Al final se coloca la lista de los primeros 50 titulares según los autores del estudio. El trabajo completo se puede leer en; http://es.scribd.com/doc/68663351/Stefania-Vitali-James-B-Glattfelder-Stefano-Battiston-The-Network-of-Global-Corporate-Control
[10] Estos verdaderos descubrimientos sobre el verdadero poder mundial solo han sido posibles por las investigaciones que a nivel mundial se vienen haciendo luego de la inmensa estafa que significó la estafa financiera mundial del 2008 y por los modernos métodos informáticos para manejar grandes redes sólo han estado disponibles muy recientemente. Hoy a los críticos de la Teoria de la Conspiración solo nos queda  recordarles que no sabemos si las brujas existen, pero de que vuelan, vuelan.
[11] http://www.tendencias21.net/Definen-empiricamente-la-red-capitalista-que-domina-al-mundo_a8046.html. Jueves 20 Octubre 2011
[12] Ídem.
[13] Ídem.
[14] Para un ejemplo del poder mundial y sus testaferros con motivo de la “crisis “actual en Europa  se puede leer http://www.webislam.com/articulos/65729-quien_ha_dado_el_golpe_de_mercado_en_europa.html  y  http://lacasaeuropa.blogspot.com/2011/11/la-crisi-es-molt-facil-dentendre-qui.html
[15] “El esquema Ponzi es una operación fraudulenta de inversión, que implica el pago de prometedores o exagerados beneficios. Esta estafa consiste en un proceso en el que las ganancias que obtienen los primeros inversionistas son generadas gracias al dinero aportado por los nuevos inversores que caen engañados por las promesas de obtener grandes beneficios. El sistema sólo funciona si crece la cantidad de nuevas víctimas. http://es.wikipedia.org/wiki/Esquema_Ponzi. En resumida se trata de la clásica estafa en pirámide, muy conocida en el mundo desde comienzos del siglo XX.
[16] El término Robber Barons (barones ladrones) se acuñó en el s XIX en los Estados Unidos para denominar a los industriales y banqueros que monopolizaron sus respectivas industrias y amasaron mega-fortunas, y lo consiguieron mediante prácticas que violaban la libre competencia en los mercados. Los más famosos de entre los reconocidos posteriormente como barones ladrones son John D. Rockefeller [petróleo, foto], Cornelius Vanderbilt [ferrocarriles], Andrew Carnegie [acero], y J.P. Morgan [banca]. Todos lavaron posteriormente sus pecados - capitalismo de amigotes alrededor de gobiernos corruptos y no libre competencia - creando universidades y fundaciones, practicando la obra social como indulgencia para redimir sus latrocinios a gran escala. http://valdeperrillos.com/materiaoscura/barones-ladrones. Como vemos, desde hace más de 120 años estos señores manejan la economía de EE.UU como un verdadero feudo.
[17] Cobrar los intereses por la simple posesión de acciones.
[18] http://www.matrizur.org/index
[19] “La Doctrina que Bush estableció en su discurso "La estrategia de seguridad nacional de Estados Unidos" (20 de septiembre de 2002), promueve un "único modelo sostenible para el éxito" a través de guerras ilimitadas y unilaterales y de ofensivas "preventivas". Aunque expresada en el lenguaje de la "defensa" y la "libertad", la doctrina Bush es una desviación extrema de la doctrina de "contención" de Truman (limitar la influencia soviética) y aún de la doctrina de "para atrás" de Reagan (revertir la influencia soviética). La doctrina de Bush está basada en enemigos indefinidos que son "redes de individuos en las sombras" que se "superponen" con Estados, enemigos que están planeando ataques "inminentes" con tecnologías peligrosas. Las amenazas políticas de Bush, su inclusión y profundidad, alcanzan al mundo entero, que es exactamente el objetivo de la política imperial: la conquista global”. James Petras. En http://www.caum.es
[20] EEUU: Una estafa de 16 billones de dólares por Atilio A. Boron.
[21] Ídem.

   
   
Share |
 
[*] Pablo Hernández Parra / E-mail: nicolparra5718@yahoo.com.ve

   
  Artículos anteriores del autor:
 

Salir de Chávez... ¿Y después qué? - y V
Pablo Hernández Parra* / Soberania.org - 21/11/11

Salir de Chávez... ¿Y después qué? - IV
Pablo Hernández Parra* / Soberania.org - 24/10/11

Salir de Chávez... ¿Y después qué? - III
Pablo Hernández Parra* / Soberania.org - 17/10/11

  Más artículos...
 
     
www.soberania.org - Contacto: soberania.org@gmail.com / 2002 - 2011